OPINIÓN: ¿Es pecado pensar?

Por Manuel Hinds

Jun 19, 2020- 18:56

El intento de linchamiento de la Dra. María Eugenia Barrientos por la Junta de Vigilancia de la Profesión Médica, por identificar el COVID-19 como una enfermedad inflamatoria y recetar ibuprofeno en su tratamiento, ha coincidido providencialmente con una noticia de la British Broadcasting Corporation (BBC), una de las cadenas noticiosas de más prestigio en el mundo, que reporta cómo tres famosos hospitales británicos, Guy’s, St. Thomas y el de la también famosa escuela de medicina de King’s College London, están realizando una investigación precisamente examinando el potencial del ibuprofeno como tratamiento para esa enfermedad (Ver Michelle Roberts, Health Editor, BBC News online“Coronavirus: Ibuprofen tested as a treatment”, 3 de junio de 2020, https://www.bbc.com/news/health-52894638). De acuerdo con estas noticias, la investigación en curso espera que el ibuprofeno pueda mejorar las dificultades respiratorias y mantener a los pacientes sin usar los ventiladores, que crean problemas muy serios.

Por supuesto, esta investigación parte del mismo diagnostico que la Dra. Barrientos hizo en su momento, hace ya meses, estableciendo que el coronavirus es una enfermedad cuyos efectos perversos sobre la respiración están ligados a un proceso inflamatorio. Ese diagnóstico no era ampliamente conocido en ese momento y hubo alguna gente que se rio de ella por hacerlo. Hoy el diagnóstico y el razonamiento que llevó a éste son ampliamente aceptados en el mundo entero, y el medicamento que ella ha recomendado está siendo estudiado por médicos cuyo prestigio es altísimo.

Yo, por supuesto, no soy médico y mucho menos un experto en coronavirus. El punto de mi artículo no es decir que la Doctora y King’s College London tienen o no la razón al creer que el ibuprofeno puede ser bueno para el tratamiento del coronavirus, tanto como para recetarlo a pacientes y medir los resultados (si King’s College London creyera que es una idea que sólo una persona que no merece ser médico la puede pensar no estarían invirtiendo en el experimento). Puede ser que se pruebe en los experimentos que el ibuprofeno no es el mejor medicamento para este propósito. Puede ser que se pruebe que sí, o que es uno de los que se puede usar.

El punto principal del artículo es mostrar que en Inglaterra no han desatado una persecución de brujas contra la científica o el científico que propuso la misma idea que la Dra. Barrientos. En vez de condenarla y ridiculizarla, están haciendo pruebas para ver si la idea es cierta, porque ven muchas razones para que lo sea. El Profesor Mitul Mehta dijo: “Tenemos que hacer una prueba para demostrar que la evidencia realmente concuerda con lo que esperamos que pase”. Es decir, el profesor y sus colegas creen lo mismo que la Dra. Barrientos, y no los han llamado a ser sancionados por los otros médicos sino han financiado su experimento.

Un segundo punto del artículo es que la ciencia no es ni debe ser un conjunto de dogmas. Es una búsqueda continua para entender la realidad y encontrar soluciones para sus problemas. Y eso es lo que la Doctora Barrientos ha hecho, de una manera seria y creíble. Tercero, notar que es clarísimo en el experimento que nadie cree en estos centros de ciencia que el ibuprofeno presenta un riesgo para los pacientes. En esto coincide con los resultados de muchos experimentos reportados en todo el mundo y con el hecho que el ibuprofeno es una medicina de venta libre. La BBC reporta que la Comisión (Británica) de Medicinas Humanas “rápidamente concluyó que, como el paracetamol, es seguro tomar (ibuprofeno) para los síntomas del coronavirus”.

El cuarto punto es hacer un llamado a que este caso no sea convertido en un tema político que se dirima con ataques y defensas basadas en si el presidente Bukele o un organismo médico han defendido a un lado de la controversia o al otro. La validez de la verdad no depende de quién es el que la enuncia. Uno no debe negar que a la temperatura normal en San Miguel el agua es líquida solo porque en algún momento Hitler dijo que lo era. La vida de muchos salvadoreños depende de que la efectividad del ibuprofeno contra el virus se decida sobre la base de sus resultados en la realidad, y no sobre la base de persecuciones de brujas ni de quién ha apoyado o no a la Doctora Barrientos en su diferencia de opinión con sus colegas (con algunos de aquí, no con los de King’s College London).

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 3 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones