Bukele sobre compra de hidroxicloroquina para tratar COVID: No fueron $575 millones sino $575 mil, “fue una imprecisión”

Especialistas médicos ya habían señalado que siempre debió haber criterios técnicos en cuanto a la masiva compra que se hizo. Luego de que la OMS suspendiera los ensayos clínicos de este fármaco, Bukele dice que ha sido retirado del protocolo.

Foto EDH / Jessica Orellana

Por R. Tejada

May 26, 2020- 18:27

El presidente Nayib Bukele dijo que fue un error lo que afirmó en cadena nacional el pasado 17 de mayo acerca de la  millonaria compra en hidroxicloroquina, medicamento para tratar pacientes de COVID-19 y que recientemente fue suspendido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) por seguridad.

El mandatario dijo que el precio de la hidroxicloroquina adquirida por el Gobierno no es de $575 millones, sino más bien $575,000. “Fue una imprecisión”, ‘mea culpa’, afirmó.

Eso sí, el mandatario insistió en que el medicamento tiene efectos positivos, pese a que la OMS lo prohibió.

El uso tanto de azitromicina como hidroxicloroquina se ha destacado como parte de la estrategia del gobierno para atender la pandemia por COVID-19.

Podría interesarle: Medicamento que compró Salud por COVID-19 aumenta riesgo de muerte

 

Ante la decisión de la OMS de suspender de forma “temporal” los ensayos clínicos con hidroxicloroquina que realizaba en varios países, como medida de precaución, Bukele dijo que “ese era el medicamento que en su momento suponía ser el más prometedor para hacer frente al covid-19”.

“Ha ido cambiando y nos hemos dado cuenta que unos medicamentos funcionan y otros no”, agregó. No obstante, cuando El Salvador inició la importación de hidroxicloroquina, ya había críticas y cuestionamientos a nivel internacional sobre sus riesgos para tratar pacientes de COVID-19.

Bukele manifestó que lo han sacado de protocolo y lo han dejado para profilaxis. “Nosotros inmediatamente lo retiramos de nuestro protocolo oficial”, dijo.

“Este medicamento le sirve a los pacientes de lupus. Es un medicamento que antes hacía falta en los hospitales. Ahora tenemos para darles a todos”, añadió.

Bukele se contradice ahora, pues en conferencias anteriores ya había advertido que la hidroxicloroquina es un medicamento peligroso, no es profiláctico y no se debe tomar sin prescripción médica.

El 22 de mayo, la revista científica The Lancet publicó los resultados del estudio más importante que se ha realizado sobre el tratamiento a pacientes con COVID-19 con el fármaco antipalúdico cloroquina o su análogo hidroxicloroquina.

El autor principal de la investigación de The Lancet, Mandeep R. Mehra, explicó que “este es el primer estudio a gran escala que encuentra pruebas estadísticamente sólidas de que el tratamiento con cloroquina o hidroxicloroquina no beneficia a los pacientes con COVID-19”.

En cambio, “sugiere que puede estar asociado con un mayor riesgo de problemas cardíacos graves y un mayor riesgo de mortalidad”.

El pasado 17 de mayo, el Gobierno afirmó que había comprado el fármaco por $575 millones.

El presidente de la Asociación de Infectología, Mario Gamero, consideró urgente que se reúna la comisión técnica que elaboró los lineamientos técnicos para que cambien la estrategia del tratamiento. Gamero expuso que él nunca estuvo de acuerdo en masificar su uso. “Desde un principio vengo diciendo que esos medicamentos no son dulces que se pueden entregar a la ligera”.

PUEDES LEER: “No vamos a reabrir si no hacemos una cuarentena adicional de 15 días y más estricta”, dice Bukele

Mientras que el jefe del servicio de infectología del Hospital Rosales, Rolando Cedillos, señaló días atrás que él tampoco aprobó su uso para los lineamientos técnicos y que siempre aconsejó prudencia al momento de hacer la compra de dichos medicamentos.

“En el momento que se decidió hacer la compra no había ningún estudio que demostrara eficacia ni seguridad, esto debió haber sido suficiente para que no se compraran esos volúmenes de medicamentos”, dijo Cedillos.

El infectólogo Jorge Panameño señaló que, en cuanto a la masiva compra que se hizo, siempre debió haber criterios técnicos, incluso en administración, para considerar que tenían que estar pendientes de los cambios que podrían ocurrir.

ADEMÁS: La OMS suspende los ensayos clínicos de hidroxicloroquina, el fármaco que compró el Gobierno salvadoreño

En El Salvador, en abril Salud informó que distribuyó 30,000 unidades de hidroxicloroquina a los distintos hospitales de la red. Estos fueron parte de un donativo de la empresa Novartis de 55, 800 unidades de hidroxicloroquina.

El gobierno también compró 2,002,000 unidades a China. Pero no se dio a conocer el monto invertido.

Momento en el que Bukele dijo el 17 de mayo lo que se había comprado en hidroxicloroquina:

 

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad