Funde advierte alza de impuestos e impago de deuda si no hay estrategia fiscal

La organización advierte que si los gastos y la deuda siguen en aumento, al país le tocaría recurrir a un acuerdo con el FMI y podría presionar a subir tributos

Las diferentes tiendas en los centros comerciales han colocado descuentos tras la reapertura de la economía. Foto EDH/ David Martínez

Por Katlen Urquilla

Oct 22, 2020- 07:00

Si las deudas y los gastos siguen sin freno en el actual gobierno y se cierran las puertas a más préstamos internacionales, el Ejecutivo podría recurrir a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y eso puede resultar en un alza de impuestos, advierte la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde).

Roberto Rubio, director ejecutivo de la organización, explica que es un escenario que se ve venir, aunque no a corto plazo, porque están cerca las elecciones y el gobierno no se atrevería a proponer una medida así, porque le afectaría electoralmente. “Y menos si se trata del IVA”, dice Rubio, ya que hay mucha presión fiscal sobre las empresas.

El economista dice que para enfrentar lo que se viene, luego del golpe económico como efecto del largo confinamiento por más de cinco meses, se deben buscar entendimientos sobre cómo abordar la situación y evitar una crisis fiscal.

“Después de las elecciones, si el gobierno tiene cerrados los chorros para tener crédito privado y está en un límite de la deuda, no le va a tocar más que hacer un acuerdo con el FMI”, apunta Rubio.

Agregó que si ese acuerdo con el FMI se llegase a dar, una de las medidas que pide es subida de impuestos. “Y si el país no hace algo para no llegar a un acuerdo con el Fondo en condiciones bastante caninas, el salvavidas que nos va quedando es el Fondo Monetario, en esas condiciones va a tocar apretar”, advierte.

Pero Rubio añade que hay otra posibilidad en vez de impuestos y es el recorte de gastos “y la reducción de la galopante corrupción que estamos viendo”. Pero agrega que si la salida es el recorte de gastos, podría haber despidos después de las elecciones. “Si continua la deuda como va, más duras van a ser las medidas, y sí hay que contemplar ese escenario (de alza de impuestos), remarca.

Rommel Rodríguez, investigador de Funde, señala que no hay una estrategia fiscal de mediano y largo plazo en el gobierno. “No vemos el presupuesto 2021 enmarcado en una hoja de ruta de cómo va a evolucionar la deuda pública y el déficit fiscal en los próximos años”, afirma.

Rodríguez indica que el guión que siguen muchos gobiernos es primero recurrir a deuda, pero hay un momento en el que ya no ven el impacto que tienen las nuevas deudas que adquieren a tasas más altas de intereses y eso representa una presión fuerte en el presupuesto estatal, y cuando se agotó el financiamiento y se necesita recursos, la consecuencia de esa presión lleva al aumento de impuestos.

Impago de deudas, otro escenario
Rubio y Rodríguez también plantearon que sin una estrategia fiscal, el país se encaminaría a un impago de las deudas, lo cual sería “desastroso” para la nación.

“Si seguimos en el camino que estamos, no vamos a poder pagar. El riesgo de un default está presente, no de inmediato, pero hay un margen limitado”, destacó Rubio.

Añadió que la “opacidad fiscal” es preocupante y eso genera incertidumbre.

Funde presentó ayer un informe de coyuntura económica y fiscal 2020, en el que apunta que de Centroamérica, El Salvador es el que mayor caída económica tendrá, pues según proyecciones de la Cepal será de 8.6% y según el Fondo Monetario Internacional (FMI) será de 9%.

Según la Cepal y con datos a julio, Guatemala caerá 4.1%, Honduras al 6.1%, Nicaragua al 8.3% y Costa Rica al 5.5%, destaca Funde.

De acuerdo al informe, los sectores más afectados han sido el de la industria, con una caída del 11.56% a julio de este año; mientras que el de construcción ha tenido una contracción del 16% y el de comercio, de un 25.4%. Y la contracción del PIB (Producto Interno Bruto) ha sido del 19.2%.

La pérdida de empleos hasta julio habían sido 69,260 y según las estadísticas de la AFP, al mes de agosto se contabilizan 54,904 empleos perdidos en relación con el mismo mes del año pasado.

Las exportaciones también muestran una caída del 21.2% a septiembre, donde el sector más golpeado ha sido el de la maquila con una contracción de 33.11%. Y en cuanto a las importaciones, Funde indica que de enero a septiembre la caída ha sido del 16.7%, donde la maquila también resultó más afectada con un 34.48% de contracción.

Todo ello ha repercutido en las finanzas públicas, debido a que las medidas de confinamiento cerraron la economía y eso generó menos ingresos a las arcas del Estado.

De acuerdo con Funde, la recaudación de impuesto sobre la renta está $187.2 millones por debajo de lo proyectado en el presupuesto 2020; y en ingresos por IVA son $249 millones menos que lo estimado. “Se está lejos de las metas proyectadas”, apunta Rommel Rodríguez, investigador de Funde.

Sin embargo, señala que los gastos corrientes han crecido un 24.9%, mientras que la inversión pública cayó un 34.9%. Pero la deuda pública ya alcanza el 88.5% del PIB y el déficit es del 11.4%.

Funde plantea que este panorama ha incrementado el riesgo país, es decir la percepción que tienen de El Salvador en el extranjero, lo cual repercute en conseguir más financiamiento internacional.

“El Salvador tiene el nivel de riesgo más alto de la región y de América Latina”, dice Rodríguez y explica que está al nivel de países como Venezuela, Argentina y Ecuador. Esto ha provocado que los precios de los bonos del país se deterioren en el mercado extranjero y que deba pagar intereses más altos por los préstamos que le dan.

Ven indicios de “despilfarro”
Ante la expansión del gasto de forma “descontrolada” durante la pandemia en la actual gestión de Nayib Bukele, Funde indica que ve “fuertes indicios de despilfarro y corrupción”.

“La política fiscal se ha manejado sin planificación desde el inicio de la actual gestión y el resultado es una expansión del gasto de manera descontrolada, con posible despilfarro y corrupción”, dice Funde en su informe.

Luego añade que ante la crisis fiscal el Ejecutivo ha recurrido “irresponsablemente” a la deuda, la cual alcanza el 88.% del PIB y es la más alta de la historia y se convierte en una “alta carga financiera”.
Además señala que los mensajes del gobierno “profundizan la pérdida de confianza en el país”.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 3 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones