SELECTA: 100 años de una pasión INTERNACIONAL: Caos en Afganistán POLÍTICA: Reformas a la Constitución NEGOCIOS: Bitcoin en El Salvador

“Es injusto como juegan con el dolor de uno”, médico denuncia que su tía falleció tras contagiarse de COVID-19 en un hospital

El profesional dijo que su familiar fue ingresada por una crisis asmática y se contagió porque fue llevada a una área con pacientes positivos. Además, denuncia que en el Hospital El Salvador botaron el DUI, lo que les impedía hacer trámite para que les entregaran el cuerpo.

Por Nancy Hernández | Ago 17, 2020- 21:13

Hospital El Salvador. Foto EDH/ Jorge Reyes

“Mi tía era un ser especial para nosotros, prácticamente ella nos crió a dos generaciones de primos. Incluso con algunos hijos nuestros ella también era bien cercana y tristemente el sábado nos estaban avisando que había fallecido”, dijo el médico salvadoreño Walter Renderos sobre el caso de su tía fallecida por COVID-19 en el Hospital El Salvador.

Lilían del Carmen Escamilla Argueta, de 67 años, falleció el sábado 15 de agosto en el Hospital El Salvador. Ella fue ingresada por una crisis asmática en el Hospital Nacional Psiquiátrico “Dr. José Molina Martínez” el 7 de julio y contrajo el COVID-19 porque fue llevada al área donde están los pacientes positivos, según cuenta Renderos.

“En ningún momento ingresó como sospechosa, pero nos dijeron que todos los pacientes que llegaban con crisis respiratoria era COVID hasta que no se demostrara lo contrario y todos eran ingresados al mismo servicio” explicó Renderos.

Te puede interesar: “Estuvo tirada en el servicio 45 minutos”, hombre denuncia que su esposa sufrió presunto maltrato y negligencia médica

El caso fue denunciado en la cuenta de Twitter del doctor donde expresó que el contagio del virus fue en el Hospital y la familia temía que el cuerpo no les fuera entregado porque para hacer los trámites necesitaban el DUI y el personal del Hospital El Salvador lo habían desechado.

“Un mes pasó mi tía luchando contra el Covid, lo contrajo en un hospital nacional por esa absurda política de colocar pacientes comunes con los enfermos de covid, por no hacer un simple test, ayer nos avisaron que estaba bien y que tenía el alta, hoy nos dijeron que había fallecido. Para rematar en el @HospitalSV tiraron sus documentos a la basura por ser paciente Covid. ¿Cómo haremos ahora para sepultarla? las citas para DUI las están dando hasta dentro de 1 semana… ahora mi tía, que ingresó por una crisis asmática terminará en una fosa común”, decía la publicación.

Renderos asegura que su tía padecía de una Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) y la crisis que la llevó a ser hospitalizada podría ser el resultado de un problema alérgico, puesto que ella respetó la cuarentena y medidas de protección. Además, vivía con dos personas más de la tercera edad y ninguna de ellas ha enfermado en este periodo.

“A ella no le hicieron ninguna prueba, cuando iba a cumplir casi un mes de estar ingresada (el 5 de agosto) nos avisaron que sería trasladada al Hospital El Salvador porque había contraído COVID-19 en el Hospital Molina. Nos dijeron que no nos preocupáramos porque ahí iba a recibir la atención que necesitaba”, relata.

Podrías leer: Familia llegó al Hospital San Bartolo a recoger a su pariente, pero se los entregaron muerto bajo sospecha de COVID

Renderos es médico y dice estar consciente que en muchos casos los pacientes de COVID-19 pueden mejorar o desmejorar de un día a otro, pero a él y a su familia le extraña que el personal de salud del Hospital El Salvador en ningún momento les brindó información sobre el estado de salud de Lilían y tampoco les explicaron su condición.

Relata que personas conocidas de la familia les informaron que “ella iba evolucionando bastante bien” e incluso salió de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y pasó a Cuidados Intermedios donde estaba en observación para recibir el alta. El jueves se comunicaron con la familia para decirles que la paciente ya tenía el alta y podía salir el viernes.

Sin embargo, el viernes que llegaron les notificaron que debía seguir en observación.

El sábado por la tarde recibieron una llamada avisándoles que Lilían del Carmen había fallecido.

“El Hospital admitió haber tirado el DUI cuando ella falleció por ser paciente positivo de COVID-19”

Renderos y su familia además de sobrellevar el dolor de la pérdida de su ser querido, también lucharon con la idea de que ella podía ser enterrada en una fosa común puesto que el personal de salud del Hospital El Salvador desechó a la basura el DUI de la paciente por considerarlo “objeto de peligro bioinfeccioso”. Debido a esta acción la familia ha tenido que pasar un proceso engorroso y difícil para que les sea entregado el cuerpo.

“Cuando nosotros llegamos a retirar el cuerpo nos dijeron que el DUI lo habían tirado con los desechos bioinfecciosos y que no nos podían entregar el acta de defunción si no llevábamos el DUI. Tampoco podíamos hacer los trámites en el RNPN porque nos estaban pidiendo el acta de defunción para entregarlos el DUI”, explicó.

La ironía del caso es que a pesar que el mismo personal del Hospital admitió haber botado el Documento Único de Identidad de Lilían por ser paciente COVID-19, lo pedían para entregar el acta de defunción y el RNPN pedía el acta de defunción para dar el documento. Finalmente, esta institución accedió a dar una certificación del DUI para para que el Hospital entregara el cadáver. La familia espera recibir el cuerpo este día para proceder con el entierro.

“Ellos admitieron el error el domingo, dijeron que lo habían extraviado pero que lo necesitaban para hacer los trámites. Nos decían que eran protocolos y les dijimos que cómo iba a ser protocolo si se podía desinfectar. No puede ser estén votando el DUI de todos los pacientes que están llegando porque van a genera un problema”. señaló.

“Es injusto como juegan con el dolor de uno” 

“Nos parece que ha sido injusto y no han respetado el dolor de la familia porque desde el momento que nos dijeron que nos la iban a dar de alta porque ya estaba bien, al final no la entregaron y terminó falleciendo a las pocas horas, según ellos porque a nosotros no nos consta nada de eso. Hay que tener mucho cuidado porque la susceptibilidad de los familiares es una cosa muy delicada, uno no puede crearle falsas expectativas a la familia”, dijo.

Además: Seguro Social entrega cadáver equivocado a familia de pastor

La familia, al igual que todas las familias de los pacientes fallecidos por la enfermedad, también tiene que lidiar con la incertidumbre de si el cuerpo que enterrarán es el de su ser querido, puesto que por protocolos no les permiten identificar el cadáver y comprobar que no sea el de otra persona, como ya ha pasado en casos anteriores.

“Incluso hemos tratado de ver el cuerpo para ver si es el de mi tía que nos están entregando y no vaya a ser el de otra persona. No nos lo han permitido y no lo van a permitir porque nos dijeron que estaba prohibido. No nos dan esa certidumbre, es esa sensación un tanto molesta, incómoda, dolorosa porque el Gobierno de alguna manera puede generar la forma de reconocer el cadáver y dar esa tranquilidad a las familias, es un derecho que tenemos”, dijo.

Renderos opina que el Gobierno podría generar las condiciones para que esto se lleve a cabo, y así evitar equivocaciones, puesto que “por dignidad” es algo a lo que la familia doliente debería de tener acceso.

“Nos ha parecido que el manejo de todo esto es demasiado oscuro, mucho secretismo y eso incomoda a las personas. Es un momento muy doloroso perder a un ser querido y tener esta incertidumbre”, dijo.

También cuestionó la falta de responsabilidad que se tienen en los hospitales de tener en una sola área los pacientes positivos de COVID-19 con los pacientes que ingresan por problemas respiratorios no vinculados al virus.

El profesional recomendó al Ministerio de Salud revisar sus protocolos e identificar dónde están las fallas, sobre todo en el Hospital El Salvador que ya son varios casos similares que se han denunciado.

“Lamentamos este tipo de situaciones y somos solidarios con las familias que también están pasando por este tipo de problemas. Siento que el Gobierno puede hacer un esfuerzo mayor por tratar de generar certidumbre a las personas que estamos perdiendo familiares, en el sentido que genere tranquilidad y que estamos sepultando a las personas que verdaderamente son nuestros familiares. El Gobierno puede mejorar sus protocolos y de hecho debe de revisarlos para no causarles más dolor del que ya estamos pasando”, concluyó.

“Estuvo tirada en el servicio 45 minutos”, hombre denuncia que su esposa sufrió presunto maltrato y negligencia médica

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Comunidades Coronavirus Fallecidos Por COVID-19 Hospital El Salvador Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad