Cabecilla de pandilla detenido por asesinar a un sargento de la Policía frente a sus pequeños hijos en Ahuachapán

Juan José de la Cruz Escobar, un veterano policía, recién había salido de la iglesia evangélica donde se congregaba cuando fue asesinado el pasado 30 de abril de 2019.

En lo que va del año, 24 policías han sido asesinados en el país. Foto EDH/Archivo

Por Cecilia Fuentes

Sep 08, 2019- 10:49

Moisés Isaac Jiménez Rivera, de 23 años, fue uno de los pandilleros que presuntamente participó en el asesinato del sargento Juan José de la Cruz Escobar, acribillado el pasado 29 de abril de 2019, en la colonia Las Palmeras de Tacuba, Ahuachapán.

Según las investigaciones policiales, Jiménez es palabrero de la MS y tiene varias órdenes de arresto por homicidio agravado y organizaciones terroristas desde julio de 2017.

Además, es señalado de reclutar a varios jóvenes, bajo amenazas de muerte, para integrarse a la pandilla.

El acusado fue detenido durante la madrugada de este domingo en el caserío Cuesta del Gavilán, en Tacuba. Junto a él también fueron arrestados su compañera de vida Jenny Carolina Rodríguez de la Cruz y Rogelio, de 15 años.

Día del asesinato

De la Cruz Escobar, un veterano policía, recién había salido de la iglesia evangélica donde se congregaba cuando fue asesinado.

Él cargaba entre sus brazos a su hijo de dos años. También le acompañaban su otra hija de cinco años y su esposa.

A la salida del pasaje donde se encuentra el templo fue interceptado por tres pandilleros con pistolas, uno de ellos, al parecer fue Jiménez.

La primera reacción del policía fue bajar a su hijo y dárselo a su esposa. Enseguida les suplicó a los pandilleros que le fueran a dañar a su familia.

Los criminales apartaron a su familia y le dispararon en varias ocasiones.

Su esposa entró en shock nervioso y sus hijos lloraban del miedo, según fuentes policiales.

Al llegar la noticia del asesinato del sargento de la Cruz al puesto policial, patrullas de policías y militares se desplazaron a la zona en búsqueda de los atacantes. En el desarrollo del operativo, los policías arrestaron a dos pandilleros en vías de investigación.

El sargento de la Cruz gozaba de sus vacaciones cuando fue asesinado. Aprovechaba su tiempo libre para ir a trabajar en la construcción de la iglesia donde asistía junto con su familia desde hace tres años.

La tarde del día que lo mataron, Juan José trabajó en la construcción de los servicios sanitarios del templo. Permaneció hasta las 5:00 de la tarde y luego fue a traer a su familia a la casa.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad