Suspenden juicio contra sacristán acusado de asesinar a sacerdote Cecilio Pérez en Sonsonate

Abraham Mestizo Pérez, sacristán de la parroquia San José La Majada, de Juayúa, Sonsonate, fue detenido en junio de este año por agentes de la Policía por ser el presunto asesino del religioso.

Foto David Marroquin

Por David Marroquin/ V. Jurado

Dic 06, 2019- 11:31

El Tribunal Primero de Sentencia de Sonsonate suspendió este viernes el juicio contra Abraham Heriberto Mestizo Pérez acusado de asesinar al sacerdote, Cecilio Pérez Cruz.

El juicio fue reprogramado para el próximo miércoles 8 de enero 2020.

“Cuando la conciencia está limpia, no hay porqué temer”, dijo Mestizo Pérez en un intento de demostrar que es inocente de las acusaciones que le hace la Fiscalía de haber asesinado al sacerdote Pérez.

“Dios es justo y porque es justo le da a uno su recompensa”, dijo Pérez, quien agregó: “trato la manera de mantenerme tranquilo y espero que sea la voluntad de Dios”.

El sacristán dice desconocer las razones del porqué lo están acusando del crimen del padre Pérez Cruz.  “Yo lo respetaba y oraba siempre por él,  al igual que oro por todos los sacerdotes”, declaró.


Abraham Mestizo Pérez, sacristán de la parroquia San José La Majada, de Juayúa, Sonsonate, fue detenido en junio de este año por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) por ser el presunto asesino del sacerdote Cecilio Pérez.

Mestizo Pérez, de 34 años, deberá responder por el delito de homicidio, sin embargo las autoridades  no revelaron los detalles que lo incriminan en el crimen.

La corporación policial se limitó a señalar que “según la información brindada por las autoridades de la División Central de Investigaciones, la prueba técnico científica jugó un papel importante en la investigación, ya que arrojó información vinculante al capturado”.

El padre Cecilio Pérez durante la eucaristía. La Policía informó que el cuerpo del sacerdote tenía signos de violencia y una lesión de bala. Foto Redes sociales

La madrugada del sábado 18 de mayo de este año fue hallado en la casa parroquial el cuerpo sin vida del sacerdote. De acuerdo con el informe policial, el sacerdote fue asesinado de un disparo y presentaba signos de violencia.

El cadáver fue encontrado por un grupo de feligreses que se reunieron en la iglesia la madrugada del sábado para ir con el sacerdote a un rosario, pero después de 30 minutos de espera y al ver que no salía, llamaron al sacristán, que estaba en sus días de descanso, para que pudiera abrir la puerta de la casa parroquial, fue entonces que encontraron el cuerpo del religioso.

 

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad