Población escolar migra a colegios más pequeños o escuelas, según especialista

El fenómeno que se denomina cascada socioeconómica marca pérdida de matrícula para algunos centros frente a otros.

El mobiliario del Kinder Pasitos fue vendido a otras instituciones y a padres de alumno. Foto/Francisco Rubio

Por Susana Joma

Ene 17, 2021- 20:43

El especialista en educación, Óscar Picardo Joao, aseveró que el deterioro de la economía familiar, como resultado del impacto de la pandemia marca en este momento un movimiento de población estudiantil, que para algunos centros educativos sobre todo privados implica deserción.

“En el sistema educativo estamos viendo un fenómeno de cascada socioeconómica, (los alumnos pasan) de colegios privados grandes a pequeños, de pequeños a públicos”, detalló.

FOTOS: Kínder Pasitos cierra sus instalaciones debido a la crisis económica, luego de 35 años de funcionamiento

El mencionado fenómeno, según manifestó Picardo Joao, es resultado de que los padres y madres han sufrido la pérdida de empleos o visto reducidos sus ingresos, lo cual los obliga a “bajar una grada”, es decir buscar servicios educativos de menor cuantía, con miras a cubrir otras necesidades: vivienda, alimentación, créditos, entre otros.

En este contexto habló sobre una sensible caída en la matrícula en los niveles de educación inicial y preescolar que, de acuerdo con sus cálculos, no será menos del 50%. “Mucha gente ha dejado de matricular a sus hijos en pre-escolar porque desconocen o desconfían de la educación online para los párvulos, pero esto es un gran error”, aseguró.

Y es que según su experiencia, en modalidad online se pueden realizar sesiones cortas, de 15 a 20 minutos con los más pequeños, sobre motricidad fina y gruesa, estimulación temprana y lecto – escritura, bajo la guía de un profesional de la pedagogía pre-escolar.

El también investigador subrayó que: “Con un buen modelo pedagógico, plataformas, tutores con alfabetización digital, bilateralidad, equipo y conexión, la educación online es valiosa. A los padres y madres les tocará reforzar, sobretodo el área de socialización”.

Indicó que es importante que los pequeños desarrollen las competencias y habilidades acordes a su edad, porque de lo contrario en el futuro tendrán problemas para dominar otros contenidos, como las operaciones básicas de suma y resta, además de operaciones algebraicas, entre otros.

Una disminución en la matricula del 20% obligó al cierre del Kinder Pasitos. Foto EDH/ Francisco Rubio

“Es fundamental que los niños y niñas realicen su educación Parvularia, que los padres no lo subvaloren o menosprecien”, insistió.

Sobre el impacto en otros niveles educativos estimó que podría haber una deserción cercana al 15 %  desde el primer ciclo hasta tercer ciclo de Educación Básica, pero que en Media y Superior rondará el 30%.

Picardo Joao no descarta que la promesa de que el gobierno les entregará una computadora a los estudiantes del sector público incida en el descenso de matrícula en los colegios, esto a pesar de que esto no tiene fecha definida y de que en las últimas declaraciones la ministra de Educación dejó claro que éstos equipos serán prestados, los padres tendrán que entregarlos al final de año, e inicialmente solo se distribuirán a estudiantes de último año de bachillerato.

Las palabras del especialista no son ajenas a la realidad de una madre, quien tiene un hijo que el año pasado cursó el kínder 5 en un colegio y en el presente tendrá el reto con Parvularia.

Esta joven madre, quien prefirió hablar en anonimato, sostuvo que ella y su esposo debido a “una afectación económica” decidieron para este año cambiar a su hijo, quien tiene trastorno de lenguaje, a un colegio más pequeño, de menor cuantía, pero del cual conocen su calidad académica.

La pareja de padres dicen que también se decidieron al cambio porque la modalidad de enseñanza siempre será virtual, al igual que el otro colegio.

Esta salvadoreña, como tantas madres el año pasado bregó con la preocupación de que como ambos tenían que trabajar no había un adulto que apoyara a su hijo: sin embargo, agradece a su hija mayor, quien cursa una carrera universitaria, el haberles apoyado para que su hermano saliera adelante.

“Él es una esponjita, es muy inteligente, pero tengo miedo que por el cambio de docente no preste atención y eso haga más lento su aprendizaje en la lectura y escritura. En las noches cuando llego trato de ayudarlo y reforzar a identificar la vocales y el abecedario”, indicó.

Sus temores también apuntan al tema emocional del niño, al hecho de que como no asiste a clases presenciales y no tiene contacto con otros niños de su edad eso le pueda afectar a la hora de volver a las aulas, o incluso más adelante.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 1 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones