Saca buscó evitar controles para agilizar saqueo de $301 millones

El viernes testigos de la Fiscalía detallaron cómo se obviaron procesos para pagar cheques de la Presidencia.

Saca fue condenado en septiembre pasado por haber desviado y lavado $301 millones. Foto EDH / Archivo

Por Stanley Luna

Ago 17, 2018- 21:15

El expresidente Antonio Saca no solo hizo un reglamento a la medida para disponer de la partida secreta de la Presidencia, sino que buscó evitar los controles externos para garantizar el saqueo de fondos públicos, que admitió ante el Tribunal Segundo de Sentencia.

Ayer, Mario Machado, uno de los defensores del expresidente, afirmó que “cuando el señor Saca hizo la confesión dijo que buscaron bancos que les ayudaran a hacer trámites más rápidos”. El abogado agregó que el imputado también dijo en su declaración que eso era para evitar controles.

De ahí que un banco privado obvió la alerta de un Reporte de Operaciones Sospechosas (ROS) emitido por la oficial de cumplimiento de la entidad entre 2004 y 2009, reveló ayer la testigo María del Rosario Zaldívar, en el juicio por corrupción contra Saca y otros seis imputados.

Zaldívar, exsecretaria de la presidencia de la institución, dijo ante el Tribunal Segundo de Sentencia de San Salvador que cuando la operación le fue comunicada al titular del banco, recibió la orden de omitirla.

TE PUEDE INTERESAR

Empresas de Saca aumentaron las utilidades en su gestión

Excontador del Grupo Radial Samix ratificó que expresidente recibió salarios de hasta $60,000, además de indemnizaciones a fin de año.

La exsecretaria es parte de las cinco testigos fiscales que contaron ayer, cómo se hicieron las remesas de cheques en el banco donde ellas laboraron y que coincidió con el tiempo de la gestión Saca, acusado de robar $301 millones del Estado.

Relató que el presidente del banco donde ella trabajó dijo que Pablo Gómez, excontador de la Presidencia, acusado de lavado dinero y peculado (apropiarse de dinero público), llegaría a realizar cobros de cheques en efectivo y ordenó que le dieran “facilidades”.

Ese trato, según Zaldívar, no lo tuvo otro cliente. Señaló que Gómez se presentaba al banco de tres a cuatro veces por mes, y los cobros y transferencias que hacía eran entre $100,000 y $150,000.

“La agencia no podía tener esa cantidad de dinero o normalmente no tenía estos montos de dinero. Cuando tenía conocimiento -el alto ejecutivo del banco- que iba a llegar esta persona (Gómez) mandaban a traer el dinero para poder hacer el pago de esos cheques”, señaló un fiscal de la Unidad Financiera, e indicó que cuentan con indicios que había un convenio entre la presidencia Saca y el banco para esas operaciones.

Gómez también es acusado en el caso “Saqueo Público”, donde se procesa al expresidente Mauricio Funes y otras 31 personas por el supuesto desvío de $351 millones.

TE PUEDE INTERESAR

Caso Saca: Exjefe de Unidad Financiera de Capres cobró 40 cheques por $2 millones en un solo día

Exempleados de Casa Presidencial desviaron $191 millones vía cheques para Saca

En ese proceso, según la investigación fiscal, el excontador presidencial retiró $292 millones en efectivo del Banco Hipotecario, presidido para entonces por Manuel Rivera Castro, uno de los imputados del desvío de fondos públicos, a quien la Fiscalía vincula con Miguel Menéndez (Mecafé), un empresario cercano a Funes, también acusado de corrupción.

La Superintendencia del Sistema Financiero registró entre 2004 y 2009 que la banca emitió 883 ROS, y solo en una ocasión se mencionó a una de las personas del caso “Destape a la Corrupción”.

Transferencias al partido ARENA

Elizabeth Bolaños, una cajera del banco privado, declaró que entre 2004 y 2006 hubo diversas transacciones al partido ARENA por montos de $50,000. Según Bolaños, los movimientos bancarios de los cheques que se cobraban y se remesaban por esas cantidades ya tenían el aval de quienes dirigían el banco.

Claudia Patricia Beltrán, una subgerente de una agencia bancaria, también reiteró en el juicio las transacciones a cuentas de ARENA. Dijo que pese a que era una política de la empresa informar quién depositaba el dinero, cuando se hacían las operaciones, por órdenes del banco se omitió este requisito.

Roberto Claros, defensor de Gómez, indicó que el imputado no tenía que cuestionar a Saca por qué se iba a trabajar con el banco privado y por qué se realizarían retiros y cobros de cheques por las cantidades señaladas por las testigos. Él ejecutó las órdenes, ya que de lo contrario hubiese sido despedido, alegó.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Padre e hija salvadoreños mueren ahogados en el río Bravo, México, al intentar cruzar hacia EE. UU.
Noticias Mitos y verdades sobre el orgasmo
Noticias La propuesta de otorgar 40 % de espacio en radios para música nacional aviva el debate en redes sociales