Taxistas y otros timaron a pasajeros en la vieja terminal

Usuarios dijeron que desconocían que nueva terminal de Oriente iniciaba labores ayer. A la nueva terminal Amanecer, en Soyapango, trasladaron 50 rutas de buses

Foto EDH / Ricardo Flores

Por Violeta Rivas

Ago 25, 2018- 18:18

Mientras que en la nueva terminal de Oriente, denominada “Plaza Amanecer”, los pasajeros eran recibidos por personal que les orientaba para buscar su ruta de bus; en la vieja terminal los usuarios que llegaban eran engañados por taxistas y otros quienes les decían que había paro de transporte.

Muchos usuarios a su llegada a la antigua instalación eran acosados por taxistas y personas que les ofrecían transporte en pick up, a un costo de entre $10 y $15 por persona.

Los taxistas informaban a los pasajeros que los buses que viajan a San Miguel, La Unión y Sensuntepeque estaban en paro debido a que no estaban de acuerdo con la ubicación de la nueva terminal. Algunos pasajeros accedían a pagar esa cantidad de dinero para poder llegar a sus hogares. Mientras que otros, que se mostraban inconformes ante la oferta permanecían en la terminal buscando una manera de llegar a su destino.

 

 

Esperanza Flores, junto a su familia, llegó a la antigua terminal en búsqueda de un transporte que los pudiera llevar hasta Puerto El Triunfo.

“Aquí lo que nos están diciendo es que no están saliendo los buses y que no saben hasta cuándo van a trabajar normal. Para mí es nuevo lo de la otra terminal, aquí tenemos una hora de estar esperando y nadie nos da información”, dijo la usuaria.

Mientras esto sucedía, uno de los taxista insistía diciéndole a Flores que en la nueva terminal solo habían buses para Ilobasco y San Vicente, pero que el transporte hacia San Miguel estaba en paro, “aquí estamos cobrando $15 para llevarlos, el que quiera viajar”, expresó el taxista.

Personas que se dirigían hacia el oriente del país, que llegaron a la antigua terminal, desconocían que hoy iniciaban las funciones de la nueva terminal. Foto/ René Estrada

Marta Campos, otra usuaria de la terminal, explicó que también le dijeron los taxistas y transportistas de pick up que no estaban circulando los buses hacia San Miguel. “Este cambio nos afecta a nosotros porque queremos llegar a la casa y no sabíamos que ya estaba funcionando la nueva terminal”, dijo Campos, quien ya llevaba más de una hora esperando el autobús.

“El señor taxista dice que no están funcionando los buses, lo hacen por ganar ellos, y deberían de ser justos. Yo voy hasta San Ildefonso, y yo no me había dado cuenta de la nueva terminal. Cuando vine aquí me dijeron que había paro de buses por tres días”, narró Carmen Lovato, usuaria de la terminal.

Lovato añadió que en un bus normal paga $2 de pasaje para llegar a San Vicente.

Otra usuaria, Kenia Alvarenga, llegó a la terminal buscando un autobús que la llevara a Sensuntepeque, pero dijo desconocer que ya estaba en funcionamiento la nueva terminal, además explicó que en la antigua terminal no había nadie informando que las rutas hacia esa zona del país se tenían que abordar en la nueva Plaza Amanecer.

“Esta terminal es la que más ocupa uno, y yo venía directo para acá, pero me encuentro con que ya está funcionando la otra terminal. Este es un solo lío porque ahora tengo que pagar otro bus que me lleve a la otra terminal, los taxistas nos están cobrando cinco dólares para llevarnos hasta allá, a la nueva terminal, jamás me imaginé que iba a estar en esta situación, el bus de Sensuntepeque me cobra un dólar con cinco centavos, y un señor me está diciendo que me cobra diez dólares”, narró la usuaria.

Foto/ Ricardo Flores

Nueva terminal en funcionamiento

La nueva terminal de Oriente comenzó su funcionamiento ayer, desde tempranas horas de la mañana, donde decenas de pasajeros llegaban para abordar las diferentes unidades de transporte.

A la llegada de los usuarios a la terminal, ubicada en la calle El Matazano, de Soyapango, eran orientados por personal del Sector Unido de Transportistas (Sutrans).

Los pasajeros que descendían de los buses recibían indicaciones para acceder al túnel que los lleva a la salida de la terminal, mientras que los pasajeros que llegaban para dirigirse hacia el Oriente recibían indicaciones de dónde buscar su ruta.

Gaspar Portillo, director general de Transporte, dijo que durante el primer día estuvo transcurriendo el funcionamiento de la terminal con normalidad. “Hoy inicia la operación de casi 53 rutas, que equivalen a seis departamentos, que van a estar entrando a esta nueva terminal, son alrededor de 365 unidades de transporte. Luego se va a analizar en qué momento van a entrar las otras rutas del departamento de Cuscatlán”, explicó el director.

 

 

Los autobuses del Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss) están llegando a la Plaza Amanecer, la cual cuenta con sistema de videovigilancia, además de la seguridad que brindará la Policía Nacional Civil (PNC), a través de un centro de control, y los gestores de tránsito .

Portillo dijo que en la antigua terminal servirá para las rutas del norte del país, que son 34 rutas, 220 unidades de transporte.

René Velasco, gerente comercial de la empresa Sutrans, opinó que la Plaza Amanecer ha llenado las expectativas de los usuarios, ya que las opiniones de la población eran positivas.

Aseguró que todavía hay algunas deficiencias en el funcionamiento, pero que ya están trabajado para mejorar la atención a los pasajeros.

En cuanto a la seguridad, Velasco dijo que tienen guardias privada, pero que cuentan con el apoyo también de personal de inteligencia de la PNC y patrullas que estarán velando por la seguridad de los pasajeros y de los transportistas.

De la antigua terminal salen los buses que van hacia la zona Norte del país. Foto / René Estrada

Servicio irregular hacia San Salvador

Los empresarios de las rutas de oriente que viajan hacia San Salvador pidieron, ayer, al Viceministro de Seguridad Pública, Mauricio Ramírez Landaverde, que asigne de forma permanente a los policías en las unidades de buses y terminales para garantizar la seguridad pública

De acuerdo con empresarios, 50 por ciento de los buses de las rutas 301, 304, 305, y 306; que viajan desde San Miguel, La Unión, Usulután y Santa Rosa de Lima trabajaron debido a la amenazas de las pandillas que recibieron los trabajos; a causa del funcionamiento de la nueva terminal en Soyapango.

Delis Reyes, empresario de buses de San Miguel, manifestó que esperan que el servicio se regule a partir de este domingo.

“Hemos pedido la seguridad permanente en buses, carreteras y terminales; porque si lo hacen solo en este momento que estamos apretados por el problema, le aseguro que no quedamos en lo mismo porque no habría seguridad para los usuarios y los empleados”, opinó Reyes.

El viceministro declaró que las amenazas contra los motoristas puede tener otros actores, y señaló que los comerciantes formales e informales, que por muchos años establecieron sus negocios en la terminal vieja, no están de acuerdo con la medida y eso pudo haber originado las amenazas.

“La Policía ha dispuesto un dispositivo de seguridad especial en la terminal antigua,”, agregó Ramírez Landaverde.

Ayer por la mañana, un contingente de patrullas de la PNC se hizo presente a la antigua terminal de Oriente para vigilar la situación que se estaba dando en ese lugar, debido a las anomalías sobre la falsa información de un paro de buses.

Los agentes de la PNC llegaron con perros para revisar las pertenencias de los que ya se encontraban en la terminal y de los que recién ingresaban.

Además pidieron la documentación de los taxistas, y de los motoristas de los pick up, para realizar un registro e investigar si estaban autorizados para dar el servicio a los usuarios de la terminal.

Agentes y perros de la Unidad Canina verifican algunos puesto de ventas informales en la zona de la antigua terminal. Foto/ René Estrada

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad