“No te doy un balazo porque me voy a meter en problemas”: policía que dio paliza a joven

El agente de la PNC fue remitido a los tribunales de justicia. Según la Fiscalía será acusado del delito de lesiones. La audiencia inicial contra el policía se realizará mañana.

Oscar Mejía Molina fue presentado la mañana de este jueves 19 de octubre en el Juzgado Octavo de Paz, de Isidro Menéndez. El joven de 28 años, quien fue golpeado por policías en la colonia Aragón, está siendo juzgado por resistencia.

Por David Marroquín

Nov 19, 2020- 11:30

“Si no te doy un balazo es porque me voy a meter en problemas”, le habría dicho el agente de la Policía Marlon Wilfredo Ardón Ascencio a Óscar Leonardo Mejía Molina, después de haberlo golpeado, según el relato de este último.

Ardón Ascencio fue llevado ayer al Juzgado Tercero de Paz de San Salvador, a donde la Fiscalía General lo ha acusado de lesiones graves en perjuicio de Mejía Molina.

La audiencia inicial en contra de Ardón Ascencio está prevista para este día, donde el referido juzgado decidirá sobre la petición de la Fiscalía General de mantenerlo en detención preventiva, mientras se depura la fase de instrucción.

Mejía Molina es la víctima de un policía que lo golpea cuando estaba esposado en el suelo y luego lo hace en la patrulla, según se ve en un video que circuló en redes sociales.

Los hechos se registraron la tarde del 16 de noviembre pasado en la comunidad Aragón de la colonia Costa Rica en San Salvador.

Es un video de teléfono celular que fue grabado por personas que presenciaron la agresión, según la oficina de prensa del Centro Judicial Isidro Menéndez.

FOTOS: Las lesiones que revelan la brutalidad policial contra un joven capturado

Ardón Ascencio se limitó a decir que él actuó en defensa propia porque Mejía Molina se le abalanzó y trató de quitarle el arma de equipo.

La acusación fiscal señala que el 16 de noviembre pasado, la víctima se encontraba en la venta de pizzas y pupusas que es de su propiedad.

Este negocio está situado al final de la calle Asilo Sara, frente a la comunidad Aragón de la colonia Costa Rica.

Una patrulla de policías llegó al negocio y le pidieron el Documento Único de Identidad (DUI) a Mejía, quien se los entregó, pero los agentes le dijeron que se lo llevarían detenido porque tiene antecedentes penales por extorsión.

Momentos en que Leonardo Molina es sometido por policías. A la derecha, el momento cuando uno de los agentes le propina varios puñetazos en el rostro, a pesar de que ya estaba esposado. Foto EDH / Archivo

Mejía relató que él les entregó una copia del DUI y su pasaporte, pero que le salieron agresivos.

En el momento en el que le dijeron que se lo llevarían detenido, su compañera de vida les preguntó por qué se lo llevarían y se produjo un altercado entre ella y algunos de los policías.

“Al ver esto, la víctima supuestamente se tornó agresivo, produciéndose un forcejeo con el agente Ardón, quien presuntamente le causó lesiones en cabeza, brazos y costillas, luego le colocaron las esposas y lo subieron a la patrulla donde continuaron golpeándolo”, según la acusación fiscal.

Por su parte, Mejía relató que al ver que uno de los policías empujara a su esposa y le dijo que no se metiera. “Me metí para defenderla y vinieron los policías y empezaron a golpearme… a mí me habían puesto tres esposas en los brazos y los policías comenzaron a patearme los brazos con las tres esposas”.

Relató que los otros tres policías sólo veían que su compañero lo golpeaba y no hicieron nada para detenerlo. “Ganado te lo tenés”, le habrían dicho los otros agentes.

Mejía dijo que el agente Ardón le causó una herida en la cabeza, además de golpes internos y laceraciones en sus brazos. El examen forense establece que las lesiones sanarán en 30 días.

Mejía Molina dijo que él ya cumplió una condena de cinco años en prisión por extorsión, pero que asumió esa responsabilidad porque su expareja tenía dos meses de embarazo y no quería que fuera presa. En realidad era ella la responsable, dijo.

Dijo que después de cumplir la pena se fue a Costa Rica por seguridad. En febrero pasado, regresó al país a enterrar a su padre, pero por la cuarentena domiciliar obligatoria ya no pudo retornar.

Leer más: Circula video de brutalidad policial y golpiza de un agente a joven esposado en San Salvador

 

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 3 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones