Mujer que hurtó una patrulla policial en Altavista queda en libertad

Su abogada, Bertha María Deleón, informó en Twitter sobre la medida y calificó de injusto que Ruth haya estado detenida tres meses sin considerar su estado de salud.

Foto EDH/ archivo

Por C. Fuentes

Dic 04, 2019- 21:25

Ruth Mejía, quien tras pedir auxilio por presunto maltrato de su pareja, tomó la patrulla de la Policía Nacional Civil y manejó 53 km hasta llegar a Aguilares, fue dejada en libertad aunque seguirá siendo procesada. Su abogada, Bertha María Deleón, informó en Twitter sobre la medida y calificó de injusto que Ruth haya estado detenida tres meses sin considerar su estado de salud.

La mujer fue detenida el pasado 5 de septiembre. Según información policial, Ruth  acudió a la unidad policial acompañada de un hombre en motocicleta y en estado de ebriedad para solicitar ayuda porque quería trasladarse a un hospital.

La joven, que padece esquizofrenia, aprovechó para cometer el delito cuando se subió a la patrulla policial y los agentes hablaban con el hombre que la acompañaba para conocer la situación.

Meses después, se dio a conocer que Ruth era víctima de violencia intrafamiliar de parte de Guillermo Portillo, su marido, con quien procreó dos hijos.

El día del hurto, Ruth y su esposo habían estado departiendo y que luego tuvieron una discusión y que cuando los policías se la encontraron, le notaron que había llorado.

Lo anterior es producto de la investigación judicial que contra ella existe en el juzgado de Instrucción de Quezaltepeque, departamento de La Libertad.

De acuerdo a las declaraciones de los tres policías que se movilizaban en la patrulla policial, la mujer se encontraba con el hombre caminando a eso de la 1:00 de la madrugada del 5 de septiembre sobre la carretera de Oro, a la altura del lugar conocido como Puente Ticsa, en Ilopango. Ella iba delante; el hombre iba empujando una motocicleta.

Cuando le preguntaron a la mujer si todo estaba bien, ella les pidió ayuda; les dijo que había tenido problemas con su pareja y que ya no podía seguir viviendo con él porque era muy celoso.

Tras escuchar la versión de la pareja, un policía le dijo a la mujer que se subiera al vehículo institucional mientras ayudaban al hombre a subir la moto dañada. Y fue en ese momento que Ruth tomó la patrulla y se fue.

Según dijeron los policías, la idea era llevar a la pareja a la Delegación de Soyapango para que la mujer fuera atendida en la unidad respectiva, debido a lo que les había manifestado sobre su pareja.

Te recomendamos

El festival “Foodsion Suprema 2020” llega cargado de sorpresas y esto es lo que debes saber
7 preguntas y respuestas frecuentes sobre el coronavirus
Frijoles, el beneficioso y tradicional alimento que favorece tu salud
5 maneras infalibles para ahuyentar los zancudos por las noches

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad