NEGOCIOS | Bitcoin DEPORTES | Torneo Clausura 2022SUCESOS | Régimen de excepción

Estos son los 23 crímenes que quedaron en la impunidad tras la absolución de los acusados de Vista al Lago

Los imputados fueron dejados en libertad debido a que el Tribunal consideró que el relato del testigo no coincidió en varias ocasiones con las pruebas periciales y documentales.

Por Lissette Lemus | Dic 12, 2021- 21:55

Uno de los cuerpos encontrados en la zona de Vista al Lago. / Foto EDH Archivo

Una de las investigaciones más complejas y que tocaba a una de las estructuras más criminales de la Mara Salvatrucha en Ilopango, estaba sostenida en la declaración de un pandillero que negoció su condena con la Fiscalía a cambio de declarar contra sus compañeros. Sin embargo, para el juez, la declaración del testigo clave “Hitler” fue contradictoria. Esa fue la razón principal para que la estructura de 32 integrantes quedara en libertad el pasado 3 de diciembre.

La investigación salió a la luz tras la presión de que se esclareciera la desaparición y asesinato de cuatro soldados en la zona, ocurridos en 2017. Pero según la investigación, los pandilleros tenían más de diez años de matar gente en total impunidad.

Te puede interesar | Banco no ha vendido decenas de apartamentos por estar usurpados en Ciudad Delgado

El Diario de Hoy tuvo acceso a los documentos donde se detallan todos los asesinatos ejecutados y planificados por los pandilleros.

El testigo criteriado (con beneficios penales) “Hitler” reveló cómo la mara Salvatrucha asesinó con logística de control y crueldad a militares, policías, vigilantes, mujeres e incluso a otros mareros de su misma agrupación, quienes eran considerados un peligro para la mara.

Los relatos detallan que los asesinatos fueron cometidos a plena luz del día debido al control del territorio que la clica Tecolotes Locos Salvatruchos (TLS) ejercía en las tres etapas de la urbanización Vista al Lago y lugares aledaños.

La investigación reveló que el “posteo” (vigilancia) de los integrantes de la mara iniciaba desde la zona de la Fuerza Aérea, lo que le permitía identificar a cualquier “enemigo” de manera rápida.

En todos los asesinatos, las armas de fuego que utilizaban las entregaban a otros pandilleros al momento que huían de las escenas. Luego las encaletaban (ocultaban) en las casas de otros integrantes o familiares de los pandilleros.

Algunos de los crímenes fueron cometidos por el simple hecho de que un colaborador de la pandilla, en la mayoría de los casos mujeres, identificaban a una persona como “sospechosa” de colaborar con agentes de la Policía.

A continuación, los 23 casos:

Homicidio 1
Víctima: José Víctor Quintanilla Reyes
José Víctor Quintanilla Reyes fue asesinado porque el papá de uno de los pandilleros les informó que él tenía un tatuaje de la 18 en su labio inferior. Para asesinarlo, la pandilla lo vigiló por varios días hasta que confirmaron la hora exacta que pasaba por el lugar.

A las 7:30 de la noche del 21 de abril de 2018, Reyes se acompañaba de una mujer cuando fue interceptado por dos pandilleros y sin dirigirle palabra alguna, le dispararon al menos cinco veces.

Homicidio 2
Víctima: Alcides Vidal Gómez Martínez
La pandilla mató a Alcides Vidal González Martínez, alias “Chumpe”, por rencillas que tenía con ellos, ya que la víctima era un ladrón de furgones y se dedicaba a desmantelar casas en la colonia. La noche del 12 de septiembre de 2018, Martínez fue invitado a beber licor en la cancha de fútbol por cuatro pandilleros.

En el lugar, tenían una piocha y una pala oculta, ya que tenían planeado matarlo y luego enterrarlo. Así fue. Cuando la víctima se descuidó, uno de los pandilleros le pegó con una piocha en la parte de atrás del cuello hasta atravesarlo.

Cuando la víctima agonizaba, lo golpearon y lo enterraron en un predio baldío del lugar. Una fuerte lluvia dejó al descubierto el cadáver dos días después.

Homicidio 3
Víctima: Ricardo Ernesto Navidad Barrera y Julio Alexander Navidad Rodas
Los dos hombres fueron asesinados debido a que los pandilleros sospechaban que Julio Alexander Navidad Rodas, alias “Rosquilla”, había sido integrante de la pandilla 18.

Julio llegaba de manera constante a visitar a su primo Ricardo Ernesto Navidad Barrera apodado “Sapo”, quien vivía en el pasaje seis de la etapa uno.

Una tarde de agosto, los pandilleros que se dedicaban a vigilar la colonia, localizaron a los primos Navidad que se encontraban esperando la buseta de la 29 en el pasaje 6.

Con mentiras, los dos hombres fueron bajados de la unidad de transporte y obligados a caminar unos 25 minutos hasta una montaña al final de las lomas de Shangallo.

Al llegar a una zona desolada, uno de los mareros le lanzó machetazos a Navidad Barrera hiriéndole las manos y cara hasta que cayó muerto. En ese momento, el primo de la víctima, les explicó que él era de la MS y que se lo consultaran a un sujeto apodado “El Largo”, supuesto cabecilla de Bosques del Río.

Este lo confirmó a través de una llamada que la víctima era de su clica, pero eso no le valió a los pandilleros y enseguida, le cortaron la cabeza, las manos y las piernas. Luego excavaron un hoyo y enterraron a las dos víctimas.

Te puede interesar | Pese a intentos de bloquearlos, salvadoreños marchan para denunciar acciones del gobierno de Bukele

Homicidio 4
Víctima: Gabriela M.G. y otra joven sin identificar
Los pandilleros tenían “luz verde” para asesinar a Gabriela Rocío M. G. alias “Mama” debido a que sospechaban que ella era informante de los policías y soldados.

Para asesinarla, el 20 de marzo de 2009 unos pandilleros la citaron para tomar cervezas, fumar marihuana y tener sexo con ellos. Gabriela llegó acompañada de otra señorita. Ambas fueron asesinadas.

Posteriormente, los mareros trasladaron los cadáveres de las jóvenes a la cancha de la tercera etapa de la colonia, donde las desmembraron y las enterraron en una fosa clandestina.

Operación de vigilancia en Colonia Vista al Lago.
Foto EDH/ Archivo

Homicidio 5
Víctima: Emerson Enrique Duarte Orellana
Emerson Enrique Duarte Orellana alias “Cachi” fue asesinado por la pandilla por venganza por varios robos y hurtos que había cometido en la colonia.

La pandilla aprovechó que el “Cachi” estaba ebrio en un bebedero. Una colaboradora de la pandilla le hizo creer que iban a tener relaciones sexuales y se lo lleva a la casa del papá de un integrante de la mara.

Dentro de la vivienda un pandillero le pegó dos almadanazos, luego llamaron a un motorista de una buseta, que les colaboraba, para trasladar a la víctima inconsciente hasta las lomas de Shangallo.

Ahí lo mataron, le cortaron la cabeza y lo enterraron en una fosa clandestina.

Homicidio 6
Víctima: Osvaldo Ernesto Barrera Herrera
Osvaldo Ernesto Barrera Herrera fue asesinado el 22 de julio de 2009, por el simple hecho, que un pandillero confundió con un XVIII, un BMX que el joven tenía tatuado en una mano.

Barrera Herrera fue atacado a balazos, por dos mareros que habían cubierto sus rostros con gorros navarone, mientras estaba en la parada de buses de la 29A en Vista al Lago.

Después que lo mataron los pandilleros supieron que la víctima era primo de un MS que estaba preso.

Homicidio 7
Víctima: Juan Pablo Flores Sagastume
Juan Pablo Flores Sagastume alias “La Peppa” fue asesinados porque sospechaban que participó en una persecución a unos mareros.

El 29 de diciembre de 2009, cuando el hombre se dirigía a su trabajo fue asesinado a balazos sobre un pasaje de la colonia Montecristo.

Homicidio 8
Víctima: Josué David L.
El joven de 17 años fue asesinado porque los pandilleros lo identificaron como integrante de la mara Mao Mao.

El 25 de noviembre de 2009, fue llevado hasta una cancha de la residencial Vista al Lago donde fue asesinado con un bate. Luego la víctima fue desmembrada y enterrada en una planada a un lado de la cancha de fútbol de la residencial Vista al Lago.

Homicidio 9
Víctima: Marvin Mauricio Flores Linares
Según la investigación de la Fiscalía, la esposa de Marvin Mauricio Flores Linares, madre de un integrante de la mara, les pagó para que lo asesinaran y de esa forma ella poder cobrar un seguro de vida.

El 31 de julio de 2010, mientras el hombre dormía los sujetos ingresaron a la vivienda y lo ahorcaron. Luego trasladaron el cadáver en una buseta de la 29-A hacia la calle El Tobogán en la comunidad Santos 1, donde abandonaron el cuerpo ensabanado.

Homicidio 10
Víctima: Juan Clemente Canales Serrano
Juan Clemente Canales Serrano alias “El Triste” fue asesinado porque le contó a su compañera de vida que la pandilla había planeado matar a su primo. Eso la pandilla lo consideró una traición.

El 24 de agosto de 2010, el joven fue convocado a una reunión a las cuatro de la mañana cerca del río Shaguite, todos sabían que lo matarían, menos él.

Cuando lo empezaron a golpear la víctima les preguntó que porqué hacían eso. “Hoy te vas a morir, porque le contaste a tu mujer que íbamos a matar a su primo” le respondieron,

Aunque “El Triste” les pidió perdón a sus compañeros, estos lo apuñalaron hasta matarlo.

Homicidio 11
Víctima: José Félix Vásquez Vásquez
Una trabajadora del sexo le indicó a uno de los integrantes de la mara Salvatrucha que José Félix Vásquez Vásquez era 18, mientras departían en un prostíbulo de la zona del Centenario.

El marero aprovechó que Vásquez estaba en estado de ebriedad y con engaños se lo llevó en un taxi para Vista al Lago. Antes había avisado a la mara que llegaría con el 18.

Allá ya lo esperaban otros mareros, quienes estaban listos con un lazo, un yatagán y un machete. Se lo llevaron hacia la finca Colombia, del cantón Shangallo, donde lo mataron a machetazos. Este asesinato fue cometido el 29 de agosto de 2010.

Panorámica de la residencial Vista Al Lago. Foto EDH / Archivo

Homicidio 12
Víctima: José Adán Orellana
José Adán Orellana trabajaba como vigilante en el parqueo de la primera etapa de la residencial Vista al Lago y fue asesinado porque una colaboradora de la pandilla les informó que él había conversado con la policía mientras realizaban un operativo.

La víctima, que dormía dentro de un bus de la ruta 13, bajó con engaños, cuando los pandilleros llegaron pasada las 2 de la mañana del 20 de noviembre de 2010 y le dijeron si les prestaba el bus para tener relaciones sexuales con unas mujeres.

Cuando el vigilante bajó del bus le comenzaron a disparar a quemarropa, la víctima intentó sacar su arma, pero en ese momento cayó al suelo, muriendo en el instante.

Homicidio 13
Víctima: María Antonia Rodríguez López
Mientras la Policía realizaba la inspección del asesinato del vigilante fue capturada María Antonia Rodríguez López, e interrogada de donde vivían algunos pandilleros.

Esa fue la razón porque la mara decidió asesinarla. El asesinato fue cometido tres días después.

La mujer fue llevada con mentiras por una “amiga” a la colonia 22 de abril. En una champa cerca de un cafetal ya las estaban esperando los mareros. La mujer fue ahorcada, luego desmembrada y enterrada en un fosa que cavaron en el cafetal.

Homicidio 14
Víctima: Elmer David Recinos Ábrego
Elmer David Recinos Ábrego alias “El Perverso” integrante de la mara fue asesinado porque durante una discusión mientras estaba ebrio encañonó a un compañero de clica.

Una de las reglas de la mara es que si un integrante levanta un arma contra otro de ellos, lo paga con su vida.

El marero fue asesinado a balazos en la cancha de baloncesto del complejo deportivo Shafick Handal, en la urbanización Sierra Morena, el 27 de abril de 2011.

Homicidio 15
Víctima: Francisco Antonio Ramírez
Francisco Antonio Ramírez alias “Chucky” fue asesinado como castigo por andar borracho y haciendo desorden en público, después que la mara le había concedido el permiso de retirarse, con la única condición que se hiciera cristiano. Por lo que quebrantó las reglas de la pandilla.

Dos mareros fueron en un vehículo a traerlo a la colonia Santa Eduviges, donde estaba haciendo desorden, y se lo llevaron a la zona del río de Shangallo.

El Chucky reaccionó cuando vio que tenían una pala y una piocha y se tiró a un barranco para evitar que lo mataran.

Pero, en la caída quedó inconsciente, lo que facilitó que sus compañeros lo degollaran sin ningún obstáculo. Luego fue enterrado en una fosa que ellos mismos cavaron. El homicidio fue cometido el 11 de marzo de 2011

Homicidio 16
Víctima: Roberto Carlos Mejía Preza
Roberto Carlos Mejía Preza era un pandillero retirado de la 18, quien simulaba ser roquero para pasar desapercibido por los mareros en Vista a Lago, pero una pelea por una mujer con el papá de uno de los mareros, lo expuso.

La víctima fue asesinada, desmembrada y enterrada en un barranco cerca de la cancha de baloncesto de la segunda etapa. El asesinato fue cometido el 6 de diciembre de 2014.

Homicidio 17
Víctima: Xeila Xiomara López Beltrán
Ella era la compañera de vida de uno de los mareros que estaba en un centro penal, fue asesinada por orden de su mismo marido supuestamente por tener una relación con otro miembro de la misma mara, lo cual no está permitido para las mujeres.

La víctima fue asfixiada con un lazo y luego enterrada en una fosa. El hecho fue cometido el 15 de diciembre de 2015, y un niño de la pareja quedó en la orfandad.

Homicidio 18
Víctima: Esteban Flores Reyes
Esteban Flores Reyes era integrante de la pandilla 18 de Bosques de La Paz y fue descubierto por los MS porque uno de los mareros tenía una cuenta falsa en Facebook con nombre y rostro de mujer y le había mandado la solicitud, la cual Flores aceptó. En la cuenta de Flores pudieron ver que subía fotos tirando el barrio 18.

El 7 de septiembre de 2015, Flores Reyes fue asesinado en un chalet donde vendía recargas de celulares, junto a un colegio en Ilopango. Los mareros fueron apoyados por un civil que les hacía viajes para cometer hechos delictivos.

Los MS se bajaron frente al negocio y le dispararon a quemarropa, la víctima murió al instante. Luego los hechores entregaron las armas a otros pandilleros en la comunidad California.

Homicidio 19
Víctima: William Romero Funes Díaz y Jesús Vidal Ayala Maravilla
William Romero Funes Díaz que según los pandilleros era integrante de una banda de delincuentes y su primo Jesús Vidal Ayala Maravilla, que era policía, fueron asesinados por venganza, por haber matado a un marero, en la modalidad de sicariato.

Los dos fueron torturados, degollados, desmembrados, embolsados y enterrados en una fosa, el 22 de abril de 2017.

Homicidio 20
Víctima: Ángel Fernando Juárez Méndez
A Ángel Fernando Juárez, alias El Pechuga, los pandilleros lo mataron por robarse una bicicleta en la colonia Santa Lucía. Él había desertado a la mara.

Los pandilleros lo interceptaron el 16 de julio de 2016 a las 5:00 de la tarde frente a los lavaderos públicos, donde lo golpearon y lo obligaron a caminar a un predio baldío donde lo mataron a machetazos y lo enterraron en una fosa.

“El Pechuga” había intentado borrarse un tatuaje de la MS, que se había realizado años atrás.

Homicidio 21
Víctima: José Virgilio Serrano y Zoila Marina Amaya Martínez
Platicar con la Policía era sinónimo de muerte en Vista al Lago. Eso le pasó a José Virgilio Serrano Rodríguez y a su esposa Zoila Marina Amaya Martínez.

El 16 de agosto de 2018 los pandilleros ya tenían el aval de sus cabecillas de matar a los duseños de una panadería porque afirmaban que las víctimas eran informantes de la Policía.

Era las 8:00 de la noche cuando los pandilleros llegaron a la casa de las víctimas y luego de llamarlos a la puerta, los hincaron y les dispararon.

En su huida los mareros corrieron hacia la finca Bethania, otros lo hicieron en un vehículo gris.

Homicidio 22
Víctima: Anail del Rosario Cabezas Hernández
El exmarido de Anail le informó a la mara que ella mantenía una relación con un policía por lo que los pandilleros dedujeron que ella era informante, pues usualmente cuando ella pasaba, llegaba una patrulla a intervenirlos.

Fue asesinada a balazos en el pasaje cuatro del polígono “D” el 14 de agosto de 2018.

Homicidio 23
Víctima: Wilfredo Pérez Flores, Saúl Humberto Turín Gómez, Leonidas Enrique Morales Morán y Nelson Omar Díaz Flores
Los pandilleros mataron con barbarie a cuatro soldados que por equivocación abordaron un microbús de la ruta 29A, creyendo que pasaba por la Fuerza Aérea, pero éste iba para la colonia Vista al Lago.

Allí unos 40 mareros los estaban esperando en la cancha, los privaron de libertad, los torturaron hasta matarlos y los enterraron en un cementerio clandestino.

Todos eran campesinos, hijos de familias muy pobres, originarios de zonas rurales del departamento de Ahuachapán y Sonsonate: Tacuba, Turín, El Refugio y San Antonio del Monte.

El asesinato y la desaparición de los soldados obligó a las autoridades a buscar sus cadáveres, los cuales fueron encontrados dos años después en una de las montañas de la zona.

Junto a las fosas clandestinas, los investigadores localizaron más de una veintena de cadáveres que los pandilleros ocultaron en el lugar. Meses después del hallazgo, la Policía logró la captura de los mareros que cometieron el múltiple crimen.

Sin embargo, el juez suplente especializado de Sentencia A de San Salvador dejó en libertad a 32 miembros de la Mara Salvatrucha señalados en el desaparecimiento, tortura y asesinato de 4 soldados e involucrados en los otros 22 asesinatos cometidos en la colonia Vista al Lago, del municipio de Ilopango, porque consideró que el relato del testigo criteriado "Hitler" no fue consistente.

KEYWORDS

Colonia Vista Al Lago Lucha Contra Las Pandillas MS Mara Salvatrucha Organización De Las Pandillas Sucesos Vínculos Con Pandillas Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad