Salvadoreños salen a las calles a limpiar parabrisas y vender para llevar sustento a sus familias

Desde vendedores hasta limpia parabrisas se las ingenian para llevar sustento a sus familias a pesar de las restricciones impuestas por el Gobierno para frenar el COVID-19.

Por David Carpio

May 18, 2020- 19:59

La falta de oportunidades laborales y el confinamiento causado por la cuarentena domiciliar decretada por el Gobierno, para prevenir contagios por coronavirus, no ha detenido a algunos salvadoreños que se las han ingeniado, incluso arriesgándose, para llevar el sustento a casa.

Jorge Alberto Martínez, de 30 años sale todos los días para limpiar los parabrisas de los conductores que se detienen en los semáforos ubicados entre el bulevar de Los Héroes y la 21 calle poniente, en San Salvador.

Con las pocas monedas que gana a diario Jorge lleva sustento para su esposa y sus cuatro hijos, con quienes reside en un mesón del centro capitalino.

“Desde los 11 años me dedico a limpiar parabrisas, en tiempos normales diariamente sacó hasta $25, ahora lo más que hago son $15, pero gracias a Dios ya me sirve para que comamos”, indicó Jorge.

El limpia parabrisas comentó que la situación durante este tiempo de cuarentena se ha vuelto difícil para estar trabajando en la calle, que además de la poca cantidad de carros también ha tenido que lidiar con los policías quienes en varias ocasiones han intentado llevárselo retenido.

Pesé al riesgo, Jorge sigue llegando a cumplir con su trabajo y agradece a las personas por su ayuda.

“Solo la voluntad del Señor y la ayuda de las personas que me dan un par de monedas me ha sostenido. Yo no he recibido ninguna ayuda del Gobierno, pero si alguien me quiere ayudar aunque sea con frijoles y arroz pueden venir a buscarme”, apuntó Jorge.

En la carretera a Quezaltepeque pedalea José Saúl Rivera, de 52 años, quien ha adaptado una especie de carretilla en su bicicleta para ir a dejar e instalar los repuestos y accesorios para vehículos que vende en su negocio desde hace cinco años.

José Saúl dice que los días de cuarentena han sido duros y que lo poco que vende le va dejando ingresos para que sus dos hijos y esposa puedan comer a diario.

El comerciante de 52 años vende e instala accesorios para vehículos como cricos, forros para timón, polarizados y más.

Si necesita sus servicios puede contactarlo al número 7240-2386. De lunes a viernes de 8:00 de la mañana a 4:00 de la tarde, trabaja en todo Quezaltepeque.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad