Las maestras de la Sala Cuna que salvaron a 121 niños del fuego en 80 segundos

El plan preventivo que ensayaron en varias ocasiones y la heroica acción de las maestras fue clave para que no se lamentaran muertos ni lesionados en el siniestro.

Foto EDH/ Manolo Rivera

Por Gadiel Castillo

Mar 21, 2019- 05:27

Eran las 10:30 de la mañana del martes cuando la alarma detectora de humo comenzó a sonar y la maestra encargada del Comité de Evacuación del Centro de Desarrollo Integral Sala Cuna Externa supo que era el momento de pitar el silbato para alertar a los niños sobre un incendio en el lugar y que tenían que salir lo más pronto posible.

La heroica labor fue realizada con éxito en alrededor de 80 segundos, tiempo que bastó para salvar la vida de los 121 niños y a otras 25 personas que se encontraban en el centro de resguardo.

 

“Vamos a salir chiquitos, uno tras otro, bien ordenados”, fue una de las frases que las maestras más repitieron el pasado martes durante el siniestro que redujo a escombros y carbón a seis aulas en las que se atendían a los infantes.

El orden y la serenidad de los niños ante el siniestro fue evidente, pues estaban preparados cómo actuar ante ello. Al salir a la calle aledaña, la 9a calle Oriente, los niños no dejaron de sorprender a los cientos de curiosos que se agolparon en la zona para ver como el viejo edificio de 1930, ardía en llamas.

La presidenta del comité de salud y seguridad ocupacional del lugar, Estela Romero da gracias a Dios y a la constante capacitación en riesgo, ya que estos ayudaron para que el incidente terminara sin ninguna muerte que lamentar.

“Yo creo que siempre hay que tomar en cuenta la prevención, aquí eso fue lo vital, porque los chiquitos aquí reconocen todas las alarmas en relación a un incidente”, afirma Romero.

La maestra cuenta que la preparación en el centro es constante, pues cada mes realizan un simulacro de evacuación en caso de terremotos y de incendios. Agregó que hace una semana realizaron un simulacro de incendio.

“Lo que observamos el día martes los chiquitos pensaban que era un nuevo simulacro el que teníamos, ellos no se dieron cuenta de la magnitud del evento que teníamos y gracias al equipo a las brigadas, a las compañeras que inmediatamente al ver el humo se activaron las alarmas terminamos de manera exitosa”, expresa entre lágrimas la educadora.

Otro incendio en 2013

La docente recuerda que cuando comenzó el humo no esperaron a que se llegara hasta las llamas y evacuaron inmediatamente a los niños. La maestra dijo que pensó que el siniestro sería de baja magnitud como el que tuvieron hace seis años cuando ellas mismas y con la ayuda de un extintor lo apagaron.

Sin embargo, lo que ocurrió el pasado martes fue diferente; el fuego inició en el techo del edificio y eso dificultó llegar hasta el conato.

“Ayer -el martes- se dio en el techo y nos costó el acceso con el extintor aunque compañeros quisieron subirse para apoyar pero el humo comenzó y la respiración se dificultó, entonces Comandos -de Salvamento- fue un apoyo importante”, asegura.

Por su parte, Marian Julia Mendoza, otra de las integrantes del comité, manifestó que dentro del plan se les da charlas a los infantes sobre el significado de cada uno de los eventos y que en los diferentes simulacros les explican y enseñan sobre las diferentes alarmas, como las pueden reconocer. Asegura que los niños están bien educados y eso les facilitó la actuación en un hecho real.

“Los niños conocen las alarmas tenemos una de campana que es para cuando hay simulacro de terremotos, los niños con su manitas a cabeza hacia el punto seguro, igual la alarma de pito los niños ya sabe que vamos afuera”, dice.

Marianela Ruiz, coordinadora de riesgos del ISNA dijo que la respuesta de las educadora de la guardería es uno de los mayores ejemplos en cuanto a la preparación en el tema de prevención, agrega que eso se logró debido a que las docentes están compenetradas en el grado de responsabilidad que tienen sobre los niños, pues cuando están en el centro los niños se convierten en sus hijos.

“Le dan cumplimiento al programa de riesgos institucionales es certificado por el Cuerpo de Bomberos, como Sala Cuna tenemos esa certificación, la preparación mensual, sistema de detección de humo, el lugar están bien señalizado con sus rutas de evacuación. Cada uno hizo lo que le correspondía”, manifestó.

A raíz de la buena aplicación del manual de protección el Cuerpo de Bomberos felicitó la labor de las educadoras y destacaron la importancia de tener brigadas de seguridad en cada institución.

“Ayer evidenciamos la importancia de contar con las brigadas de seguridad (evacuación, primeros auxilios y contra incendios) y de realizar los simulacros con responsabilidad: más de 150 personas evacuadas, entre ellos 121 menores de entre 6 meses y 7 años, todos resultaron ilesos”, manifestó Bomberos a través de su cuenta de Twitter.

Momento en que lo niños del Centro de Desarrollo Integral Sala Cuna Externa eran evacuados tras la alarma de incendio en las instalaciones. Foto EDH/ @PROCIVILSV

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Familia, amigos y exempleados de Nayib Bukele están en el Gobierno
Noticias ¿Sueñas con vivir en otro país? 5 países de inmigración fácil para salvadoreños
Noticias Así será la mega ciudad que construye en El Salvador el líder de la iglesia la Luz del Mundo, detenido en EE.UU. por delitos sexuales