EPAPER Desalojos Costa del Sol | Caso Cosavi | Palacio Nacional | Torneo Clausura 2024 | Espectáculos

Emprendedora salvadoreña llega a la comunidad africana en EE.UU. con la hoja de yuca

El negocio de esta emprendedora salvadoreña es único, y llega a los africanos radicados en EE.UU. Aunque actualmente enfrenta dificultades por los costos de los fletes, sigue abriéndose camino.

Por Jessica Guzmán | Mar 09, 2022- 06:30

domimgo 6 de marzo 2022 Cristina Ramirez propietaria de la marca Ground Cassava Leaves Foto EDH/ Menly Cortez

¿Alguna vez ha probado la hoja de la yuca? ¿Cree que podría preparar algún platillo con ella? ¿Cree que esa hoja de la yuca que se bota luego de sacar la raíz de la tierra pueda ser apetecida por personas de otro país?

Sin duda la historia de Cristina Ramírez, una emprendedora salvadoreña, madre soltera, con dos hijos, es única.

Fue en 2013 cuando se encontraba en Estados Unidos, en un viaje de trabajo, ella es administradora de empresas de profesión y tuvo que acompañar a una colega a una boda africana y de pronto vi que sirvieron un platillo y todos muy emocionados de comerlo y se trataba de comida con la hoja de yuca y en la mesa donde estaba me preguntaron si aquí en mi país se produce la yuca y a partir de ahí comencé a pensar que yo podría vender la hoja de yuca y la yuca.

“Los africanos preparan su platillos principales con la hoja de yuca, hacen como una salsa y para ellos tiene muchos elementos nutritivos y también lo comen con pescado; pero también hay un platillo combinado de carne de res, de cerdo y de pollo y le mezclan la salsa verde de la hoja y el arroz y es un plato delicioso para ellos y lo consumen bastante”, comenta Cristina.

A partir de ahí, nuestra emprendedora no descansó, inició un trabajo de investigación de la yuca y la hoja, porqué la prefieren los africanos, qué platillos preparan.

A pesar de acosos y amenazas, mujeres periodistas dicen que no se callarán

Además tenía que saber dónde están las plantaciones de yuca en El Salvador y quién podría venderle para iniciar a procesar muestras que tenían que ser aprobadas por los mismos africanos en Estados Unidos.

“Fui a La Tiendona y al mercado de Sana Tecla a preguntar sobre dónde estaban las plantaciones, un señor del mercado de Santa Tecla me llevó a La Libertad y hablé con los agricultores y ellos no creían que yo quería comprarles la hoja pues se bota, uno de ellos me dijo ‘por mi feliz que se lleve esta basura” y me la regalaron, solo les compré la yuca”, recuerda.

Se llevó un pick up lleno de yuca y hoja de yuca para el patio de su casa y sus hijos le dijeron “mamá, qué estás haciendo, para qué querés eso, y había hoja de yuca por todos lados, y junto con mis hijos, nueras, vecinas comenzamos la tarea de ir cortando las hojas, estábamos verdes”, detalla.

Cristina procesa la yuca y la hoja de la yuca que luego exporta a EE.UU.
Foto EDH/ Menly Cortez

Cristina comenzó a experimentar y a elaborar las muestras y viajó a Estados Unidos tres veces para la aprobación y conseguir clientes.

Luego tuvo que seguir el proceso para los permisos fitosanitarios, llevar las muestras a un laboratorio certificado para el detalle las propiedades de la ficha técnica de la viñeta, e incluso alguien en aduanas le dijo “usted está loca, quién se puede comer eso”, pero al fin en 2018, Cristina mandó un contenedor con toneladas de yuca, el cassava leaves que es la hoja de yuca molida congelada y el cassava fufu, que es como una harina de yuca, también congelada. Así creo la marca que ahora la representa: Maimuc con los colores representativos de las banderas africanas como el rojo, amarillo, verde y que sgnifica “mi comida” en un dialecto africano de Sierra Leona, explica.

VIDEO: Mujeres denunciaron históricas injusticias en la marcha

Para poder enviar su primera producción a Estados Unidos tuvo que negociar con sus clientes para obtener al menos un 30% de anticipo del producto que le comprarían, para invertir en la producción y logró hacerlo.

Cristina recuerda que el envío de ese primer contenedor fue un poco tenso, ya que “el contenedor tenía que pasar la inspección y el tramitador le hacían falta unos documentos que el motorista no le había entregado y este ya se había regresado para México, fue bien complicado, pero el transportista le mandó los documentos con otro motorista y como a la 1:30 el tramitador me avisó que ya el contenedor estaba liberado y lloré de alegría, no solo por mi, sino por toda la gente que había trabajado con migo, por todo el apoyo que me habían dado y por el cliente que estaba esperando por el producto y di gracias a Dios y luego todo fluyó tan rápido, ha sido una de mis grandes satisfacciones”, expresó emocionada.

Luego se vino la pandemia Cristina tuvo que parar la producción, en primer lugar por todo el paro comercial y segundo se elevaron los costos de fletes.

A la fecha Cristina no ha podido retomar la producción y los envíos, ya que como consecuencia de la crisis por la pandemia se vino la de suministros y el costo de los fletes se ha duplicado, ya que si antes le costaba $3,000 enviar un contenedor y ahora cuesta $6,000, lo que sobrepasa sus costos.

Capacitación

Cristina conoció en 2020 el programa Academia para Mujeres Empresarias (AWE, por sus siglas en inglés) con el que recibió capacitaciones sobre contabilidad, marketing, finanzas y aprendió a identificar las demandas y necesidades de los clientes.

“Conocer lo que el cliente quiere es tan importante y hacer todo lo posible para dárselo, tal como lo quiere, porque son oportunidades de negocios”.

No se detiene

Uno de los objetivos de la emprendedora con su negocio crear oportunidades para otras mujeres, actualmente ha creado cuatro empleos directos y 25 indirectos, la mayoría son mujeres, que trabajan en el proceso de elaboración de los productos que exporta.

A pesar de las dificultades que enfrentan los mercados actualmente por la crisis de suministros de la pandemia que elevó los costos de operación y la crisis que se ha creado por los ataques de Rusia a Ucrania, Cristina no piensa dejar su negocio, al contrario busca más oportunidades de mercado, ya que solo en Houston la comunidad africana llega a más de un millón de personas, además quiere llegar a Nueva York, Washington, Virginia y Alabama que es donde habitan muchos más africanos.

Además quiere incursionar con otros productos como la hoja de papa, que también la consumen personas de esas culturas.

Los productos de Cristina son muy demandados por la comunidad africana en Estados Unidos. Foto EDH/ Menly Cortez

Un 74 % de empresarias ampliaron sus ingresos con la ayuda de AWE

Cristina Ramírez es una de las emprendedoras que ha recibido capacitaciones en la Academia para Mujeres Empresarias (AWE) que se creó en 2019 gracia a la Oficina de Asuntos Educativos y Culturales (ECA) del Departamento de Estado de Estados Unidos para proporcionar a las mujeres que lideran negocios o tienen ideas para desarrollar, las redes y el acceso que necesitan para lanzarse o expandirse.

Según una encuesta realizada en 2021 de 1,000 graduadas de AWE en 26 países, el 74% de las empresarias que integraron el programa aseguraron haber obtenido más ingresos en su negocio; el 44% declaró haber ampliado su oferta de productos o servicios, y el 29% dijo haber contratado más personal después de completar el programa y más del 90% de los graduadas de AWE declararon haber aumentado su confianza y su autoestima. En El Salvador, desde 2019, un total de 376 mujeres se han graduado del programa.

AWE es una oportunidad de aprendizaje con debates, tutorías y facilitación para enseñar habilidades empresariales básicas como la planificación estratégica, el marketing y la gestión financiera, según detalló Verónica Vásquez, Coordinadora de American Spaces, parte del programa AWE.

KEYWORDS

Día De La Mujer Día Internacional De La Mujer Trabajadora Mujer Negocios Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad