La banca apoya la dinamización de la construcción

Las instituciones financieras perciben un mayor dinamismo en el sector construcción, con el desarrollo de proyectos inmobiliarios, por lo que la cartera crediticia crece aceleradamente.

La estructuración de este producto bursátil brinda financiamiento para el sector en un promedio de seis meses. Foto EDH/Archivo

Por Guadalupe Hernández

Ago 28, 2018- 05:45

Las restricciones que mantuvo la banca salvadoreña con la industria de la construcción a raíz de la crisis económica mundial de 2008 a 2015 quedaron en el pasado, sostiene la Cámara Salvadoreña de la Industria de la Construcción (Casalco).

Las duras exigencias para el otorgamiento de créditos de corto plazo para construcción se comenzaron a ablandar a partir del año pasado, cuando la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Anda) liberó 147 factibilidades que dieron luz verde a proyectos que estuvieron detenidos por varios años, informó el presidente de Casalco, Giuseppe Angelucci.

El dirigente gremial asegura que ese dinamismo de la industria se refleja en los datos de la Superintendencia del Sistema Financiero (SFF), que muestran cómo los créditos de corto plazo para la construcción de vivienda han tendido al alza. En 2017, por ejemplo, los bancos otorgaron a la industria alrededor de 24 millones de dólares.

Además, entre enero y junio de este año, los bancos otorgaron al sector 38.3 millones de dólares.

Angelucci dice que esa situación es coincidente con el desarrollo de proyectos inmobiliarios (residenciales, corporativos y comerciales), que se observa en diferentes puntos del país, especialmente en el Área Metropolitana de San Salvador (AMSS).

“Esperamos que las condiciones financieras y de tiempo de respuesta para permisos mejoren para que el sector, como uno de los más importantes del país, crezca y ofrezca mejores oportunidades de empleos directos e indirectos e impulse a la economía nacional”, expresó Angelucci.

Algunos empresarios relacionados con la industria coinciden con el hecho de que ahora se percibe mayor accesibilidad en la banca para impulsar la industria de la construcción.

“Entre 2008 y 2015 se generó una demanda que no había sido satisfecha. Pero creo que la banca ha visto que ya están las condiciones dadas para impulsar este rubro”, dijo Héctor Pleitez, representante de Essesa (una empresa dedicada a desarrollos inmobiliarios).

Foto EDH/Archivo

El fundador de la Corporación Polaris, Alberto Guerrero, considera que la banca siempre está abierta a proyectos ganadores y empresas con buena trayectoria. Sin embargo, a pesar de las mejoras en las condiciones crediticias, cree que las empresas deben tratar de mantener la estructuras de costos lo más bajas posibles para poder hacerle frente a las fluctuaciones (de precios) del mercado.

“La construcción es fluctuante , y si se tienen años malos eso puede afectar los créditos a futuro”, expresó.

Para la banca, la recuperación que está teniendo la construcción, a través del “boom” de desarrollos inmobiliarios es positiva, ya que genera mayor confianza en el otorgamiento de créditos, aseguró el presidente de Banco Promerica, Eduardo Quevedo.

“Las perspectivas son buenas. Los empresarios han comenzado a invertir y ahora se ve mucha más dinámica en los proyectos de construcción. Es por eso que los créditos en banca empresarial están creciendo un poco más”, afirmó.

De hecho, Promerica ha financiado grandes proyectos de Inversiones Bolívar, como Santa Rosa, y recientemente Casas del Árbol, y otros proyectos no menos importantes en la zona oriental y occidental del país.

“Son líneas de crédito rotativo de corto plazo que duran básicamente el período de la construcción”, añadió.

Otra institución financiera que también apoya este sector es el Banco Agrícola, que cuenta con una “línea de crédito fija supervisada”, la cual está diseñada para efectuar desembolsos parciales, de acuerdo con el avance físico de la obra.

La línea crediticia va acompañada de periodos de gracia para el pago de capital que permite calzar la fuente de repago con el préstamo.

“Todo eso permite al constructor maximizar el uso de los recursos”, explicó la vicepresidenta de la Banca de Empresas y Gobierno del Banco Agrícola, Ana Cristina Arango.

Actualmente, el Agrícola financia ocho proyectos residenciales que suman 461 apartamentos, lo cual corresponde al 40.8% de las unidades en construcción en el mercado.

También tienen demanda de créditos para proyectos corporativos y comerciales, en donde observan un amplio crecimiento.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Un nuevo centro comercial surge en el Norte de Soyapango. Conócelo.
Noticias El hotel Fairfield by registró una ocupación del 65 % en su primer año
Noticias ¿Por qué la urgencia de concesionar el puerto a empresas chinas?