Más de 40 personas cumplen ya 45 días de aislamiento en Ayagualo

Algunos dieron positivo de COVID-19, pero lamentan que no les han dado resultados de nuevas pruebas.

Imagen panorámica del Centro de Retiro Salesiano de Ayagualo, que funciona como centro de aislamiento. Foto: Cortesía

Por Carlos Vides

Abr 27, 2020- 12:31

En el Centro de Retiro de Ayagualo, en carretera a la Libertad, hay aproximadamente 42 personas en cuarentena obligatoria que llegaron este lunes a 45 días en aislamiento, más de los 30 días que ordenó el Ejecutivo para quienes venían de fuera del país cuando se declaró la emergencia por el COVID-19.

Ahora, en ese lugar construido por salesianos para meditar y reflexionar, lo que se respira es molestia y desesperación. “Nuestro descontento es la tardanza y la falta de comunicación para brindarnos los resultados de las pruebas que nos han tomado”, dice a El Diario de Hoy un joven veinteañero resguardado en el lugar, a quien llamaremos Fernando, pues pidió mantenerse en anonimato porque le preocupa que las autoridades, ante las críticas, los mantengan en cuarentena más días, “como represalia”.

Fernando vino al país después de pasar vacaciones en Cuba el 13 de marzo. Y le pasó lo mismo que a decenas más: lo enviaron a la Villa Centroamericana, hasta que lo trasladaron el 26 de marzo a Ayagualo. Ahí ha estado desde entonces, en su habitación de 6×4 metros.

Concede Fernando que el lugar es confortable, “no me quejo, la comida no falta los tres tiempos, hay wifi, baño, agua, el trato no ha sido malo”. Pero explica luego que tampoco es que estén en un hotel cinco estrellas o de vacaciones, que no pueden salir de los cuartos, que el calor es desesperante y que lo que más les angustia es la falta de información.

Foto: Cortesía

En su caso, le hicieron una prueba recién llegado a Ayagualo, sin darle el resultado. Luego, “de una segunda prueba del 11 de abril nos dieron resultados, al menos a mí, del Ministerio de Salud me informaron que había salido positivo. Hasta esa fecha era un paciente asintomático, igualmente de mi grupo de familiar y amigos, otros tres salieron positivo, y según me dijo el doctor, había 14 infectados más” en Ayagualo.

Después, Fernando narra que “nos volvieron a hacer la prueba el 21 de abril para confirmar si teníamos o ya no el virus, porque le hicieron de nuevo la prueba a todos. Hago esto no por denuncia, sino para que se enfoque a presionar de que nos dejen salir o que nos den los resultados al menos, que nos den prioridad. Está bien que fuéramos positivos en algún momento, pero luego del 21 de abril nos dijeron que tomaba de dos a tres días para tener resultados, y ya vamos por el sexto día y nos nos dicen nada. Esa es la molestia de nosotros. Si no estamos infectados, no hay lógica de seguir en este lugar”.

Al enterarse por redes sociales que a otras personas les dan respuestas en 24 horas, Fernando opina que “es injusto, porque nosotros hemos cumplido con el tiempo que nos requirieron para salvaguardar la salud de los demás, y aún así hemos estado 15 días más y contando, y nos dicen que porque los laboratorios están saturados nuestras pruebas no están listas. ¿Y cómo es que a los de la Asamblea rápido, y en sus casas han pasado el proceso?”.

Explica Fernando que solo ven a los médicos tres veces al día, cuando llegan a dejarles la comida, y nada más. Cuando los encuarentenados preguntan, los doctores responden “que no saben, que no han recibido información, que hay que ser pacientes”. Pero, 45 días después de entrar a la cuarentena, la paciencia ya se agotó en Ayagualo.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad