Mario Ponce afirma que no puede despedir a familiares de diputados por casos de nepotismo en la Asamblea Legislativa

Una investigación de El Diario de Hoy reveló que en todas las fracciones legislativas hay familiares de diputados trabajando, algunos de ellos desde hace tiempo.

Mario Ponce Foto EDH / ARCHIVO

Por Eugenia Velásquez

Ene 08, 2020- 11:23

Mario Ponce, presidente de la Asamblea y diputado del PCN, reconoció lo revelado a través de una investigación realizada por El Diario de Hoy, que algunos diputados de todos los partidos tienen trabajando en la Asamblea a familiares, amigos y parientes de sus amigos, sin embargo, dijo que no podía despedirlos porque la mayoría tienen derechos laborales adquiridos que él no puede violentar.

Admitió que el Órgano Legislativo está copado no sólo de nepotismo, también de contrataciones de empleados que los diputados han hecho para “hacerle favores a sus amigos, cheros, a sus amigos de infancia” y que no han pasado por el filtro de la meritocracia.

Mario Ponce dice que no puede despedir a familiares de diputados porque ley se lo impide

Amplió que lo anterior ha alcanzado niveles superiores. “En esta Asamblea hay esposas de jefes policiales, de jueces, de periodistas”. Pero señaló que la Asamblea solo es la “punta del iceberg” y que el nepotismo está desatado en todos los Órganos del Estado e instituciones.

“Esto hay que pararlo”, enfatizó Ponce, sin embargo, en las plazas que ocupan los familiares de los diputados y amigos de sus parientes, algunos con salarios exorbitantes, lamentó que no puede hacer nada.

“No puedo quitar a nadie porque hay derechos laborales adquiridos y los jueces que son acuciosos de hacer cumplir la norma son rigurosos, de no hacerlo significaría que del salario de los directivos tenemos que pagar los salarios caídos y nadie quiere hacer eso”, apuntó Ponce.

El legislador recordó que hay una sentencia de la Sala de lo Constitucional que obliga a los funcionarios a responder de su bolsa con los salarios caídos de un empleado que debe ser restituido en su cargo, si es que así lo determina la Sala de lo Contencioso Administrativo.

Señaló que cuando asumió su cargo como presidente de la Asamblea el uno de noviembre del año pasado los casos de nepotismo ya tenían varios meses y, en otros, hasta años, por lo que la ley lo limita a actuar, debido a que tienen derechos laborales adquiridos.

Excepto en unos 10 contratos laborales que habían sido firmados en octubre y que se les terminó su periodo de prueba por lo que no fueron renovados, añadió Ponce.

“Pero si hubieran sido contratados por Norman Quijano cuatro meses antes de mi toma de posesión no los puedo quitar, porque ya adquirieron derechos laborales, aunque fueran familiar de un diputado o esposa de un diputado”, reiteró el funcionario.

Según el titular de la Asamblea, en su administración tomará control de las contrataciones de personal y como primer indicio de que su gestión será diferente, dice que ha eliminado la “discrecionalidad” que han tenido los presidentes de la Asamblea de hacer contrataciones. “Este servidor no estará supeditado a la tentación de lo mismo que se ha hecho en el pasado”, aseveró.

Dice que ha promovido en la Junta Directiva implementar un decreto de retiro voluntario y que esas plazas que queden vacías sean congeladas en un periodo de cinco años, pero la Directiva acepta que sea sólo para dos años.

También habló de hacer una auditoría que fue una recomendación que hizo una delegación de españoles que vinieron al país para determinar la sobrecarga de personal, pero no es para reducir la cantidad de empleados, señaló.

Sin embargo, el diputado Rodolfo Parker, del PDC, informó en Twitter que la Directiva acordó ayer “nuestra propuesta de impulsar auditoría externa para revisar la legalidad en las contrataciones dentro de este Órgano de Gobierno”.

Jorge Schafik Hándal del FMLN y Norman Quijano, de ARENA, aceptaron que hay nepotismo en la Asamblea, pero ambos coinciden en que las multas que la ley de Ética Gubernamental ha fijado para evitar el cometimiento de esa ilegalidad son muy débiles y se pasan por alto.

TE RECOMENDAMOS:

Siete familiares de la esposa del diputado Guillermo Gallegos tienen plaza en la Asamblea

En las siete plazas, el Estado gasta $16,300 mensuales. Además de esa parentela, hay exdiputados con plaza de asesores cuyos hijos también son empleados de la Asamblea.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad