Vocalista de banda de rock fue asesinado durante un concierto en Armenia

Un asistente a la presentación de la banda Apes of God le disparó en el rostro al vocalista, César Canales Ramírez

César Canales Ramírez, de 27 años, era el vocalista de la banda de rock Apes of God. Foto Cortesía

Por Diana Escalante/ Sander Franco

Ago 03, 2019- 20:54

Una fiesta de rock se convirtió en tragedia en Armenia, Sonsonate. La banda Apes of God estaba por finalizar su participación en el festival denominado “Green Metal Concert”, cuando uno de los asistentes le disparó al vocalista, César Canales Ramírez, quien murió de inmediato.

El asesinato fue, la noche del sábado, en el restaurante Rancho Grande, situado en el centro del municipio.

Según testigos, el músico y el espectador tuvieron una discusión por razones que se desconocen. Después, el homicida salió del establecimiento para ir por un arma de fuego, regresó para matar a la víctima y luego salió haciendo disparos al aire para evitar ser retenido.

Cortesía

A las 8:30 de la noche, el jefe de turno de la Policía Nacional Civil únicamente confirmó que había un homicidio en esa jurisdicción, pero no reveló detalles argumentando que aún no había llegado a la escena. Fuentes de la institución señalaron que la víctima recibió un disparo en el rostro.

En diferentes cuentas de Facebook y de Twitter de grupos metaleros, los seguidores manifestaron que la víctima fue César Canales Ramírez, de 27 años, vocalista de la banda Apes of God.

“Como #NaciónMetal nos unimos al difícil momento que vive la banda Apes of God, al ser objeto este día de la violencia que vive nuestro país y ser asesinado su vocalista, Cesar Canales mientras cumplían con una presentación en el municipio de Armenia”, se lee en el muro de Facebook de Nacionmetal Radioshowsv.

Algunos asistentes al evento relataron en redes sociales que el homicida presuntamente era seguidor de la banda y que, bajo efectos de bebidas embriagantes o estupefacientes, le disparó al músico.

Homicidios en las últimas 24 horas

Al menos ocho homicidios se han registrado entre las últimas horas del viernes y las primeras de este sábado, según un reporte preliminar de la Fiscalía General de la República (FGR).

Los asesinatos han ocurrido en Mejicanos, Ilopango, El Rosario La Paz, Olocuilta, San Juan Opico y Guacotecti.

Uno de los casos es el de una mujer de unos 25 años, quien fue privada de libertad o raptada anoche en el cantón de San Ramón, en Mejicanos, y su cuerpo fue abandonado en el pasaje 5 de la colonia Santa Rita 6, a pocos metros del penal de Mariona.

El Salvador cerró julio con 155 muertes violentas, lo que se traduce en un promedio de cinco casos por día, según los registros de la Fiscalía General de la República. En mayo se tenía un promedio de nueve y en junio fue de siete.

El Gobierno -que ha manejado con recelo las cifras de homicidios y dejó de hacerlas públicas desde un día después de que Nayib Bukele asumiera la presidencia- ha atribuido la disminución de los crímenes a la puesta en marcha del Plan de Control Territorial, que inició el 20 de junio, y que los días menos violentos de julio fueron el 15 y 31.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad