Así funciona la moderna planta en San Juan Opico que permitirá exportar carne de cerdo en 2021

La planta fue inaugurada este 15 de enero, y tiene capacidad de procesar entre 30 y 100 cerdos por hora, todo bajo los estándares nacionales e internacionales, lo que aumentará las ventas en esta industria.

Tecnicos de la Planta Procesadora de Cerdo realizan la fase de limpieza del los porcinos. Foto EDH / Menly Cortez.

Por Jessica Guzmán

Ene 15, 2020- 19:00

El Salvador ya cuenta con una planta procesadora de carne porcina, la cual cuenta con estándares internacionales para exportar productos porcinos a nivel regional e internacional y la meta es Estados Unidos.

Ubicada en San Juan Opico, esta planta, que es más que un rastro, está dentro del proyecto “Equipamiento del Rastro Porcino para el mejoramiento del manejo de inocuidad y calidad de la carne de cerdo en el Departamento de La Libertad” que apoya el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) y que contó con una inversión de $2,353,887.

Federico Fernández, vicepresidente de Industrias Cárnicas Salvadoreñas (Incarsa), que es la organización encargada de operar la planta, dijo que El Salvador podría estar exportando a nivel regional en un año.

“Esta planta cumple con los estándares más estrictos ya que previo al diseño lo que hicimos fue homologar los reglamentos tanto norteamericanos como regionales y de este país para que hubiese compatibilidad con todas las exigencias del USDA, que es el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos y poder tener comercio en ambas vías, tanto que ellos nos exporten carne de cerdo, como nosotros también poder exportarles”, explicó Fernández.

Por su parte, Juan José Arce, presidente de la Asociación Salvadoreña de Porcicultores (Asporc) dijo que la meta es aumentar la venta local de productos porcinos, pero el gran objetivo es la exportación.

“Con este rastro tenemos toda la posibilidad de exportar carne y los productos de cerdo, solo tenemos que continuar con toda la tramitología y la finalidad es que logremos exportar tanto en la región y Estados Unidos y lo vamos a lograr”, manifestó Arce.

El presidente de Asporc agregó que esta planta procesadora es la primera a nivel nacional y que, a nivel regional está por encima de muchas que cumplen con inocuidad y calidad de procesamiento.

Por su parte el embajador de EE.UU. en El Salvador, Ronald Douglas Johnson, quien estuvo en la inauguración del proyecto, señaló que su país está para apoyar iniciativas que fomenten el desarrollo sostenible de El Salvador a largo plazo.

El embajador de Estados Unidos, Ronald Douglas Johnson, corta la cinta de inauguración de la planta procesadora de carne de cerdo. Foto EDH / Menly Cortez.

“Este proyecto tomó diez años en hacerse realidad y durante todos esos años pudimos haber renunciado a este rastro, pero nosotros creemos en honrar nuestros compromisos, sin importar el tiempo que tome, porque creemos que los salvadoreños se merecen nuestros mejores esfuerzos”, expresó Johnson.

El diplomático agregó que otro punto a favor de este proyecto es que va a generar nuevos empleos, va a generar nuevas alternativas de productos de cerdo de alta calidad para los consumidores salvadoreños y “es un primer paso para ingresar en los mercados regionales e internacionales, incluyendo el mercado más grande del mundo, los Estados Unidos.

Se tiene proyectado que se generarán 150 empleos directos y más de mil indirectos, con los que el municipio de San Juan Opico se verá favorecido.

El viceministro de Cooperación para el Desarrollo, Víctor Manuel Lagos Pizzati, dijo que este nuevo proyecto permitirá a El Salvador mejores productos para consumo local y de exportación.

En esta área los técnicos retiran los pelos de la piel del porcino y los limpia cuidadosamente.
Foto EDH / Menly Cortez

Capacidad

Según explicó el vicepresidente de Incarsa, la planta procesadora de carne porcina tiene la capacidad de procesar entre 30 y 100 cerdos en una hora, por ende unos 700 diarios en cada turno (en ocho horas).

Además dijo que con el proceso el animal no sufre una muerte traumática, “incluso los corrales a los que entran fueron diseñados para no estresar a los animales”. El animal es aturdido, dormido e infartado.

“Este proyecto catapulta trabajar a mucho volumen, a mucha velocidad, la planta tiene capacidad de procesar hasta 100 cerdos por hora, cosa que manualmente es muy difícil, a no ser que se utilice una gran cantidad de personas, pero gracias al equipo donado por el gobierno de los Estados Unidos hay una gran automatización del proceso”, detalló Fernández.

Explicó que además la planta cuenta con cámaras frigoríficas, salas de corte, sierras adecuadas para cortar costillas, postas, también equipo para deshuesar de forma automatizada, ya que del cerdo no se desperdicia ningún subproducto.

Dentro de la planta se procesarán porcinos que provengan de granjas tecnificadas o semitecnificadas, es decir que manejen estándares de inocuidad en la producción de animales, en las que los cerdos son criados con climas controlados, alimentados cuidadosamente, con controles de calidad estrictos.

Actualmente existen cerca de 30 granjas tecnificadas en el país, las cuales cuentan ya con tratamiento de aguas residuales, climatización, nutrición planificada entre otros sistemas avanzados.

La comercialización

El cerdo se comercializa de dos formas, uno por peso vivo o precio en pie, en la que cada libra de cerdo vale entre $1 o $1.10.

La planta cuenta con básculas para pesar al animal antes, durante y pos drenado.

La otra compra se da con el animal ya procesado; la carne según el corte, puede valer entre $1.60 y $1.80 la libra, los otros productos del cerdo tienen otros precios, explicó el representante de Incarsa.

Fernández también explicó que la forma de trabajar de la planta con los productores será negociada con cada uno, con el objetivo de incrementar la cadena de valor.

“Hay dos modalidades, una es que el productor ya tiene sus clientes y solo necesita la transformación de cerdo vivo a cerdo en canal y la otra modalidad es que la planta compre al productor el cerdo, entonces la planta pasa a ser dueña del animal y lo procesa lo comercializa con los cortes más demandados y lo vende”, explicó el vicepresidente de Incarsa.

Actualmente El Salvador consume 6.5 millones de libras de cerdo al año, 5 millones de producción local y 1.5 de importación, la mayoría de Estados Unidos.

Te recomendamos
Consulta por teléfono sobre el subsidio de $300 ofrecido por el Gobierno ante emergencia
Marta, la vendedora que no recibió el bono de $300: “Grité por la angustia y decepción de no tener dinero”
Cómo identificar las diferencias entre el coronavirus, la gripe y las alergias
¿Cómo cortarte el cabello durante la cuarentena? Los mejores consejos para lograrlo
VIDEO: Alberto Laresca, el imitador salvadoreño de Selena Quintanilla

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad