El primer parque eólico del país implica inversión de 110 millones de dólares

El parque generará electricidad a partir de la fuerza del viento, por medio de entre 15 y 20 aerogeneradores de fabricación europea.

Parque EÃ?lico

Parque Eólico San Antonio El Sitio, en Guatemala. 

/ Foto Por Archivo

Por Guadalupe Hernández

Ene 31, 2017- 05:00

Los vientos de Metapán, en Santa Ana, serán transformados dentro de poco en energía eléctrica. En ese municipio del occidente se construirá el primer parque eólico de El Salvador, con lo que el país sigue los pasos de Guatemala, Honduras, Nicaragua y Costa Rica, que ya cuentan con esta tecnología.

La tarea estará en manos de la empresa Tracia Network Corporation, que pertenece al Grupo Centrans, un conglomerado con presencia en las industrias de energía y servicios marítimo-portuarios. La inversión alcanza los 110 millones de dólares.

El parque inyectará 50 MW de potencia a través de la subestación eléctrica Guajoyo, a 99 kilómetros al noroeste de San Salvador, en Metapán, desde donde será distribuida a todo el país, a un precio de 98.78 dólares por MW hora, detalló Jorge Eduardo Sinibaldi, uno de los involucrados en el proyecto.


ADEMÁS: Energía eólica atrajo inversiones por $15,500 Mlls. en 2016 a A.L


Sinibaldi es el director del Parque Eólico San Antonio, en Guatemala, que también pertenece al Grupo Centrans.

En declaraciones a Expansión, Sinibaldi añadió que el parque tendrá entre 15 y 20 aerogeneradores, cada uno de los cuales tendrá una capacidad de 2.5 a 3.5 megavatios.

Tracia Network Corporation es una de las ganadoras de las más reciente licitación de energías renovables que organizó la distribuidora eléctrica DelSur. La adjudicación recibió la semana pasada el visto bueno de la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones (Siget).

La empresa debe comenzar a inyectar energía a la red a partir del 1 de abril de 2020.

Los aerogeneradores son máquinas de hasta 60 metros de altura, equipados con aspas, que convierten la fuerza del viento en energía mecánica.

“Se tienen tres años para la construcción del proyecto. Entonces, se van buscando las mejores posiciones para la instalación de las torres dentro de la tierra que está disponible. Algunas propiedades se compran y otras se alquilan”, explicó Sinibaldi.

El montaje de la maquinaria y el desarrollo del parque en su totalidad generará empleo para unos 400 salvadoreños, desde albañiles, electricistas, ingenieros, y técnicos en ingeniería, entre otros.

“La prioridad es que la mano de obra sea salvadoreña”, expresó el ejecutivo.

Parque Eólico San Antonio El Sitio, en Guatemala

Otros parques de la empresa

La compañía es la ejecutora del parque Eólico San Antonio El Sitio, ubicado a unos 30 kilómetros al sur de la ciudad de Guatemala. El proyecto tiene una potencia de 2.8 MW, fue construido con una inversión de $115 millones, e inició operaciones comerciales en abril de 2015.

En Nicaragua, la firma ha desarrollado los parques eólicos Amayo 1 y 2, cerca del Lago de Managua, los cuales producen unos 240,000 MW de energía limpia y renovable por año.

La apuesta de la compañía guatemalteca, por el momento, no es seguir abriendo mercado en la región, sino más bien concentrarse en la operación de El Salvador que está por emprender.

“Si en un futuro las distribuidoras siguen haciendo procesos, y si las condiciones de este proyecto son las que esperamos, pues la idea sería seguir invirtiendo en El Salvador”, comentó el director.

Incentivos

De acuerdo con la Ley de Incentivos Fiscales para el Fomento de las Energías Renovables en la Generación de Electricidad, la instalación de centrales para la generación de energía eléctrica o ampliación de centrales existentes que utilicen fuentes de energía renovables gozan de beneficios fiscales.

Por ejemplo, durante los diez primeros años gozarán de exención total del pago de los derechos arancelarios de importación de maquinaria, equipos, materiales e insumos destinados a la inversión.

Además los ingresos derivados de la generación de energía tendrán exención total del pago del Impuesto sobre la Renta por un período de cinco años en el caso de los proyectos superiores a 10 MW); y de diez años los de 10 o menos MW.

El proceso

Tracia resultó ganadora en una licitación para contratación 170 Megavatios (MW) de potencia de energía basada en fuentes de generación eólica y fotovoltaica.

Como resultado del proceso, las autoridades locales adjudicaron cinco proyectos, uno de tecnología eólica y cuatro de solar fotovoltaica.

En el caso de los proyectos solares, los ganadores fueron: empresa Capella Solar, con dos proyectos de 50 MW cada uno; Sonsonate Energy, con uno de 10 MW, y Asocio Ecosolar, con uno de 9,9 MW.

Los proyectos ganaron con precios desde $49.55 hasta $67.24 por MW.

Los proyectos adjudicados representan una inversión aproximada de 340 millones de dólares y la energía que generen servirá para el suministro de más de 288,830 hogares salvadoreños.


LE PUEDE INTERESAR: La mayor planta solar del país inicia operaciones en pocos meses


LOS PROYECTOS EN CENTROAMÉRICA

EN GUATEMALA

El Grupo Centrans es el desarrollador del Parque Eólico San Antonio El Sitio, de 52.8 MW, a 30 kilómetros al sur de la ciudad de Guatemala, en uno de los sitios más atractivos para la generación de energía eólica.

El proyecto cuenta con 16 aerogeneradores terrestres marca Vestas, cada uno de los cuales tiene una potencia nominal de 3.3 MW. El proyecto produce anualmente unos 130,000 MW de energía limpia y renovable, equivalente al consumo de energía eléctrica de unas 90,000 familias guatemaltecas.

El parque vende su energía a través de dos contratos de abastecimiento de energía con las distribuidoras de Energuate (una subsidiaria del fondo inglés Actis) en Guatemala: Distribuidora de Electricidad de Occidente, S.A. (Deocsa) y Distribuidora de Electricidad de Oriente, S.A. (Deorsa).

Los contratos fueron firmados a un plazo de 15 años. El parque se desarrolló con una inversión de aproximadamente $115 millones e inició operación comercial en abril 2015.

El financiamiento para el proyecto fue estructurado bajo la modalidad de un crédito sindicado de $50.7 millones, suscrito por el BCIE, el Banco G&T Continental (G&T) y el Banco Agromercantil de Guatemala (BAM).

EN NICARAGUA

La empresa guatemalteca también construyó el Parque Eólico Amayo, que se ubica en la localidad de Rivas, 129 kilómetros al sureste de Managua, Nicaragua, una zona con vientos muy intensos y constantes.

El parque, que se divide en los proyectos Amayo 1 y 2, fue construido sobre tierras de cultivo a las orillas del Lago Nicaragua, y se extiende 2 kilómetros a ambos lados de la carretera Interamericana. Se compone de un total de 30 turbinas de 2.1 MW cada una, para un total de 60 MW de capacidad instalada.

Las turbinas eólicas utilizadas en el proyecto son de la marca Suzlon S88-2.1. Se considera que Amayo I fue el proyecto pionero en generación de energía eólica a gran escala en Centroamérica, allanando el camino para el auge de este tipo de energía en Nicaragua y el resto de la región.

Amayo I está en funcionamiento desde marzo de 2009 y cuenta con 19 turbinas de 125 metros de altura y 400 toneladas de peso para una capacidad total de 39.9 MW.

Amayo II inició operaciones en 2010 añadiendo 23.1 MW de capacidad instalada a través de 11 turbinas adicionales. El parque produce un total de 240,000 MW de energía limpia y renovable por año.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Padre e hija salvadoreños mueren ahogados en el río Bravo, México, al intentar cruzar hacia EE. UU.
Noticias Mitos y verdades sobre el orgasmo
Noticias La propuesta de otorgar 40 % de espacio en radios para música nacional aviva el debate en redes sociales