Salvadoreño marcha contra reloj y el COVID -19 para cumplir su sueño de estudiar en el MIT

A raíz de la emergencia la familia no ha podido gestionar los fondos que necesita para complementar la beca parcial que le otorgó la institución

Joaquín Dubón Hernández (al centro, a la derecha) ha recibido una beca parcial del Instituto Tecnológico de Massachusetts, cuna académica de prominentes científicos y líderes del mundo en distintas áreas,pero su familia debe pagar el complemento. Foto EDH/ CORTESÍA

Por Susana Joma

Abr 25, 2020- 15:55

A Joaquín Ernesto Dubón Hernández, un estudiante que ha puesto en alto a El Salvador en olimpiadas de Física, la noticia de que fue aceptado para estudiar el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), Estados Unidos, ha sido su mayor alegría este año, pero también es su mayor reto en medio de la pandemia del COVID-19.

Dubón Hernández, quien gracias al esfuerzo de sus padres se graduará este año como bachiller, del Colegio Cristiano Josué, de San Salvador, tiene hasta el 1 de mayo para confirmar al MIT si ingresara a estudiar. Sin embargo, su familia no ha logrado reunir $15,000 que necesitan este año para completar la beca parcial que le ha dado el centro de estudios.

“Quiero estudiar Física y mi idea es hacer investigación en el campo de computación cuántica en un futuro”, explicó el joven de dieciocho años.

El escolar nunca olvidará el 14 de marzo pasado, cuando leyó el correo del MIT en respuesta a su gestión de ingreso y beca. “Estaba nervioso porque no sabía si había salido todo bien al final, porque debido distintas razones tuve algunos inconvenientes, me había medio ido atrasando en el proceso de aplicación. Entonces cuando leí la parte que decía estamos felices de anunciarle que queremos que formes parte de la promoción del 2024 yo no lo podía creer y me puse también demasiado feliz”, citó.

El Instituto Tecnológico de Massachusetts, cuna académica de prominentes científicos y líderes del mundo en distintas áreas, le ha otorgado una beca parcial por $66.000 y establece que la familia de los alumnos extranjeros que acceden a becas den un aporte de complemento.

Estela, la madre del joven, detalló en medio de la desesperación que el monto que se requiere para que su hijo atienda estudios en el MIT alcanzaría este año los $17,000 porque además, en este primer año, necesitan cubrir la compra de los boletos de avión, una computadora para que atienda sus clases e incluso ropa de invierno, entre otras cosas.

Madre y su hijo señalaron que la emergencia establecida por la llegada del COVID -19 y su expansión no les ha permitido hacer gestiones para buscar los recursos, por tal razón hicieron un llamado a la solidaridad de personas y empresas altruistas para lograr la meta de reunir los fondos.

“Si pudieran ayudarme a estudiar en la universidad en la que quiero y que me ha costado entrar y que lo agradecería bastante”, subrayó.

En caso de que logre el apoyo de una mano amiga el joven salvadoreño podrá presentarse al MIT en el mes de septiembre.

Estela y su esposo Joaquín Ernesto, tienen cuatro hijos; ambos son empleados y a pesar de que solo cuentan con sus salarios siempre han procurado que estos desarrollen sus habilidades y es así como apoyaron a su hijo Joaquín Ernesto a entrar en el Programa Jóvenes Talento, de la Universidad de El Salvador (UES), en donde ha destacado en la Física.

Dubón Hernández contó que su llegada a Jóvenes Talento ocurrió en 2012 cuando estaba cuarto grado de Educación Básica. En 215 pasó a formar parte del grupo preolímpico de Física, en donde les dan las bases para eventualmente participar en las olimpiadas internacionales.

Este joven talento expuso que siempre se ha ubicado entre los tres primeros lugares de su clase en el colegio y su paso por el programa le favoreció más su desempeño.

En 2017 participo en la Olimpiada Iberoamericana de Física que se llevó a cabo en Colombia, de donde regresó con una mención de honor; en 2018 estuvo en la Olimpiada Iberoamericana de Física, realizada en Puerto Rico, en donde cosechó una medalla de plata.

Para 2019 destacó en la Olimpiada Mesoamericana de Física que se desarrolla por correspondencia y en la cual obtuvo un bronce. Ese mismo año hizo lo propio en la Olimpiada Internacional de Física, en Tel Aviv, Israel, que es la más grande en la que El Salvador participa, y de donde retornó con otro bronce. Esa fue la cuarta vez que el país alcanzó esta medalla en esa competencia.

El destacado estudiante el MIT explicó que el MIT es la única universidad de Estados Unidos a la cual le interesó entrar porque es de las que más destaca en el área de las Ciencias, también ya había visto que ofertaba cursos relacionados con la Computación Cuántica.

Interesados en apoyar a Joaquín Ernesto Dubón pueden comunicarse a los siguientes teléfonos: 7435-8818 y 7421-8198.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad