“El sistema de salud pública y privado ya está colapsado”: doctor Jorge Panameño sobre incremento de pacientes Covid-19

El especialista sostiene que estamos atrasados en cerrar las escuelas, restringir el desarrollo de eventos deportivos y culturales masivos, regular el aforo en discotecas, bares para reducir los contagios

Por Susana Joma | Oct 14, 2021- 06:00

Afición durante un partido de la Selecta en el Estadio Cuscatlán. Foto EDH/ Francisco Rubio

El infectólogo privado Jorge Panameño, afirmó ayer que “el sistema de salud en El Salvador, público y privado, está colapsado” con el creciente número de pacientes afectados por Covid-19 que llegan en busca de tratamiento.

Panameño, durante el programa de entrevista “8 en punto” de canal 33 en la que se analizó el impacto de eventos deportivos masivos, como el partido de Fútbol que se dio entre la selección de fútbol de El Salvador y la de México, sostuvo que contrario a lo que algunos han expresado el hecho de que en este momento no se vean muertos en las calles o esperando atención en el hospital, o siendo atendidos en el suelo no significa que no estemos colapsados.

El galeno sostuvo que ese panorama no se ha visto porque lo que ocurre en este momento es que muchas personas no llegan al hospital porque son atendidos en su casa, dado que tras la experiencia de casi dos años  pandemia se ha aprendido a tratar la enfermedad de forma temprana.

LEA TAMBIÉN: Tres de cada 10 personas en El Salvador han perdido un familiar o amigo cercano por covid-19

“En realidad, bajo criterios de administración hospitalaria cuando yo estoy ocupando arriba del 90 % de lo que puedo ofrecer y arriba del 80 dicen algunos administradores en Salud ya estoy colapsado, porque ya no voy a llenar la necesidad”, precisó.

Según el doctor Panameño hay información de que los pacientes que llegan a las instalaciones que funcionan en la antigua Feria Internacional van en estado de gravedad y básicamente todas las camas se están convirtiendo en camas para cuidados críticos, ya no hay camas de pacientes severos, porque todos van ahí con necesidades de por lo menos de oxígeno, en volúmenes que requieren cánula de alto flujo o ventilación mecánica.

“La mayor parte de instituciones tanto a nivel de salud pública como de la seguridad social están hospitalizando pacientes porque ya no caben en las instalaciones de la feria. Esto significa que ya en este momento estamos colapsados”, reiteró.

Señaló que ya estamos en la tercera ola, en plena fase de aceleración de la pandemia y si no se toman las medidas apropiadas, algo en lo que considera ya estamos algo tarde, vamos hacia una situación que puede llevarnos a que veamos escenas dantescas.

“De pronto, si sigue así (la situación de contagios) van a tener que habilitar eso que ahora funciona como Megacentro de vacunación para meter camas y tratar pacientes, porque no le veo otra alternativa”, indicó.

LEA TAMBIÉN: Caravana de carros fúnebres tras abrirse el portón seis del Hospital El Salvador

Panameño, tras mostrar gráficas originadas en el Instituto Imperial de Londres que han sido analizadas incluso por el doctor Wilfrido Clara, un epidemiólogo que trabaja para el CDC de Atlanta, detalló que el país nunca ha tenido cero casos de Covid-19, puesto que a pesar de que en octubre del año pasado empezó a caer en lo sucesivo fue incrementando hasta llegar a una segunda ola enero y febrero de este año.

“En marzo comenzamos nosotros a notar que la enfermedad estaba cambiando de características y empezamos a ver jóvenes infectándose, desarrollando enfermedad grave, cuadros más graves y hubo un aumento sostenido; para junio 21 advertía yo que estábamos iniciando la tercera ola, hace más de tres meses y que había que valorar que a pesar de que estábamos después de cuatro meses no se estaba impactando apropiadamente y teníamos que añadir medidas complementarias a la vacunación porque de lo contrario íbamos a experimentar un incremento”, enumeró.

El especialista manifestó que en octubre hubo una disminución en la curva de contagios, ante lo que el gobierno podía tomarse dos escenarios posibles, uno en el que con mayor énfasis implementar medidas complementarias a la vacunación y acelerar la vacunación casa por casa. Si nosotros combinábamos esas dos cosas podíamos ejercer una presión sobre la curva, de forma tal que para diciembre podía haberse disminuido la incidencia.

De acuerdo a lo externado por Panameño si se toman medidas complementarias a la vacunación como el cierre de las escuelas, por un periodo no menor de un mes o cuatro semanas; si no se realizan actividades como el partido de fútbol con presencia de aficionados, si se limitan los eventos culturales, religiosos, si se da regulación de horarios y de aforo en el transporte público y en centros de alterno social como discotecas, bares, similares y conexos, podría aún ejercerse una presión sobre la curva de contagios logrando alcanzar porcentajes mínimos de incidencia del Covid-19.

Explicó que el escenario dos es no hacer nada, en el sentido de relajar las medidas de restricción de movilidad social, pero si esto persiste y no se toman esas medidas de prevención no farmacológicas se puede triplicar el número de casos, lo que significaría triplicar la mortalidad y triplicar la demanda de los servicios de salud.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Comunidades Coronavirus COVID-19 Prevención De Covid-19 Redes Sociales Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad