POLÍTICA: Ley de Agentes ExtranjerosCovid-19: Variante ómicron NEGOCIOS: Bitcoin en El Salvador SUCESOS: Casos de desaparecidos

Siobhan Morden: “Será difícil recuperar la confianza de los inversores mientras domine la agenda política autocrática”

La analista de mercados con más de 30 años de experiencia, asegura que desde el 1 de mayo a la fecha, todas las decisiones que ha tomado Bukele han elevado el estrés de los inversionistas que ahora se preguntan: ¿Cómo va a pagar los próximos bonos?

Por @KarenMolina5 | Sep 29, 2021- 06:15

Su análisis es el termómetro para muchos inversionistas en el extranjero que están decidiendo si prestar o no dinero al gobierno de acuerdo a sus riesgos. Video EDH/ Karen Molina

Siobhan Morden es analista de mercados desde hace 30 años y desde hace algunos años se ha enfocado en El Salvador, un país dolarizado, que hasta hace unos meses, le interesaba mucho por su gran expectativa de crecimiento económico, tras la llegada de Nayib Bukele como presidente. Sin embargo, su percepción sobre la economía salvadoreña comenzó a cambiar desde el 1 de mayo, cuando Bukele y al Asamblea oficialista comenzaron a concentrar más poder y se develó una marcada agenda política para mantenerse en la presidencia y tener a su disposición a todas las instituciones gubernamentales.

A estas alturas, la analista de Amherst Pierpont, con sede en Nueva York, EE.UU.,  cree que el país ha llegado a un nivel de estrés económico máximo y que las medidas que podrían revertirlo, no asoman por ningún lado. En esta entrevista, la analista detalla cómo se ve El Salvador desde afuera y la percepción que hay entre los inversionistas.

Su análisis es el termómetro para muchos inversionistas en el extranjero que están decidiendo si prestar o no dinero al gobierno de acuerdo a sus riesgos.

La caída en el precio de los bonos salvadoreños en los mercados internacionales ya da una muestra de cómo perciben al país.

Histórica caída en el precio de los bonos salvadoreños por desconfianza de pago

K.M/¿Cómo están viendo los inversionistas a El Salvador en estos momentos?

S.M: El mercado está bien nervioso porque hay dos cosas: el precios de los bonos depende del riesgo de financiamiento, es decir, si hay capacidad de pago, y si hay voluntad para pagar en el corto plazo, pero también los precios dependen del riesgo de solvencia. Es decir, hay crecimiento adecuado, hay voluntad de disciplina fiscal para pagar en el futuro y el problema de El Salvador es que tenemos un peso de deuda muy grande, casi 90 % del PIB.

El problema llegará en enero de 2023 porque tenemos esa amortización del bono 23 de $800 millones y cuando hablamos de riesgo de financiamiento, el problema es que para el año entrante, ¿qué fuentes hay para el presupuesto 2021? Este es en el fondo lo más importante porque El Salvador está llegando al máximo nivel de fuentes de financiamiento. Las multilaterales que están basadas en Washington DC., me imagino que no darán una fuente de apoyo del presupuesto sin un programa con el Fondo Monetario Internacional (FMI)

Entonces, sin un programa con el FMI es muy difícil acceder a crédito externo y el exministro Fuentes, en su entrevista recientemente puso énfasis en este tema.

Hemos tenido la semana pasada una entrevista con el jefe de comunicaciones del Fondo Monetario, Gerry Rice y en esta presentación había preguntas de El Salvador y fue claro cuando él decía: sí, podría haber una misión del equipo técnico pero esta misión está basada en revisar su artículo IV, es decir, un análisis que se hace cada año para revisar su estatus del artículo IV. Eso no tiene nada que ver con un programa de fuente de financiamiento del FMI, sino que es algo típico con cada país miembro.

Entonces, el mercado ha ajustado y quitado esta opción de programa con el Fondo y estamos a un nivel preocupante. Como decimos en inglés: hemos llegado un nivel de estrés mayor con más de un 10 % de rendimientos en los bonos, lo que refleja la preocupación de cómo va a financiarse El Salvador, cómo va a pagar los cupones de corto plazo y la amortización de 2023.

Precio de bonos salvadoreños no se recupera desde el 1 de mayo

Hay muchos titulares sobre Bitcoin, mucho énfasis en este tema, pero no tiene mucho que ver (con la preocupación de los inversionistas) porque es una distracción. Igual podría haber algún beneficio en algunas partes, como en las remesas, el acceso al sistema financiero… sí podría haber beneficios, pero el problema no es Bitcoin. El problema es la agenda política que domina y esta agenda es concentración de poder y cuando hay concentración de poder es difícil atraer inversión, es difícil entender la política económica porque hay una concentración de decisiones en una sola persona y hay mucha no se puede predecir, es impredecible. Entonces, lo importante es el crecimiento y disciplina fiscal, pero dónde está? Cuando hay una agenda política, típicamente hay énfasis en gastar y se nota en las cifras fiscales mensuales.

Hay impuestos que están sobreponderados, pero eso no compensa el gasto muy grande y hay un déficit fiscal casi del doble.

¿Cómo va a financiarlo? Cada día hay otro titular de: gasto en subsidio de Bitcoin, gasto en subsidio de salarios. Hay mucho énfasis en gastar porque típicamente cuando hay una agenda política hay que mantener su popularidad y típicamente se logra por un estímulo fiscal.

K.M/Justamente Bukele anunció el 15 de septiembre una nueva reforma de pensiones que ofrecerá más dinero para la gente. Qué opina sobre esto?

S.M: Eso es muy importante en términos de cuál es la agenda económica. Para cualquier líder lo importante es el presupuesto porque para gobernar tiene que gastar. Hay que tener un presupuesto donde haya fuentes para gastar y si no hay acceso externo de crédito, típicamente hay énfasis en los prestamistas de última instancia. Normalmente este papel es del Fondo Monetario, pero cuando no hay acceso, los inversionistas locales son los prestamistas de última instancia y me imagino que la reforma de pensiones es por esta intención, para buscar fuentes de financiamiento localmente, para extender la capacidad de financiarse internamente.

Entonces, si se miran las dos pensiones privadas, la mayoría ya está invertidas en créditos y bonos soberanos, más o menos el 80 %. Entonces, hay un margen de capacidad que igual podría vender si hay acciones y se libera para comprar más bonos soberanos. Me imagino que esta es la intención y esta coincide con muchos titulares sobre la nacionalización de los fondos de pensiones. Sin embargo necesitamos ver con claridad este mes que viene, que coincide con la presentación del presupuesto y con ello, tiene que alinear cuáles son las fuentes. Esto coincide con la reforma de las pensiones y la búsqueda de mayor financiamiento.

Este riesgo… y no sé cómo será en El Salvador, pero cuando hay nacionalización de las pensiones privadas, depende cómo se presenta. Fue muy interesante escuchar los comentarios del presidente Bukele. Era una campaña negativa contra estos fondos de pensiones y satanizarlas. Cuando estaba hablando de reforma de pensiones era interesante porque estaba como preparando a la gente diciendo: las pensiones no funcionan, no le dan los beneficios que merecen.

Bukele asistió el 1 de junio a la Asamblea Legislativa para dar su rendición de cuentas anual. Ahí dijo que desmontaría el aparato ideológico.

K.M/Su lenguaje era contra las administradoras de pensiones, a las que acusa de dar pensiones miserables.

S.M: Sí, por ese lenguaje sugiere que se racionaliza la intervención pública y típicamente no he visto los estudios, pero el manejo público es típicamente inferior que el manejo privado. Y lo interesante fue la reacción de Argentina en 2008, cuando la presidenta Cristina Fernández de Kirchner nacionalizó la pensiones. Fue una reacción horrible en los mercados financieros. Pero el mercado de Argentina es diferente porque sus mercados domésticos son muy sensibles a la política económica debido a la historia de crisis que ha tenido.

En El Salvador es difícil saber cómo será la reacción y la reacción en sí misma es muy importante porque si hay nerviosismo local, podría haber huida de capital y si hay huida de capital, ¿dónde estará esa fuente de ahorro local para financiar al gobierno? Se va huyendo.

Eso es una preocupación de corto plazo que estamos monitoreando porque la gente está nerviosa pues El Salvador es un país dolarizado y depende de entrada de capital, no de la salida de capital.

K.M/Cuando los inversionistas se enteran de todo esto, qué opinan ellos del país, qué dicen ahora?

S.M: Legalmente no puedo decir qué opinan los clientes pero mi punto de vista es algo parecido a ellos. Lo difícil de aquí en adelante para cualquier inversionista es saber cuál es el programa económico de Bukele, cuándo habrá racionalidad económica porque hay mucho énfasis en la campaña política y en la concentración de poder que es difícil saber cuáles son las fuentes de crecimiento, cuándo vamos a llegar a la disciplina fiscal pues hasta este momento no hay. Y este es el problema del FMI.

K.M/¿Y qué podría reducir el nivel de desconfianza que los inversores tienen en este momento?

S.M: Al final de junio salió un plan con el FMI para normalizar las relaciones y la independencia de la prensa, independencia de las asociaciones jurídicas y otros puntos para la democratización de El Salvador, pero desde ese mes no hay progreso, sólo retrasos, sólo pasos para atrás y si hay estas tensiones globalmente, no solo con los Estados Unidos, sino también con otros países, será muy difícil porque es incompatible la agenda política con la agenda económica. Lo ideal sería algún avance con este plan democrático, pero no hay avance y no hay pasos. Desde el 1 de mayo, hasta septiembre, todos los anuncios se dan contra un plan de democracia, entonces las implicaciones de este plan es si alienta la entrada de capital o la salida de capital y esto es una debilidad para la dolarización en sí misma.

La estrategia política autocrática no es compatible con una estrategia económica coherente. ¿Cuáles son los catalizadores de la inversión privada y el crecimiento? La dependencia del consumo público no es sostenible con escasas opciones de financiamiento bajo la dolarización y un elevado volumen de deuda del 90%. Será difícil recuperar la confianza de los inversores mientras domine la agenda política autocrática sin un compromiso obvio con la disciplina fiscal y sin un catalizador para una tendencia de crecimiento más alta.

K.M/Frente a esta realidad, ¿podría haber otra alternativa para calmar a los inversionistas?

S.M: Hay varios senderos: si calman los titulares, si se nota mes a mes que los gastos se están restringiendo, si pudiera acceder a fuentes ortodoxas y mes a mes va mostrando su disciplina fiscal, podría gradualmente calmar los mercados y mejorar algo de credibilidad. Eso podría ser un sendero posible, pero es difícil decir si eso es un plan porque las intenciones parecen que son fuentes de financiamiento heterodoxa, forzada y ese no es un sendero racional. Entonces, si podría lograr fuentes de financiamiento de corto plazo, puede ayudar con la probabilidad de pagar el bono 23, pero cuál es el plan para pagar el bono 50? Es una estrategia de solo corto plazo y eso es lo difícil porque hasta este momento: ¿cuál es el plan de mediano plazo? y lo que es incompatible es cómo va a atraer inversión de alto financiamiento en Bitcoin mientras su agenda política aleja la inversión de largo plazo porque hay mucha incertidumbre. No sería compatible. Igual gradualmente podría llegar a un sendero racional. Yo creo que la clave es la disciplina fiscal. Si podría mostrar voluntad para disciplina fiscal, gradualmente podría recuperarlo, los rendimiento se bajan e igual mejora la confianza empresarial y la confianza del consumidor.

K.M/Costa Rica, por ejemplo, tenía un déficit de más de 8% y ahora está al 3 % después de tener un acuerdo con el FMI.

S.M: Costa Rica es el ejemplar de un programa con el Fondo Monetario post pandémico que es exitoso y el beneficio es que los rendimientos son mucho más baratos para financiarse localmente y afuera y eso ayuda con menos presión en la comunidad financiera y se mejoran las perspectivas de crecimiento de mediano plazo. Eso se llama un círculo virtuoso pero en El Salvador claramente veo una agenda política que no es una agenda racional.

Podría cambiarse cuando se dé cuenta que no funciona, que es incompatible, pero es aprender por errores y si llega un punto en que llega un déficit financiero y no se pueden lograr fondos, ¿cuál podría tener más pragmatismo? Aunque en este momento no hemos visto nada de pragmatismo.

Estamos en un momento de rendimientos (tasas de interés) muy altos, lo peor de América Latina, y no vemos pragmatismo. Cada mes es más agenda política, más política heterodoxa, más gasto fiscal y hasta este momento no llegamos a un punto de ir a la inversa. Podría ocurrir, pero en estos momentos no hemos visto nada de pragmatismo.

K.M/Es urgente que El Salvador logre un acuerdo con el FMI?

S.M: Es crucial y es importante en dos aspectos: primero es proveer acceso a crédito y así se reduce la presión del presupuesto. Es como un prestamista de última instancia y baja la presión. Además es un voto de confianza de su programa económico porque puede beneficiarse de la credibilidad del FMI en saber que va a diseñar un programa racional y coherente.

Pero , tras dos años, no hay pragmatismo económico. Solo veo prioridad política. Su estrategia es muy improvisada y es muy difícil para los inversionistas tener un plan de mediano plazo. ¿Cuándo van a pagar mis bonos para 10 años? Al final de eso, tenemos niveles de estrés. Veremos si esto cambia de rumbo en los próximos meses o no.

PERFIL SIOBHAN MORDEN

Siobhan Morden es jefa de estrategia de renta fija para América Latina en Amherst Pierpont Securities con casi 30 años de experiencia. Anteriormente, fue Jefa de Investigación y Estrategia para América del Norte y Jefa de Investigación y Estrategia de Mercados Emergentes para América Latina en ABN AMRO.

Morden recibió una maestría de la Universidad de Nueva York, una licenciatura de Boston College y un certificado de posgrado en economía social y derecho cooperativo de la Universidad del País Vasco en San Sebastián, España, donde fue becaria Fulbright. Ha vivido y viajado extensamente por América Latina, incluidos Ecuador, México y Paraguay y se especializa en países que entran o salen de una crisis económica.

KEYWORDS

Bonos Del Tesoro Economía Emisión De Bonos Nayib Bukele Negocios Redes Sociales Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad