Jueza decreta libertad a policías acusados de homicidio de una joven en San Julián

El hecho sucedió el 10 de mayo anterior en el interior de la finca San Joaquín, cantón Peña Blanca. Los policías dijeron que la joven había muerto en enfrentamiento con ellos, pero la familia lo niega.

Foto EDH / Jessica Orellana

Por Jorge Beltrán Luna

May 18, 2020- 11:01

Tres agentes policiales de la base rural de Sonsonate enfrentaron hoy la audiencia inicial en el Juzgado de Paz de San Julián, por el delito de homicidio simple contra Zulma Yamileth Valencia, de 22 años.

La jueza aceptó la solicitud de la Fiscalía General de la República que pidió que los tres agentes continúen enfrentando el proceso judicial pero en libertad.

El delito del que acusan a los tres policías fue cometido el pasado 10 de mayo en la finca San Joaquín, del cantón Peña Blanca, municipio de San Julián, departamento de Sonsonate.

En un primer momento, informes policiales indicaron que la joven era pandillera y que había atacado con arma de fuego a los policías y que estos la abatieron al defenderse.

TAMBIÉN: Joven que salió a comprar por el Día de la Madre fue abatida por policías

De momento, las autoridades han afirmado que la joven estaba reunida con pandilleros cuando fueron sorprendidos por policías.

Zulma tenía un hijo de tres años y vivía en la colonia Guadalupe, junto a su madre quien dijo que la joven recién había comenzado a trabajar en una fábrica de alimentos que funciona en el cantón Lourdes, municipio de Colón, departamento de La Libertad.

La madre de Zulma negó que su hija estuviera vinculada a grupos de pandillas mientras que la policía y la Fiscalía han dicho lo contrario, sin embargo la policía dijo que estaba perfilada como pandillera pero que no había sido fichada como tal.

TAMBIÉN: Familia pide investigar muerte de joven por posible tortura en bartolina policial de Zacatecoluca

El día que mataron a la joven, ella había salido para cobrar su salario y tenía planeado comprar un regalo para su madre. La madre de Zulma negó que su hija estuviera vinculada a grupos de pandillas, mientras que la policía y la Fiscalía han dicho lo contrario, sin embargo la policía dijo que estaba perfilada como pandillera pero que no había sido fichada como tal.

Por su parte, cuando se conoció el caso, algunos habitantes de la colonia Guadalupe se mostraron escépticos en cuanto a que Zulma fue abatida por policías a quienes había atacado con un arma de fuego cuando fue sorprendida estando en reunión con otros pandilleros.

“No creo que eso sea cierto. Yo la conozco y sé que estaba trabajando en la misma fábrica que mis dos hijos”, afirmó un hombre que dijo estar indignado por el hecho.

Ella era Zulma Yamileth Valencia, de 22 años. Deja en la orfandad un niño de tres años de edad. Foto EDH / Cortesía

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad