Testigo principal del caso tregua asegura que pandillas engañaron al Gobierno con reducción de homicidios

Estas declaraciones surgieron a raíz del interrogatorio realizado durante el nuevo juicio del caso.

Las pandillas entregaron armamento, alguno en mal estado, a cambio de que les dejaran entrar celulares a los cabecillas en los centros penales.

Por David Marroquín

Abr 29, 2019- 14:58

Las pandillas engañaron al Gobierno con la tregua entre estas agrupaciones al aparentar que pretendían reducir los homicidios, pero en realidad buscaban obtener beneficios económicos para fortalecerse como grupos criminales, según se desprende de la declaración del testigo principal de la Fiscalía General en el juicio del caso conocido como tregua entre pandillas.

Lo anterior se derivó del interrogatorio que le hizo este lunes el abogado Manuel Chacón al testigo principal identificado como “Nalo”.

Chacón le preguntó al testigo que si las pandillas no habían actuado de buena fe con la tregua porque solo perseguían sus intereses económicos, a lo que el testigo respondió que “era correcto”.

Le formuló otra pregunta en el sentido de que si habían engañado al Gobierno haciéndole creer que pretendían reducir los homicidios, pero que en realidad solo tenían intereses económicos, a lo que el testigo le respondió que sí.

Durante el interrogatorio al que fue sometido por la Fiscalía, Nalo aseguró que la verdadera intenciones de las pandillas era fortalecerse como grupo criminal.

Con lo anterior quedó demostrado de que las pandillas pretendían fortalecerse con mejor armamento y mejor organización para seguir con sus actividades criminales, según los fiscales del caso.

Nalo aseguró que con el dinero que recibieron en el período de la tregua compraron fusiles AK-47 y M-16, cuando antes de ese pacto pandilleril solo podían comprar pistolas.

“El testigo manifestó que si no se hubiese dado la tregua, ellos no se hubieran fortalecido de la manera que se hicieron, precisamente el acuerdo entre comillas que habían logrado entre pandillas hizo que los partidos mayoritarios se abocaran a ellos, ya que en ese momento las pandillas ya tenían una fuerte presencia en las comunidades”, dijo el fiscal Arturo Cruz.

Aseguró que los grupos de pandillas a los que les llaman clicas llegaron a tener mejor armamento, compraron vehículos, y hasta pusieron negocios con el dinero que obtenían de las extorsiones y la veta de drogas durante la tregua. “Cosa que no había antes de la tregua..Se nos facilitó todo”, dijo el testigo.

También reveló que las armas de fuego que entregaron en el parque Gerardo Barrios en San Salvador era parte de un acuerdo con las autoridades en el que las pandillas entregaban un arma y las autoridades les dejaban entrar un teléfono celular a los penales. Fue de esa manera que el testigo logró ingresar unos 200 teléfonos al penal de Izalco, Sonsonate, en cajas con pollo.

También dijo el testigo que ingresó otros 25 celulares para los cabecillas que estaban recluidos en el penal de Quezaltepeque, La Libertad.

Los teléfonos eran usados por los cabecillas para coordinar extorsiones, la venta de drogas y la compra de armas de fuego.

También destacó que muchos pandilleros fueron entrenados en una zona del volcán de San Salvador por un militar retirado. La idea de entrenar a esa gente era porque tenían que estar preparados para cuando se “cayera la tregua”.

Es la segunda semana en la que se desarrolla un nuevo juicio en el caso Tregua, luego de que la Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), lo ordenara por considerar que no se habían evaluado todas las pruebas presentadas por la Fiscalía General.

En este proceso hay 19 imputados, entre ellos Raúl Mijango y el exdirector de Centros Penales, Nelson Rauda.

Este juicio es presidido por un juez suplente, dado que el juzgador propietario ya no puede seguir conociendo porque él los exoneró de cargos en agosto de 2017 a los 19 acusados.

El ministro de la Defensa Nacional acudió a declarar en la audiencia donde se procesa el caso Tregua entre Pandillas. El funcionario se defendió ante los medios diciendo que el juicio es un “montaje” del exfiscal Luis Martínez quien buscaba involucrarlo en “actos ílicitos” dentro del caso.

 

Ministro de Defensa declara en juicio

Tras declarar como testigo en el caso tregua, el ministro de Defensa, David Munguía Payés, calificó el proceso como un “montaje” armado por el exfiscal general Luis Martínez. Asegura que él, al frente de Seguridad, solo facilitó el desarrollo del “proceso de pacificación”.

El ministro aseguró que el exfiscal Martínez conocía sobre el trabajo que estaban haciendo las autoridades durante la tregua, pero había asperezas entre ambos y el titular de la Fiscalía se separó del proceso.

Munguía Payés dijo que él no está siendo procesado en el caso Tregua porque no hay pruebas en su contra. Justificó que solo hacía su trabajo: disminuir la violencia en el país.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Movistar Obtén tecnología de calidad a un precio accesible
Noticias Yolanda Andrade “reveló” que se casó con Verónica Castro y ésta fue la contundente respuesta de la legendaria actriz
Noticias ¿Es lo mismo hacer el amor y tener sexo? Un psicólogo aporta al debate
Noticias Se destapa “el secreto” tras el último episodio de El Chavo del 8 en el que aparece Quico

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad