CEPA garantiza a Japón que puerto La Unión no será para fines militares

La autónoma reconoció que las consultas que las autoridades niponas, a través de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), continúan realizando a sus pares salvadoreñas antes de otorgar la no objeción para la licitación, se relacionan a este punto.

La embajada de Estados Unidos en El Salvador ha dicho en reiteradas ocasiones que considera que el gobierno salvadoreño no tiene una estrategia clara para operar la terminal marítima del oriente del país. Foto EDH / archivo

Por Vanessa Linares

Feb 15, 2019- 19:57

El Salvador ya le dijo a Japón que el Puerto de La Unión Centroamericana, en la zona oriental del país, no será utilizado para fines militares; aseguró este viernes el presidente de la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA), Nelson Vanegas.

El gobierno nipón, que a través de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) otorgó la mayor parte del dinero para construir la infraestructura portuaria en La Unión, hace más de 10 años, le pidió puntualmente a El Salvador una garantía de no utilizar el puerto para actividades militares, según confirmó una correspondencia oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores a CEPA, fechada el 8 de enero pasado.

Ayer, el titular de CEPA reconoció que las consultas que las autoridades japonesas han realizado a sus pares salvadoreñas antes de otorgar la no objeción para la licitación de la terminal marítima, se relacionan precisamente a este punto.

El funcionario insistió en que JICA tiene sus propios procesos para entregar la no objeción. El documento es un requisito para lanzar la licitación, por eso la cooperación japonesa ha estado haciendo preguntas relacionadas con la concesión del proyecto. A la fecha, todas las interrogantes, dijo Vanegas, fueron contestadas.

Quizá le interese:

Puerto La Unión, la infraestructura de $200 millones que nadie quiere

La megaobra sigue sin explotarse comercialmente y se hunde en procesos legales. El Gobierno presentará nuevas reformas a la Ley de Concesión.


Vale decir que a consideración del presidente de CEPA, la postura de Japón sobre el tema militar no es un “cuestionamiento” sino “una aseveración” que también “ya fue respondida”.

“(JICA) ha hecho las preguntas, se le ha contestado totalmente todo. El Estado de El Salvador también ya envió la carta a Japón expresando que nuestro puerto, por el tema constitucional y por todo el marco legal que existe, no puede ser usado para fines militares. Eso está contestado”, afirmó Vanegas en un evento público en el que supervisó ciertas obras en el Aeropuerto Internacional de El Salvador.

Vanegas reiteró que la autónoma solo está esperando el aval del JICA para lanzar el concurso internacional que servirá para encontrar un operador del puerto. El titular no quiso dar una fecha para lanzar el concurso. Desde diciembre, el funcionario ha dicho que las bases de licitación ya fueron aprobadas por la Autoridad Marítima Portuaria (AMP) y la Unidad Normativa de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública (UNAC) del Ministerio de Hacienda.

Sigue leyendo: Japón aún no avala concesión puerto La Unión

Así que, según CEPA, el lanzamiento de la licitación del puerto depende, por ahora, solo de Japón. “No podemos dar una fecha mientras no tengamos la no objeción del JICA. Desde luego, todo depende ahora de Japón, ahí estamos esperando. Eso es todo lo que puedo decirle en cuanto a eso”, aseveró el titular de CEPA.

Además:

Puerto La Unión, la infraestructura de $200 millones que nadie quiere

La megaobra sigue sin explotarse comercialmente y se hunde en procesos legales. El Gobierno presentará nuevas reformas a la Ley de Concesión.


Tiempo de consultas

El encargado de la cooperación japonesa en El Salvador, Takumi Kojima, dijo este jueves a El Diario de Hoy que su gobierno aún está en la etapa de consultas con CEPA porque “hay algunos puntos todavía no claros”.

“Todavía estamos enviando preguntas a CEPA y recibiendo respuestas de ese proceso. Si todo está claro, JICA va a dar la no objeción”, destacó el representante.

Kojima, quien esta semana realizó una visita por algunos proyectos de deporte y prevención de violencia que apoya Japón, recordó que cuando su país hizo el préstamo de más de $100 millones a El Salvador, el deseo era que el Puerto de La Unión sirviera como dinamizador económico y facilitador del desarrollo de la región oriental del país.

De hecho, dijo, Japón aún tiene esperanza de lograr concesionar la terminal marítima. “Nosotros siempre esperamos que ese puerto se reactive lo más pronto posible para el desarrollo de la región oriental del país. Este puerto… esa es nuestra esperanza de siempre”, agregó.

A pesar de que ya pasó una década desde que se otorgó el empréstito y que el puerto aún no ha sido concesionado, el representante del JICA destacó que a la fecha El Salvador está al día con el pago del préstamo.

CEPA requiere el aval de los japoneses para continuar con el proceso de licitación del puerto de La Unión.
Foto EDH/ Archivo

¿Por qué la no objeción?

Cuando presta dinero, el gobierno japonés tiene “Normas para las Adquisiciones en los Préstamos de Asistencia Oficial para el Desarrollo (AOD) del Japón”, que son aplicables para los Préstamos AOD proporcionados por el JICA.

En documentos informativos sobre este tipo de apoyo financiero, las autoridades japonesas explican que estas normas estipulan las reglas generales a seguir por aquellos prestatarios de JICA para la adquisición de bienes y servicios, para un proyecto de desarrollo que es financiado total o parcialmente por los préstamos AOD de Japón.

En la Sección 1.05 de las Normas, el JICA aclara que podría revisar los procedimientos de adquisición, documentos y decisiones del prestatario. “El Prestatario presentará ante JICA, para su referencia, cualquier documentación o información relacionada que JICA pueda solicitar dentro de lo razonable. El Convenio de Préstamo especificará la medida en la que se aplicará la revisión de los procedimientos con respecto a los bienes y servicios a ser financiados por el Préstamo”, subraya.

Además, entre las decisiones sujetas a la revisión y no objeción de JICA apunta que antes de convocar al concurso, el prestatario deberá presentar ante JICA las notificaciones e instrucciones para los postores, formulario del concurso, borrador del contrato propuesto, especificaciones, planos y cualquier otro documento relacionado al concurso.

El gobierno nipón dice que su intervención deviene de que “es necesario que los recursos de los Préstamos AOD del Japón sean utilizados teniendo en consideración la economía, eficiencia, transparencia en el proceso de adquisición y la no discriminación entre los postores elegibles para los contratos de adquisición”, y aclara que la aplicación de estas normas está estipulada desde el principio, en el Convenio de Préstamo entre JICA y el prestatario.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Prófugo y corrupto, así retratan a Mauricio Funes en caricaturas
Noticias Pandilleros de la MS afirman que han transformado su vida y están arrepentidos de su pasado violento
Noticias La sala VIP de los García, un espacio relajante y de comodidad antes de volar