POLÍTICA: Ley de Agentes ExtranjerosCovid-19: Variante ómicron NEGOCIOS: Bitcoin en El Salvador SUCESOS: Casos de desaparecidos

Rubén Zamora: EE.UU. no enviará tropas, pero presionará más y lo del FMI lo prueba

Según Rubén Zamora, la multitudinaria marcha del 15 de septiembre fue una gran lección para Bukele, pero éste no quiere cambiar, aunque en el algún momento tendrá que hacerlo.

Por Mario González | Oct 17, 2021- 21:30

“El problema que tenemos, o lo resolvemos nosotros, el pueblo, o no se resuelve. Ocupación militar de parte de Estados Unidos no va a haber, sobre todo después de la experiencia de Afganistán…”.

Esa es la lectura del abogado, político y exembajador en Estados Unidos, Rubén Zamora, sobre la situación política y económica en El Salvador, aunque no descarta que continuarán con más fuerza la presiones para que el régimen de Bukele respete la institucionalidad y los derechos humanos.

Primeramente expone que el cambio de administración en Estados Unidos no le favorece. “ Teníamos al señor Trump como presidente de los Estados Unidos, ¿qué le interesaba a Trump? Que no lleguen los salvadoreños a los Estados Unidos. Ese era todo su problema. Y por eso hizo amores con Bukele, porque Bukele se hacía el que no entendía las barbaridades que hacen con nuestra gente cuando para los Estados Unidos sin visa y cientos han muerto tratando de huir de la falta de progreso y oportunidades”, reseñó.

Puede leer: “El señor presidente bloquea la calle para que no se manifieste todo el sector que no está con él”, reclama veterano

Para Zamora, El Salvador hizo tratos con la administración Trump que no sirvieron de nada y ahora, con Biden, se busca llegar a la raíz del problema de la migración: una pobreza dura. Por eso destina 4,000 millones de dólares y la vicepresidenta Kamala Harris habla con las grandes empresas para que inviertan en la región.

Pero Zamora recuerda que lo anterior no es gratuito, sino que los países del Triángulo Norte, entre ellos El Salvador, deben cumplir tres garantías: no corrupción, respeto a los derechos humanos y respeto a la institucionalidad democrática y la Constitución, pero ninguno de los gobiernos quiere.

Sin embargo, subraya, en el caso de El Salvador “ahora tenemos más corrupción que antes, porque antes por lo menos se averiguaba. Con los acuerdos de paz se comenzó a ver. Y por eso tenemos cuatro expresidentes acusados judicialmente. Porque ya hubo un aparato y la sociedad civil se encargó de ayudar, la libertad de prensa fue fundamental porque señaló. Ahora es al revés: ya no se puede hablar de eso, todos los robos que hicieron y los 12 casos que la Cicies deja Bukele los destruyó, porque temía que su gente en el gobierno es la que más está robando”.

No obstante, señala el entrevistado, el gobierno de Biden está presionando. Con esas tres condiciones, que están en la Constitución, Bukele comienza a reaccionar a lo que le dicen que debe cumplir y como está haciendo todo lo contrario alega que “los acuerdos de paz son un fraude”.

Pero Zamora le recuerda que “El Salvador, sin Estados Unidos diplomáticamente, es muy difícil que subsista. Ya no está entrando inversión norteamericana y la inversión salvadoreña se está saliendo aún más. El Salvador necesita de Estados Unidos”.

Zamora reveló que después de que Bukele le declaró la guerra a las organizaciones de la sociedad civil, durante un discurso en la Asamblea Legislativa, fue invitado a una reunión en la Embajada de los Estados Unidos. “El presidente fue con su gente y sus guardaespaldas y lo que sé es que le pusieron un ultimátum y le dijeron: “Así no vamos a poder seguir. O usted para todo esto o ya es demasiado y le pedimos muestras de que usted quiere hacer: reunirse con las organizaciones de la sociedad civil. Dijo que sí. (Fue muy similar a la primera reunión del gobierno y la guerrilla de La Palma en octubre de 1984). Puso a la canciller y no ha pasado absolutamente nada.

Lea también: “Marchamos obligados… por la corrupción del gobierno de Nayib Bukele”, dicen ciudadanos

Lo cierto es que el gobierno salvadoreño ya entró en una seria crisis frente a las organizaciones financieras internacionales. Y la prueba es que antes le prestaban al 3% de interés. Ahora le piden el 11%, lo cual significa que El Salvador no puede pagar. “Entonces tiene que buscar caerle a las pensiones para tener liquidez, pero ¿a dónde nos lleva eso? Que va a ocupar el dinero de las pensiones para pagar u obligar a los salvadoreños a tener la criptomoneda”, advirtió.

“No se sabe si va a llegar a fin de año o los primeros meses de 2022, pero no sale de la crisis financiera y eso es fatal para cualquier economía, como ocurrió con Argentina, que llegó al extremo de un corralito y que no se podía sacar el dinero del banco”, presagió Zamora.

Sólo hay que ver que se ha congelado el crédito de 1,300 millones de dólares que El Salvador gestionaba con el Fondo Monetario Internacional (FMI). “Está parada la negociación. ¿Por qué? Porque no hay condiciones, pues ese no es dinero de un préstamo normal del FMI. Con este puede poner condiciones no sólo económicas sino también políticas y social. Y allí le dicen: “Señor, ¿cómo le vamos a dar ese dinero si usted está destruyendo la Constitución? No podemos”. Y esa es la presión del Gobierno de los Estados Unidos, remarcó el entrevistado.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Asamblea Legislativa Autoritarismo Bitcoin El Salvador Estados Unidos Nayib Bukele Política Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad