En tres meses de confinamiento multipliqué las ventas, dice emprendedora que le apostó al comercio en línea

El confinamiento disparó el comercio electrónico tanto de plataformas destinadas para ello como a través de redes sociales. Algunos que se quedaron sin empleo subsistieron vendiendo en línea.

Patricia Rodríguez, fundadora y administradora del grupo de Facebook Los Negocios de Mamá, que aglutina a más de 100,000 miembros. Foto Cortesía

Por Tania Urías

Jun 23, 2020- 14:51

Desde una hamaca, un filtro para agua o un collar para mascotas, las ventas en línea despuntaron durante la pandemia. Especialmente aquellas que usan las redes sociales como canal.

“Lo que yo vendo en un año, lo vendí en los tres meses de la pandemia”, afirmó Patricia Rodríguez, fundadora y administradora del grupo de Facebook Los Negocios de Mamá, que aglutina a más de 100,000 miembros.

Como ella, la mayoría de emprendedoras– ya sea con negocios físicos o no- vieron en las redes sociales- una oportunidad para mantenerse activos y seguir generando ingresos.

Esto a su vez hizo despuntar el servicio a domicilio, porque la mayoría se vio en la necesidad de contratar el servicio de entrega para seguir moviendo la mercadería.

ADEMÁS: Confinamiento hizo despuntar el servicio a domicilio, según sondeo

Rodríguez asegura que el confinamiento provocó que la gente comenzara a explorar los negocios en línea y comprara, primero artículos sanitarios como mascarillas, alcohol gel y similares, y luego cualquier cantidad de productos.

“La demanda de productos ha sido tal, que nosotros hemos perdido lo que llamamos el intercambio, la gente cambia víveres por cosméticos y así, se mueve de todo”, contó la emprendedora.

Patricia también cree que mucha gente que fue enviada a casa con suspensión de sus contratos o perdió su empleo también echó mano de las redes sociales para lograr sostenerse económicamente.

“Yo vi abogadas vendiendo cocteles de concha u otros profesionales tratando de subsistir con pequeñas ventas en línea y les fue tan bien que no van a regresar a trabajar porque ganan más así. Esto ha creado nuevos emprendimientos”, advirtió.

Patricia dice que al principio la gente creyó que el confinamiento iba a ser corto y comenzó a comprar “a lo loco” pero poco a poco, a medida la cuarentena se extendió, bajó la demanda.

TAMBIÉN : Siete consejos para usar comercio electrónico

“La gente sigue comprando, todos los días, pero ya no como al principio. El emprendedor que supo vender cuando inició el confinamiento le fue mejor, pero las ventas siguen y esto no va a cambiar”, señaló.

Los mismo opina Ana C. que posee un local de ropa y accesorios en un reconocido centro comercial.

Ana inició su negocio precisamente en redes sociales, hace más de ocho años y le fue también que migró a lo físico e inauguró primero una tienda y luego dos más.

Sin embargo, las restricciones dictadas por el Gobierno para contener el virus no solo le hicieron cerrar las tiendas sino irse con sus ingresos a cero.

“Explorando las redes vi que podía vender en línea de nuevo y he regresado a Facebook e Instragram y ha sido un éxito. Mi salvación. No pasa un día en que no reciba al menos cinco pedidos o más”, cuenta Ana que estima que sus ventas a través de redes se han duplicado respecto a lo que vendía en las tiendas.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad