Toño, el cargador de bultos del mercado de Tonacatepeque que logró su sueño de graduarse de la universidad

Con sacrificio y arduo trabajo, este salvadoreño logró pagarse sus estudios universitarios, y recientemente se graduó de la Licenciatura en Comunicaciones de una universidad privada. Esta es su inspiradora historia.

Ismael Antonio Parada Oviedo logró culminar su Licenciatura en Comunicaciones tras esfuerzo y sacrificios. Foto: René Estrada

Por Liseth Alas

Abr 28, 2019- 21:20

El esfuerzo y sacrificio de Ismael Antonio Parada Oviedo, de 30 años, el cargador de bultos del mercado municipal de Tonacatepeque, comenzaron a dar los resultados que él consideraba difíciles por la falta de recursos económicos.

Él culminó su carrera universitaria, la cual pagó en gran parte con su trabajo y completó con el apoyo de personas altruistas que se interesaron en ayudarlo tras conocer su caso.

La historia de Toño, como es conocido entre su familia y allegados, la dio a conocer El Diario de Hoy en noviembre de 2017, cuando él en su calidad de estudiante de la Licenciatura en Comunicaciones reveló sus anhelos, pero a la vez expresó su angustia por cómo hacer para lograr sus metas, pues con lo poco que gana a duras penas cubría sus gastos académicos.

Casi un año y medio después, este salvadoreño, que siempre había soñado en convertirse en periodista, se graduó de una universidad privada. Orgullosamente acompañado por su papá, ese día agradeció a Dios, a su familia y a las personas que lo apoyaron para terminar sus estudios.

“En la vida, unos tenemos que ayudarnos con otros, para superar todos los obstáculos que vengan”, afirmó.

Toño sabe que no fue fácil obtener el título, ya que eso le significó arduo trabajo, madrugar y desvelarse todos los días.

Su jornada laboral en el mercado comienza a las 5 de la mañana y finaliza a la 1 de la tarde. En ese lapso, él se pone a disposición de los comerciantes que le pidan cargar la mercadería de un lugar a otro.

El joven trabajador distribuye en su carretón varias cajas de tomates en el mercado de Tonacatepeque.
EDH/ René Estrada

También había ocasiones que ayudaba a su abuela de 83 años con la venta de encurtidos elaborados a base vinagre, repollo, pacaya, coliflor y ejotes, pero por cuestiones de salud ella ya no atiende el negocio.

En una rutina normal cargando bultos, Toño cuenta que gana unos $6.00 diarios y en una muy buena, que es muy escasa, logra hasta $15.00.

El horario de trabajo le permitió a Toño asistir a la universidad por las tardes, y por las noches se desvelaba en su casa estudiando. Él se alumbraba con una candela para ahorrar energía eléctrica. Además, tenía que ingeniárselas para hacer sus tareas en un cibercafé, porque no tenía computadora ni internet.

Algunos salvadoreños que se conmovieron al conocer la historia de Toño publicada por este periódico decidieron apoyarlo. Le donaron una computadora y recibió ayuda económica, mientras que la universidad le otorgó una media beca para terminar la licenciatura.

En la última etapa de su carrera, tenía que cursar ocho módulos y cada uno costaba $120, no obstante con el beneficio que le otorgó el centro de estudio solo canceló $60 por cada uno.

Cuando Toño decidió estudiar Periodismo, primero intentó hacerlo en la Universidad de El Salvador (UES), pero no fue aceptado en la carrera, por lo que tuvo que optar por sacrificarse y asistir a un centro educativo superior privado.

Pero la perseverancia y esfuerzo tienen su premio. De esa manera, el 25 de abril de 2019 coronó su Licenciatura en Comunicaciones de la Universidad Tecnológica. La ceremonia se desarrolló en el Centro Internacional de Ferias y Convenciones (Cifco).

Previo al acto de graduación, él cumplió con su jornada en el mercado. Incluso su labor fue reconocida por unas vendedoras le regalaron el par de zapatos que se estrenó para recibirse como licenciado.

Ahora Toño aún espera por la oportunidad de ejercer el periodismo, y mientras esta llega él sigue cargando bultos en el centro de abastos.

Para ello hoy cuenta con una carreta nueva que compró con el apoyo económico que recibió.

VEA AQUÍ TODAS LAS FOTOS:

Antonio, el cargador de bultos de un mercado que culminó su carrera universitaria

Ismael Antonio Parada se gana la vida cargando bultos en el mercado de Tonacatepeque, sin embargo esto no fue impedimento para que culminara sus estudios universitarios y se graduara como licenciado en comunicaciones. Esta es su historia.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Prófugo y corrupto, así retratan a Mauricio Funes en caricaturas
Noticias Pandilleros de la MS afirman que han transformado su vida y están arrepentidos de su pasado violento
Noticias La sala VIP de los García, un espacio relajante y de comodidad antes de volar