Sala le ordena a Bukele no utilizar a militares y policías para fines políticos

La Sala de lo Constitucional admitió la demanda presentada por dos ciudadanos contra la convocatoria del Consejo de Ministros hacia la Asamblea para una plenaria extraordinaria el 9 de febrero. Ese día, Bukele se tomó la institución a fuerza de las armas.

Foto EDH / Lissette Lemus

Por L. Alas/ E. Velásquez/ O. Iraheta

Feb 11, 2020- 06:00

La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) le ordenó este lunes por la tarde al presidente Nayib Bukele que se “abstenga de hacer uso de la Fuerza Armada en actividades contrarias a los fines constitucionales establecidos y poner en riesgo la forma de gobierno republicano, democrático y representativo, el sistema político pluralista y de manera particular la separación de poderes”.

En la resolución, el máximo tribunal constitucional de manera unánime, también le ordena “al Consejo de Ministros, del cual forma parte el Presidente de la República, el cese de los efectos de la convocatoria girada con el propósito de una sesión extraordinaria de la Asamblea Legislativa a efecto que se apruebe el préstamo con el Banco Centroamericano de Integración Económica para la implementación de la Fase III del Plan Control Territorial, así como cualquier convocatoria relacionada con el tema”.

Presidente de la Asamblea Legislativa

Nada se puede conseguir a la fuerza, no se puede ceder (al préstamo de $109 millones) con una pistola en la cabeza. Los 84 diputados no pueden reaccionar cuando los tienen encañonados. No vamos a reaccionar ante esta brutalidad

Mario Ponce,

La orden de los magistrados es parte de la admisión de una demanda de inconstitucionalidad, que presentaron dos ciudadanos el sábado anterior, contra la convocatoria que hizo el Gobierno para que los diputados en sesión extraordinaria del 9 de febrero avalaran los $109 millones para el plan de seguridad.

Los jueces constitucionalistas también mandan al presidente a “suspender los efectos de cualquier acto o norma que sea consecuencia del acuerdo de convocatoria impugnado”, es decir, que cualquier acuerdo alcanzado por la Asamblea tras el llamado por el Consejo de Ministros, no tendrá validez.

Foto EDH / David Martínez

Asimismo, La Sala le ordena ordena al Ministro de Defensa Nacional y al Director de la Policía Nacional Civil, “que no ejerzan funciones y actividades distintas a las que constitucionalmente y legalmente están obligados”.

Por último, los magistrados, solicitaron un informe al Consejo de Ministros como autoridad demandada en el plazo de diez días hábiles, como lo indica el artículo 7 de la Ley de Procedimientos Constitucionales.

Diputado

El presidente Nayib Bukele desnaturalizó las funciones de la Fuerza Armada y la Policía Nacional, usted presidente tiene que entender que esta institucionalidad que funciona en el país le ha costado sangre a muchos compatriotas

Rodolfo Parker,

Minutos después de la publicación de la demanda, Bukele se pronunció en Twitter y publicó: “Y vamos a luchar contra eso. Con la ayuda de Dios, del pueblo, de nuestra @FuerzaArmada y nuestra @PNCSV  Por más resoluciones que emitan. Sabemos que van a tratar de proteger el sistema. Estamos dispuestos a dar todo, incluso este cargo, que como la misma vida, es prestado”.

Horas después en la cuenta de Twitter de Casa Presidencial se publicó el comunicado donde La Presidencia y el Consejo de Ministros informan que acatarán la orden de la Sala de lo Constitucional.


Una orden dentro de la ilegalidad

El Consejo de Ministros convocó el jueves al Congreso para el domingo 9 de febrero, lo que recibió el rechazo de los legisladores porque no había una emergencia que la justificara más que la discusión de la aprobación de los fondos.

Para presionar por el préstamo, Bukele había invocado a una “insurrección” contra la Asamblea y convocó a una concentración ciudadana para dicha fecha.

De esa manera, en un hecho sin precedentes, usando al Ejército y a la Policía Nacional Civil (PNC), el mandatario se tomó el Congreso la tarde del domingo.

Pocos fueron los diputados que acudieron al llamado del Ejecutivo, quienes terminaron retirándose al ver la presencia de soldados con armas de asalto en el Salón Azul.

Diputada

Propusimos, como FMLN, que se interpele al ministro de Justicia y vamos más allá (pedimos) que se destituya al director de la Policía. La propuesta la van a valorar todos los grupos parlamentarios. Hay un delito flagrante de militarizar esta institución que es autónoma

Nidia Díaz,

Desde el salón de la plenaria, Bukele advirtió a los parlamentarios que, si en una semana no aprueban el crédito que generó el conflicto, le dará el poder al “pueblo” para que se tome la Asamblea.

La crisis entre poderes de Estado ha generado la reacción de la comunidad internacional que ha desaprobado la actuación del Gobierno al militarizar el Parlamento.

La acción provocó que dos ciudadanos interpusieran el sábado una demanda de inconstitucionalidad ante la Sala en la que pedían de forma “urgente” una medida cautelar para resolver la situación.

La militarización del Palacio Legislativo despertó repudio entre los legisladores, quienes se pronunciaron porque cesen las amenazas de parte de Bukele. Foto EDH / David Martínez

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad