INTERNACIONAL | Tragedia en San AntonioNOTICIAS | Muerte de PolicíasNOTICIAS | 20 años de El ChaparralNEGOCIOS | NIT / DUI DEPORTES | Apertura 2022

Tamara Taraciuk: El deterioro democrático que a Hugo Chávez le tomó diez años, Nayib Bukele lo hizo en dos

Para la directora interina para las Américas de Human Rights Watch, en El Salvador hay un “enorme ataque” a las instituciones democráticas. Además, ilustra que la consolidación de poder que a Hugo Chávez le tomó diez años, Nayib Bukele la ha hecho en dos.

Por Ricardo Avelar | Feb 20, 2022- 23:02

Para la directora interina para las Américas de Human Rights Watch, en El Salvador hay un “enorme ataque” a las instituciones democráticas. Además, ilustra que la consolidación de poder que a Hugo Chávez le tomó diez años, Nayib Bukele la ha hecho en dos.

Human Rights Watch ha sido una de las instituciones que constantemente han elevado sus condenas por el deterioro democrático y los abusos a derechos humanos en El Salvador.

Su nueva directora interina para las Américas, Tamara Taraciuk, recalca esto con claridad y considera a Nayib Bukele un seguidor del libreto populista y autoritario. Además, resalta la alarmante velocidad con la que está socavando las instituciones y consolidándolas en torno a su voluntad y no a lo que manda la ley. De esto y más conversó con El Diario de Hoy:

El Salvador bajo Nayib Bukele es protagonista constante de sus pronunciamientos. ¿Por qué?

En El Salvador lo que vemos es un enorme ataque a las instituciones democráticas. Desde que asumió el presidente Nayib Bukele en poco tiempo ha logrado deshacer las instituciones y los frenos y contrapesos más básicos en una democracia, algo que por ejemplo al expresidente Chávez en Venezuela le llevó diez años, y a Bukele solo dos. El ritmo es alarmante. Creo que El Salvador preocupa enormemente por la rapidez con la cual se están desarmando los frenos y contrapesos más elementales de cualquier democracia.

Lee también: Bukele debilitó gravemente el sistema de contrapesos democráticos en El Salvador, señala Human Rights Watch

¿Cree que la situación democrática se agrava con el cambio de legislatura?

El primer pronunciamiento claro fue en febrero de 2020, cuando Bukele se apersonó en la Asamblea Legislativa rodeado de militares. Te diría que fue bastante revelador como incidente de la falta de tolerancia que tenía ante las instituciones. La diferencia después de mayo es que contando con la mayoría en la Asamblea Legislativa, ha podido aprovecharse de esa mayoría para poner en práctica medidas muy preocupantes que ejemplifican esta tendencia autoritaria.

¿Como cuáles?

Rápidamente destituyeron a cinco magistrados de la Sala de lo Constitucional, cambiaron al fiscal general que había estado investigando hechos de corrupción vinculados con el gobierno, y luego usaron la Asamblea Legislativa para adoptar legislación tremendamente preocupante. En particular me refiero a las medidas que permitieron sacar del radar a jueces y fiscales por contar con una antigüedad mayor a 30 años o por tener más de 60 años. Estas son medidas que van contra el corazón de la independencia judicial.

La militarización de la Asamblea Legislativa y otras acciones autoritarias del gobierno actual no pueden ser ignoradas por la comunidad democrática internacional, afirma Taraciuk. Foto EDH / Archivo

Antes de la presidencia de Bukele, ¿veían abusos y golpes a derechos humanos?

Obviamente en El Salvador había problemas, como los hay en otros lugares, pero es evidente el desmoronamiento de las instituciones democráticas por las tendencias autoritarias de este presidente. Eso no quiere decir que no hubiera problemas antes, pero en este punto en particular creo que la distancia es abismal, por su estilo de gobierno y porque ha logrado copar las instituciones democráticas que deberían actuar como un freno al poder Ejecutivo.

Nota relacionada: “Vemos un retroceso devastador para el Estado de derecho y la democracia en El Salvador”, afirma Juan Pappier

Menciona casos como meter militares al Congreso o remover magistrados, fiscal y jueces. ¿Se había visto esto en algún otro lugar de Latinoamérica?

Yo creo que el paralelo se puede trazar con otros líderes que en América Latina han llegado al poder democráticamente, a través de elecciones, pero una vez en el poder hacen caso omiso de estas garantías fundamentales que tienen que ver con la independencia judicial, con el trabajo de la prensa independiente y de la sociedad civil independiente. Esto lo hemos visto en Brasil con el actual presidente Bolsonaro y en México, con el actual presidente López Obrador. Esto lo que te muestra es que no es una cuestión ideológica. El líder populista autoritario sigue el mismo libreto quien lo hace desde la derecha o la izquierda.

Al inicio mencionaba el caso de Hugo Chávez. ¿Se puede comparar eso al caso salvadoreño?

Yo comparaba al presidente Bukele con el Chávez cuando inició. Cuando Chávez llega al poder lo hace a través de la vía democrática y una vez en el poder, se dedicó a consolidar el poder, a copar políticamente el Tribunal Supremo de Justicia, el Legislativo. El paralelo a trazar es entre aquella Venezuela y El Salvador de hoy, que es absolutamente distinta la situación de Venezuela hoy donde hay una dictadura pura y dura, sin elecciones libres y un gobierno represivo, donde es absolutamente intolerable la crítica, el disenso y la oposición política. Creo que no es comparable la situación de Venezuela hoy con El Salvador de hoy, pero sí lo es con la Venezuela cuando Chávez llegó al poder y se dedicó a ir en contra de todo aquel que lo cuestionara. De hecho, lo que hizo Chávez en ese momento fue sentar las bases que le permitieron luego a Nicolás Maduro ejercer el poder de manera autoritaria.

Si se puede comparar el inicio, ¿es lógico comparar en algún momento el desenlace?

Cada país sigue su propio camino y es difícil trazar paralelos iguales entre un país y otro. Pero sí creo que estas son señales de alarma, de enorme preocupación a las cuales hay que prestarles atención porque así comienza el autoritarismo y si uno no tiene instituciones que le puedan hacer frente a este tipo de abusos, termina recayendo casi exclusivamente en la labor de la prensa independiente y de la sociedad civil que hoy en El Salvador también sufren enormemente por hacer ese trabajo.

Te puede interesar: The Economist llama “populista” a Nayib Bukele

Recientemente The Economist comparó a Bukele con AMLO y Bolsonaro y los llamó líderes populistas. ¿Le cabe esa etiqueta a Bukele?

Yo creo que el presidente Bukele es un líder con tendencias autoritarias que sigue el libreto populista. Creo que más importante que las etiquetas es remitirse a los hechos. Y lo que vemos en la práctica es que es un líder intolerante a la crítica y que se ha aprovechado del ejercicio del poder para copar las instituciones que le podrían haber hecho la vida más difícil y se la hicieron inicialmente y fue más fácil coparlas con aliados que convivir democráticamente con la crítica desde estas instituciones.

REGRESAR A PORTADA

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

9F Autoritarismo Bancada De Nuevas Ideas Human Rights Watch Nayib Bukele Política Suscriptores Tamara Taraciuk Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad