“Si solo cuando llueve se nos mete el agua a las casas, ahora si viene el huracán, Dios nos libre”, dicen habitantes de Pasaquina

Al menos 50 viviendas del caserío Candelaria La Rompisión, de Pasaquina, se encuentran al borde del río Goascorán.

Unas 50 viviendas del Caserío Candelaria La Rompisión, de Pasaquina, viven al borde del Río Goascorán. Foto EDH/ Jessica Orellana

Por Oscar Portillo / Jessica Orellana

Nov 17, 2020- 18:20

Unas 50 viviendas del  aserío Candelaria La Rompisión, de Pasaquina, en La Unión, se encuentran al borde del río Goascorán. Habitantes afirman que muchas veces el agua entra a sus casas, sin embargo ellos deciden no evacuar por temor a dejar sus viviendas.

Rosa Posada comenta que el domingo, 15 de noviembre, su casa se inundó debido a la tormenta que azotó al caserío y que era consecuencia del huracán Iota que ya estaba haciendo estragos en Honduras, a pesar de ello, autoridades aún no han decidido evacuar a personas de la zona.

Unas 50 familias del caserío Candelaria La Rompisión, de Pasaquina, en La Unión, viven una amenaza al borde del río Goascorán. Aunque muchos deciden no evacuar por temor a dejar sus viviendas, les preocupa que ocurra algo similar cuando fueron afectados por el huracán Mitch, en 1998.

Leer más: Dos hermanitos, de 8 y 11 años, mueren en Nicaragua por tormenta Iota

La vivienda de Posada siempre es azotada por las inclemencias de los desastres naturales. Para la tormenta Amanda, su casa estuvo inundada durante 4 días. Ella y sus tres hijos decidieron no evacuar para cuidar un molino de tortillas, la fuente de ingresos de la mujer.

“El agua me llegaba a las pantorrillas esa vez que llovió una semana sin parar… no tenemos otra salida, solo pasar aquí”, asegura.

11 familias han dejado sus casas para irse albergar al centro Escolar del cantón San Felipe. Foto EDH/ Jessica Orellana

“Si solo cuando llueve se nos mete el agua a las casas, ahora si viene el huracán, Dios nos libre”, dice y añade que llevan todo el invierno con constantes problemas por las lluvias.

Posada recuerda que cuando ella tenía 19 años, el huracán Mitch arrasó con toda la comunidad, inundando todas las casas y espera que no se vuelva a repetir una situación así.

Will Alfredo Ventura agrega que existen más de 20 posas de agua que se han acumulado en toda la calle y les toca pasárselas pues no tienen otro acceso para transitar “aunque tratamos de salir lo menos posible, pero siempre por necesidad sale uno”.

Leer más: Iota se debilita a tormenta tropical, pero con suficiente potencia para descargar intensas lluvias y fuertes vientos en zonas de Centroamérica

Darlyn Meléndez secretaria de la ADESCO del caserío expresa una preocupación por la acumulación de agua. “Esas posas de agua nosotras las tenemos que pasar y no solo eso si no también las enfermedades que eso nos puede traer si están pegadas a las casas”.

Hasta el momento, la única zona que ha evacuado es la comunidad el Chorizo, un sector de viviendas compuesta por unas 40 personas que pertenecen a la misma familia. De las 7 viviendas de lamina que hay en el lugar, dos aún continúan habitadas.

En una de ellas se encuentra Francisca Ayala, que junto a sus dos hijos y su esposo, el lunes decidieron ir al albergue que está ubicado en el Cantón San Felipe, y aunque la mujer afirma que en ocasiones anteriores el agua a inundado su vivienda, este día martes decidieron regresar por temor que sus animales de crianza pudieran ser robados.

Habitantes afirman que muchas veces el agua entra a sus casas, sin embargo ellos deciden no evacuar por temor a dejar sus viviendas. Foto EDH/ Jessica Orellana

“Por el momento el río está seco, pero en cualquier momento puedo llevar al Cantón Barrancones a los niños”, comenta Francisca Ayala.

Las familias del lugar están pidiendo al gobierno obras de mitigación en la zona para que el río no se desborde y llegue a sus viviendas.

En el caserío están pasando momentos apremiantes, debido a dos fenómenos climáticos que han afectado al lugar. Y debido a la situación en el caserío La Rompisión, este martes Francisca Ayala y dos vecinas se organizaron para recolectar firmas de los vecinos para agilizar la tercera entrega de víveres del gobierno.

Leer más: Tormenta tropical Iota deja “devastación y muerte” en Honduras

Sin peligro de inundación en Concepción de Oriente

A pesar de que el huracán Iota, que este martes se debilitó a tormenta tropical está haciendo estragos en Honduras y Nicaragua, habitantes de Concepción de Oriente, municipio que colinda con el río Goascorán, no han evacuado.

Suyapa García lavaba su ropa en el río Goascorán; su hermano, de 7 años, y su primo, de 5 años, jugaban en las orillas del río. Ellos tres son el reflejo de la tranquilidad que se vive entre los habitantes.

Jaime Guillén, encargado de Protección Civil de la alcaldía, comentó que no hay peligro de inundación en el municipio debido a que está en elevación, por lo cual, el cauce del río no representa un peligro para el lugar.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 1 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones