“Le pregunté a Dios y me dijo paciencia”: Bukele da ultimátum de una semana a diputados ante una Asamblea militarizada

La Policía y Fuerza Armada irrumpieron en el Palacio Legislativo, acción que fue cuestionada por organizaciones internacionales de derechos humanos. Algunos legisladores lo tildaron de atropello a la democracia. Bukele no quiso responder por qué ordenó el ingreso de militares.

El 9 de febrero, una imagen dio la vuelta al mundo: el Ejército y la UMO se tomaron el Salón Azul del Palacio Legislativo. Foto EDH / Lissette Lemus

Por Marvin Romero - Rossy Tejada - Karla Arévalo

Feb 09, 2020- 19:00

En un hecho sin precedentes, elementos de la Policía Nacional Civil (PNC) y de la Fuerza Armada se tomaron el Salón Azul de la Asamblea Legislativa momentos antes de que se hiciera presente el presidente Nayib Bukele a la convocatoria que realizó el Consejo de Ministros para la tarde del domingo.

Elementos del Estado Mayor Presidencial tomaron control del Palacio Legislativo, con lo que incrementó la tensión que se ha mantenido entre el Ejecutivo y el Legislativo por la presión del mandatario para que la Asamblea apruebe los $109 millones del préstamo para el plan Control Territorial.

Militares y elementos de la Policía se tomaron las instalaciones del Salón Azul. Foto EDH / David Martínez

Bukele intimida a parlamentarios con realizar nueva convocatoria para próximo domingo

Ante un Salón Azul tomado por militares y miembros de la UMO, el presidente Bukele llegó a las afueras de la Asamblea pasadas las 4 de la tarde.  Alrededor de 5,000 personas asistieron a la concentración ciudadana a la que llamó el presidente Bukele invocando el artículo 87 de la Constitución relativo a la “insurrección”, para presionar a los diputados a que en una plenaria extraordinaria aprueben el préstamo de $109 millones para la III Fase del Plan Control Territorial.

Algunos de los asistentes desconocían el motivo de la convocatoria. Tal es el caso de Adolfo Orellana, quien llegó desde Sensuntepeque, Cabañas. Ante la pregunta de por qué asistió este día a la Asamblea dijo: “Es que los que están ahí en la mesa no quieren darle la firma a él, a todo lo que él (el presidente) quiere hacer para el pueblo”.

El ministro de Trabajo, Rolando Castro, aceptó que, empleados del Ministerio de Trabajo, fueron llamados a la convocatoria.

“¿Es inconstitucional que convoquemos?, los que son inconstitucionales son los delincuentes que pagaron a las pandillas. Los que son inconstitucionales son esos sinvergüenzas que no vinieron a dar la cara”, dijo el mandatario.

El mandatario subió el tono confrontativo de su discurso hacia los diputados, y reafirmó ante las decenas de personas que se concentraron en las afueras de la Asamblea que en unos meses los “sacarían” de sus cargos.

 

“El 28 de de febrero todos los sinvergüenzas van a salir por la puerta de afuera y van a salir democráticamente, ¿por qué vamos a poner en duda el poder del pueblo, de la democracia, si en unos meses vamos a tomar la Asamblea,´¿por qué vamos a tomar a la fuerza, yo les pido paciencia”.

GALERÍA

Así irrumpieron militares y policías al Salón Azul de la Asamblea Legislativa

Actualización. En un hecho sin precedentes, elementos de la Policía Nacional Civil (PNC) y de la Fuerza Armada ingresaron al Salón Azul de la Asamblea Legislativa esta tarde junto con algunos de los diputados que se hicieron presentes para la sesión extraordinaria convocada por el presidente Bukele.

Bukele les dio un ultimátum a los diputados: una semana para que aprueben el préstamo para seguridad. “Si estos sinvergüenzas no aprueban el plan control territorial los volveremos a convocar el día domingo. Estos sinvergüenzas no quieren trabajar por el pueblo. Una semana les vamos a dar”.

“Yo le pregunté a Dios y me dijo paciencia”, dijo el mandatario ante los asistentes.

Foto EDH / David Martínez

 

Después de una semana, “los convocamos de nuevo y si no aprueban el plan yo no me voy a oponer entre el pueblo y el artículo 87 de la Constitución, quedará en sus manos”, manifestó el mandatario en referencia una vez más a la “insurrección” contra la Asamblea Legislativa.

Luego, el mandatario ingresó al Salón Azul custodiado por militares; ahí, se sentó en la silla del presidente del Legislativo, quien estuvo ausente, y dirigió una oración.

Toma de Asamblea por parte del Ejército es atropello a la democracia, dicen diputados

La seguridad de la Asamblea perdió el control de las instalaciones y el Ejército se apoderó del Parlamento Legislativo ante el asombro de los diputados que llegaron a la convocatoria de Bukele.

Incluso, diputadas como Felissa Cristales, de ARENA, que abogaban por brindarle el apoyo al presidente de la República, Nayib Bukele, que exige a los diputados aprobar el préstamo para seguridad, optó por irse de la Asamblea, ante un atropello a la “democracia” por parte del Ejecutivo, dijo la parlamentaria a los periodistas.

“La que tiene que declarar y pronunciarse al respecto es la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia porque esto está afectando la democracia de El Salvador”, manifestó Cristales antes de retirarse.

En un hecho sin precedentes, militares se apostaron en el Salón Azul creca de las curules que ocupan los diputados. Foto EDH/ Lissette Lemus

Los diputados de GANA y del PCN que llegaron al Salón Azul para recibir a Bukele también se mostraron incómodos por la presencia de los agentes de seguridad. El titular de la Asamblea, Mario Ponce, no acudió al llamado.

Por su parte, el diputado no partidario, Leonardo Bonilla, afirmó con preocupación: “Es una acción totalmente descarada. Lo que falta es que también se tomen la Corte Suprema de Justicia y ahora haya un nuevo Gobierno en el que el Ejecutivo controle los tres órganos. Eso rompe con el orden constitucional. No sé qué va a suceder, esto nos ha tomado de sorpresa”.

“Esto es una amenaza. Yo no defiendo a diputados, pero no puede venirse por la vía de la amenaza a buscar aprobación el Ejecutivo”, añadió Bonilla.

Foto EDH/ Lissette Lemus

Algunos diputados llegaron pasadas las 2 de la tarde al Palacio Legislativo, y muchos se mostraron sorprendidos con la presencia de los elementos militares.

Una vez en el Palacio Legislativo, hubo dificultad para que los diputados ingresaran al Salón Azul, ya que en ausencia del presidente del parlamento, Mario Ponce, los demás legisladores no contaban con la llave. El director de la PNC ayudó a los parlamentarios a abrir el salón.

Por otra parte, el embajador de Estados Unidos, Ronald Johnson, reafirmó vía Twitter el llamado al diálogo y a mantener la calma ante la situación surgida por la convocatoria del presidente Bukele.

Comunidad internacional cuestiona militarización de Asamblea Legislativa

José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, cuestionó al presidente Nayib Bukele sobre “¿qué concepto tiene sobre democracia?”, luego de conocer que las instalaciones del Congreso amanecieron este domingo militarizadas.

“Esta exhibición de fuerza bruta justifica reunión urgente de la OEA, en función de la Carta Democrática. Bukele ordenó ingreso de militares con armas largas a la sesión del Congreso para ‘persuadir’ a los congresistas de las virtudes de su gobierno?”, cuestionó el representante de Human Rights Watch.

También, la representación de la Unión Europea en el país mostró su preocupación “sobre la situación política de El Salvador”.

Expone que “la seguridad ciudadana es una prioridad nacional y la Unión Europea apoya todos los esfuerzos en este sentido, en los últimos días, la situación política con el enfrentamiento entre las instituciones del Estado en El Salvador ha causado una gran preocupación”.

La delegación de la UE hace un llamado a las partes implicadas a que “se resuelva” el conflicto de “forma satisfactoria y pacífica, y que la independencia de las instituciones se respete, en pleno acatamiento a la Constitución”.

En la misma sintonía reaccionó el embajador de Estados Unidos en El Salvador, Ronald Johnson, quien instó a las partes a “dialogar en búsqueda de consensos y a mantener la calma”.

Centro de Gobierno militarizado y despliegue de más de mil policías

Todo el perímetro que rodea la entrada principal de la Asamblea Legislativa amaneció cerrado este domingo y bajo un fuerte control de seguridad.

Al menos 15 soldados del Estado Mayor Presidencial custodiaron desde temprano el acceso habilitado para la entrada de los asistentes a la concentración convocada por el presidente Nayib Bukele, junto al Banco Central del Reserva. En algunos edificios del centro de Gobierno, incluso, había presencia de francotiradores.

Por la tarde, el director de la Policía, Mauricio Arriaza, justificó el despliegue de seguridad realizado con motivo de la convocatoria del Consejo de Ministros.

Desde tempranas horas, más de mil policías se reunieron para acompañar la concentración frente a Asamblea Legislativa. Según una fuente, los agentes fueron traídos del interior del país. Se concentraron en el parque Centenario y en la Subdirección de Finanzas.

 

Toda la zona se mantiene custodiada por elementos de seguridad.

Además, al director de la PNC se le cuestionó sobre la denuncia que hicieron los diputados a tempranas horas de este domingo sobre el presunto acoso y la persecución por parte del gobierno. Diputados aseguraron que elementos de seguridad llegaron a sus zonas de residencia.

Ante esto, Arriaza negó los hechos y aseguró que la institución policial no se presta para vigilancia para ningún político.

Dos vehículos de placas nacionales, con varios soldados a bordo, rondaron en círculos las calles aledañas y no menos de cinco tropas de soldados a pie caminaban por las aceras y pasajes del Centro de Gobierno y sus alrededores, cada una con entre cinco y diez efectivos militares.

Camiones y vehículos del estado mayor y de otras dependencias del gobierno entraban y salían del lugar, algunos custodiados por soldados o policías.

También empleados de gobierno tuvieron acceso desde temprano. A los medios de comunicación se les restringió la entrada, hasta que la unidad de prensa de la Presidencia lo autorice.

Ante esto, la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES)  dijo que condenada este tipo de restricciones a la libertad de prensa e hizo un llamado a las autoridades para que respeten el ejercicio periodístico.

Desde el parque Centenario, miles de agentes fueron desplegados a la zona del centro de Gobierno. Foto EDH/ Jessica Orellana

Este domingo, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos se sumó a los llamados por el diálogo. Y manifestó que se debe garantizar el Estado de Derecho en El Salvador.

GALERÍA

Fuerte control de seguridad en los alrededores del edificio legislativo horas antes de convocatoria de Bukele

Cerco militar se mantiene en las afueras de la Asamblea tras llamado a “insurrección”. ARENA y el FMLN reiteraron su rechazo a lo que tildaron “presión” del gobierno de Bukele.

Militares restringieron accesos a la Asamblea durante varias horas

Esta mañana, El Diario de Hoy solicitó ingresar al punto en que se llevaría a cabo la concentración y la respuesta de los militares fue que la prensa tenía restringido el acceso hasta que lo autorizara la Secretaría de Prensa de la Presidencia, sin determinar una hora para que eso sucediese.

Fue hasta las 11 de la mañana que los elementos de seguridad permitieron el acceso a la prensa a la zona de la Asamblea.

Soldados del Estado Mayor Presidencial custodiaron todos los accesos al Centro de Gobierno de San Salvador que conectan con las entradas del palacio legislativo y únicamente permitían que ingresaran a la zona los proveedores de diversos servicios para la concentración convocada por el presidente Bukele.

Militares caminan a los alrededores de las instalaciones de la Asamblea Legislativa. Foto EDH/ Jorge Reyes

Ante la tensión, el Fiscal General de la República, Raúl Melara, se pronunció a través de Twitter diciendo que “si hay delito que perseguir, la obligación de la Fiscalía es intervenir. Mientras tanto, es importante que los ciudadanos mantengan la calma; haciendo además, un llamado a la mesura de todos los actores”, escribió.

Ayer mismo, el FMLN y ARENA mantuvieron su postura de no participar en la sesión extraordinaria de hoy, convocada de emergencia por el Consejo de Ministros, para que se apruebe de una vez por todas el préstamo que requiere el gobierno de Bukele.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 4 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones