Tres escenarios en la mira para crear una CICIES en El Salvador

Una de las vías es, junto a la ONU, por medio de la Asamblea, la otra es a través de la Fiscalía y si esas dos no funcionan, solo habría capacitación para fiscales de parte de la OEA.

Foto EDH/Archivo

Por Katlen Urquilla

Jun 23, 2019- 05:45

La creación de una Comisión Internacional Contra la Impunidad en El Salvador (CICIES) está en marcha, pero la discusión ahora se centra en tres posibles escenarios para echar a andar esa instancia que se encargará de investigar casos de corrupción en el país.

El primero puede ser que el presidente Nayib Bukele firme un convenio con la ONU (Organizaciones de las Naciones Unidas) para la instalación de la misma forma que se constituyó la CICIG en Guatemala y luego lo somete a aprobación de la Asamblea Legislativa, para lo cual necesitaría de 43 votos, lo cual parece estar cuesta arriba pues GANA, el partido oficial, solo tiene 10 escaños.

Esto implicará que el mandatario deberá negociar, sobre todo con las fracciones mayoritarias que suman 60 votos (37 de ARENA y 23 del FMLN), para que le aprueben una de sus promesas de campaña.

La cúpula del FMLN ha rechazado la instalación de una comisión anticorrupción en el país porque considera que sería una injerencia.

Una vez electo, Bukele afirmó en su primera entrevista a la agencia de noticias AP que en el primer mes de su gobierno presentará varios proyectos a la Asamblea para su aprobación, entre ellos el de CICIES.

El segundo escenario puede ser que el mandatario firme el convenio con Naciones Unidas, pero la Asamblea no se lo aprueba, entonces buscaría hacerlo por medio de la Fiscalía General de la República (FGR), pues esta entidad tiene la potestad de crear nuevas comisiones.

Sin embargo, el actual fiscal general, Raúl Melara, ha dicho que antes de pensar en instalar una CICIES se debe fortalecer a la Fiscalía y a otras instituciones del sector de justicia del país. Es más, ha señalado que el presupuesto de la FGR no responde a las exigencias que tiene la institución.

“Ninguna CICIES va a ser permanente y todas las ayudas son temporales. A mí me gustaría que fortalecieran las instituciones del sector justicia, porque no podemos estar dependiendo de ayudas internacionales”, expresó Melara en febrero pasado.

Un tercer escenario presupone que ni la Asamblea ni la Fiscalía apoyan el plan del nuevo gobierno; entonces el presidente se tendría que apoyar de la OEA (Organización de Estados Americanos) para que, a través de la Cancillería, capacite a fiscales, pero eso implicaría que no haya una CICIES.

Estos tres caminos son los que se han barajado en las reuniones en las que participa el vicepresidente Félix Ulloa, a quien Bukele delegó en la campaña para encargarse de ese proyecto, según fuentes cercanas a la discusión para la creación de la CICIES.

El pasado 6 de junio, Ulloa dijo a El Diario de Hoy que están valorando cuál será el mecanismo para echar a andar la instancia.

“Nuestra prioridad es el combate a la corrupción, vamos de frente y lo vamos a abordar, pero ya el mecanismo y todo lo estamos viendo”, afirmó el vicemandatario.

Explicó que el primer paso será que el presidente apruebe el decreto de creación del organismo para luego dar a conocer cómo se va a desarrollar, cuál es el plan de trabajo, cómo estará integrada y cuáles serán sus competencias.

Fuentes cercanas a la discusión indican que en todo el proceso de analizar la creación de la comisión anticorrupción ha estado asesorando Thelma Aldana, ex fiscal general de Guatemala y quien destapó varios casos de corrupción en el vecino país y que luego intentó competir por la candidatura presidencial pero al final la dejaron fuera de la contienda.

Uno de los casos más emblemáticos fue el llamado “La Línea” por el cual el expresidente guatemalteco Otto Pérez Molina y la exvicepresidenta Roxana Baldetti están presos.

Según relatan las personas cercanas al debate para crear la CICIES, el nuevo gobierno salvadoreño persigue dos objetivos: el primero es que junto a la ONU se pueda establecer una comisión similar a la de Guatemala, lo que implicaría que investigadores extranjeros colaboren con la Fiscalía en las investigaciones de casos de corrupción.

El otro objetivo es que junto a la OEA se establezca un programa de capacitaciones de fiscales en investigaciones contra la corrupción y la impunidad en El Salvador.

En el Plan Cuscatlán, presentado por Bukele en campaña, se menciona de forma general que con el acompañamiento de la OEA y la ONU gestionarán la creación de la CICIES.

Ulloa aseguró recientemente que hay conversaciones avanzadas con la OEA y la ONU sobre el proyecto de la CICIES, pero sin ampliar detalles de esos avances.

Sin abrir el debate
De allí que ante el hermetismo que mantiene el nuevo gobierno sobre un tema relevante, organizaciones sociales han pedido abrir el debate sobre instalar una CICIES.

Javier Castro, director del Departamento de Estudios Legales de Fusades, entidad que forma parte del Consorcio por la Transparencia y la Lucha contra la Corrupción, ha dicho que es clave vigilar que se respete la Constitución y la institucionalidad, es decir que esa instancia no vaya a sustituir a la Fiscalía ni al Órgano Judicial; y que sea independiente del Órgano Ejecutivo.

Sofía Flores, directora ejecutiva de la Fundación Democracia, Transparencia y Justicia (DTJ), ha instado a que se sostenga una discusión abierta y con amplios sectores del país para construir una propuesta acorde a la realidad y las leyes nacionales, y analizar las facultades, los límites y alcances de la entidad.

Y el abogado constitucionalista Fabio Castillo considera que la CICIES debe estar integrada por “notables salvadoreños” y opina que este tipo de organismos no están exentos de ser utilizados para persecución política, por lo que se deben fortalecer las instituciones.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad