Constructora pide defender derechos en Tacuscalco, el sitio arqueológico que guarda una curiosa historia

La empresa construye un proyecto residencial en el occidente del país que fue paralizado por la Secretaría de Cultura y Medio Ambiente, argumentando que hay vestigios arqueológicos.

El sitio Tacuzcalco está protegido por la Ley Especial de Protección al Patrimonio Cultural desde 1997 y en el sitio se libró la batalla donde uno pipil hirió al conquistador Pedro de Alvarado en 1524, dejándolo cojo para el resto de su vida. Fotos EDH Ricardo Flores

Por Redacción Negocios

Jun 14, 2018- 19:02

Como violación a la seguridad jurídica y prepotencia califica la consultora legal de Inversiones Fénix, Silvia González, la sentencia del Tribunal Ambiental de Santa Ana, que le ha paralizado las obras en el proyecto habitacional Acrópolis, que edifica en el municipio de Nahulingo, Sonsonate.

La residencial de más de 600 casas está en suspenso desde marzo de 2018, por una sentencia del Tribunal Ambiental de Santa Ana y la Secretaría de Cultura que argumentan que las más de 20 manzanas de terreno, donde se construye la residencial, albergan vestigios del sitio arqueológico Tacuscalco.

“Se nos está violentando la seguridad jurídica, la legalidad, que está establecido que es deber de cualquier funcionario respetarla”, señaló la profesional.

Según González, la Secretaría de Cultura se está extralimitando de las facultades que le competen, al mismo tiempo que calificó dicho acto como arbitrario.

TE RECOMENDAMOS:

INFOGRAFÍA: ¿Sabes cuál es el sitio arqueológico de El Salvador que fue maldecido?

Resguarda casi 3000 años de historia que inician en el período preclásico (1000 a. C. al 200 d. C.) y concluyen a principios del siglo XIX

Inversiones Fénix adquirió el inmueble en el año 2006, cuando obtuvo los permisos para iniciar con su proyecto urbanístico.

El terreno se compró para desarrollar la urbanización Las Victorias, que comercialmente se presentó como Residencial Acrópolis, para el cual González afirma que cuentan con los permisos de construcción.

Los detractores de Inversiones Fénix (la comunidad de Nahuilingo), afirman que el permiso fue otorgado para una urbanización únicamente y no para una residencial.

Sin embargo, González recalcó que “ese es un juego de palabras, porque una urbanización está compuesta por viviendas”.

De acuerdo con la resolución del análisis técnico, que realizaron los arqueólogos de la Secretaría de Cultura (Secultura), se mandató que la empresa dejara un espacio de tres manzanas como área de reserva arqueológica.

El proyecto se encuentra estancado desde marzo 2018.
Fotos EDH Ricardo Flores

El 18 de diciembre de 2017, Secultura le sumó 19.91 manzanas al área protegida de Tacuscalco, esto abarca toda el área del proyecto de construcción, bajo el argumento de que es área de influencia.

“Un área de influencia es para efectos paisajísticos de protección, pero aquí ¿qué estamos protegiendo, cuál es el paisaje que ellos están cuidando?”, cuestionó la abogada.

Según González, no existe argumento técnico y legal, además los arqueólogos de Secultura, a finales del año pasado, hicieron 120 pozos de sondeo y en ellos no se encontraron hallazgos arqueológicos, dijo.

Hugo Díaz, jefe del departamento de Arqueología de Secultura, ha mencionado que inspeccionaron el terreno y constataron la presencia de material cultural prehispánico destruido: fragmentos de cerámica, obsidiana y lítica, evidencia de la alta presencia de estratos culturales que salieron a la superficie debido a las obras de terracería realizadas por la empresa constructora, la cual no contaba con los permisos establecidos en la Ley Especial de Protección al Patrimonio Cultural de El Salvador.

Fotos EDH Ricardo Flores

González afirma que su alegato se basa en el art. 83 del Reglamento de La Ley Especial de Protección del Patrimonio Cultural, que reza: “Los propietarios o poseedores de bienes culturales no podrán realizar en los mismos obras o trabajos que puedan dañarlos o ponerlos en peligro, ni modificarlos, adicionarlos o alterar (…)”.

Por lo que la abogada cuestiona que el inmueble donde se desarrolla el proyecto de Inversiones Fénix no es un terreno donde existan bienes culturales y, en el documento de la propiedad, no está marginado de que exista un bien cultural en él.

Para cuando detuvo la construcción, el proyecto ya se encontraba con 80 % de avance y más del 50 % comercializado.

El proyecto representa $20 millones de inversión con la construcción de 643 viviendas, donde ya contaban con 400 contratos comprometidos.

Agrega que cuando llegaron al proyecto esperaban ver obras monumentales del sitio prehispánico, pero es un sitio arqueológico “descuidado y abandonado”.

González señaló que el terreno, donde está el sitio, por años ha sido destinado para la siembre de caña, además de que en una de los cerros contemplado como sitio arqueológico hay una torre de tendido eléctrico y casas a su alrededor.

El sitio Tacuscalco está protegido por la Ley Especial de Protección al Patrimonio Cultural desde 1997 y en el sitio se libró la batalla donde uno pipil hirió al conquistador Pedro de Alvarado en 1524, dejándolo cojo para el resto de su vida.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Prófugo y corrupto, así retratan a Mauricio Funes en caricaturas
Noticias Pandilleros de la MS afirman que han transformado su vida y están arrepentidos de su pasado violento
Noticias La sala VIP de los García, un espacio relajante y de comodidad antes de volar