Una madre atrapada lejos de sus dos hijos al no poder regresar a casa por la cuarentena

"Vení a dormir conmigo", le dice llorando su niño de 4 años a Raquel, quien está en el cantón Melara. La madre quedó atrapada en Lourdes, a donde fue a recoger el paquete agrícola que no les entregaron.

Foto EDH / Jessica Orellana

Por Milton Rodríguez

May 13, 2020- 12:40

“La niña llora y dice ´yo quiero que mi mami venga´ ella es la que más llora, y cuando el niño la ve, también se pone a llorar, y al verlos así me rompe el corazón y no puedo evitar llorar con ellos”, lamenta Raquel, madre de dos niños, tras permanecer alejada de ellos durante una semana debido a las restricciones sobre el desplazamiento de la población que entraron en vigencia desde las 00:00 horas el 7 de mayo.

El Decreto Ejecutivo 22 (ya derogado por el #24) regulaba la cuarentena especial esa semana, y en el artículo 3 numeral 5, establecía la prohibición para circular el transporte público de pasajeros. Además, la noche del 6 de mayo el presidente Nayib Bukele informó en su cuenta de Twitter que las personas no podrán cruzar de un municipio a otro.

Raquel Méndez es madre de un niño de 4 años y de una niña de 7, vive junto a su esposo Alejandro Roque en el Asentamiento El Caoba, del Cantón Melara, en La Libertad y debido a que no cambió su domicilio después de casarse su documento de identidad dice que pertenece a Lourdes, Colón, lugar donde vivía antes del matrimonio.

VEA TAMBIÉN: Bukele paraliza el transporte público y cierra más la economía

Fue la tarde del miércoles 6 de mayo cuando Raquel decidió dejar a sus 2 hijos con su esposo Alejandro para salir hacia la casa de su hermana en Lourdes, con el objetivo de madrugar el siguiente día, para ser de las primeras en recibir el paquete agrícola con el que ella salió favorecida y así regresar temprano a su hogar y evitar estar cerca de la gente.

“Yo necesitaba el abono, el maicito, eso es una bendición que nos haya salido, por eso fui a Lourdes, pero nunca pensé que iba a caer en esto tan duro, estar lejos de mis hijos”, relató.

La noche del miércoles cuando ya estaba donde su hermana en Lourdes, le habló su esposo Alejandro para decirle que en las noticias informaron que no habría buses el siguiente día, ella le respondió que solo retiraría el paquete agrícola temprano y buscaría una forma de regresar a casa.

Sin embargo, al día siguiente cuando ella fue a reclamar su paquete se dio cuenta que habían suspendido la entrega y les dijeron que se realizaría hasta el próximo 22 de mayo.

VEA TAMBIÉN: Gobierno pedirá ampliar 15 días más la ley de emergencia por pandemia del COVID-19

Desde entonces comenzó su angustia al verse atrapada, lejos de sus hijos y sin alguna alternativa para regresarse a su casa en el cantón Melara.

“Fui a la Policía de Lourdes para explicar mi caso, pensando en que como padres que son entenderían mi dolor y me ayudarían o me dieran alguna carta para regresarme, pero solo me dijeron ´ni modo, ahí quédese, ahí tiene que pasar la cuarentena´ y yo hasta les mostré un video de mis hijos llorando”, detalló.

La mujer cuenta que en su preocupación también publicó su caso en la red social Facebook para solicitar que alguna persona le ayude, pero hasta el momento nadie se ha comunicado con ella.

Entre lágrimas dijo, “para mi es duro, el niño me dice ´vení a dormir conmigo´ y a mí eso me duele, él tiene 4 años, él siempre duerme conmigo, y cuando hablamos por teléfono me pregunta que cuándo voy a llegar, me pide que no coma y que llegue a comer con ellos”, comentó.

Según explico Raquel debido a que los niños están pequeños no la entienden cuando ella trata de explicarles la razón por la que no regresa a su hogar junto a ellos, pues le dicen que se vaya en taxi, carro, o que el papá la vaya a traer en una moto y lloran.

“Uno por no romper las reglas que han puesto de pasar de lado a lado, yo no quiero que me vayan a meter en cuarentena, confío en que podré encontrar a alguien que entienda mi dolor y me ayude”, dijo Raquel.

Esta mujer pasó un día de las madres lleno de tristezas, ya que estuvo sola, triste y preocupada por no tener cerca a sus hijos que son tan importantes para ella, y ésta, es sin duda la realidad de cientos de salvadoreños que ante el improvisado anuncio de esa medida de restricción quedaron atrapados en municipios diferentes a donde residen.

El abogado Leopoldo Santamaría, pidió a la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que ordene a las autoridades para que le permitan ir a traer a su esposa e hijo a Arambala, Morazán, donde se encuentran desde el 21 de marzo pasado, cuando entró en vigencia la cuarentena domiciliar obligatoria.

Santamaría dice que residen en Ilopango y que su esposa e hijo estaban de visita donde unos familiares, pero por la medida ya no lograron regresar a su casa.

UN PADRE PREOCUPADO
Alejandro Roque es el esposo de Raquel desde hace 10 años y ha sido él quién ha estado al cuidado de los niños desde el miércoles que salió su esposa hacia Lourdes con el propósito de retirar su paquete agrícola, el día 7 de mayo como le correspondía.

“El jueves temprano que hablé con ella me dijo que habían suspendido la entrega y que estaba atrapada sin poder salir de Lourdes y desde entonces empezamos a buscar maneras para que ella regresara, pero no ha sido posible” dijo.

Los niños preguntan todos los días cuándo va a regresar su mamá, y Alejandro ha tenido que darles una respuesta.

Una noche habló la niña con la mamá y entre llanto le pedía que regresará pronto, ya que siempre le prometía lo mismo y nunca lo hacía, la madre al oírla se conmovió y se soltó en llanto también, por lo que tuvieron que cortar la llamada y después de eso la niña permaneció llorando durante media hora.

“Las medidas son para el bienestar de la población salvadoreña, pero a algunos nos ha venido a afectar de diferentes maneras y en el caso mío me ha afectado de esta manera, lo lamentamos porque los niños están lejos de sus padres, y nos preocupa porque faltan más o menos 10 días y no sabemos cómo se vayan a comportar”, agregó.

Alejandro labora en una empresa de los rubros autorizados para trabajar durante la emergencia y sus turnos cambian cada semana, por lo que este lunes tuvo que incorporarse a sus funciones.

“Dejé a los niños en casa de mi madre porque no tenía otro lugar donde más dejarlos, ahora los he dejado solos, sin el papá que soy yo, sin la mamá que está en Lourdes atrapada y ahora ellos están en Melara con mi madre y siguen preguntando por ella “dijo.

Alejandro espera que las autoridades les den una alternativa de ayuda para que ella regrese pronto a su hogar junto a los niños ya que él debido a su trabajo no puede estar con ellos en estos días.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 4 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones