La violencia contra las mujeres, un problema en la Policía

Ya hay condena contra un jefe policial y otros agentes son procesados en diferentes casos.

Foto EDH / Archivo

Por Stanley Luna

Sep 29, 2018- 20:30

No solo el alcohol es uno de los problemas que afecta a los miembros de la Policía Nacional Civil, también hay agentes acusados de violencia contra las mujeres y hay, al menos, una condena contra un jefe policial.

El caso más reciente es el feminicidio de la agente Carla Ayala, a manos de uno de sus colegas, y que también fue encubierto por otros policías que son procesados en el Juzgado Especializado de la Mujer.

El director de la Policía, Howard Cotto, reconoció en el entierro de Ayala, el pasado 21 de septiembre, que la institución no escapa a la violencia de género y habló de las iniciativas para disminuir el problema, sin embargo, al abordarle luego de su discurso no dio detalles de las depuraciones recientes a causa de hechos relacionados con ese tipo de violencia.

El sargento Walter Francisco Hernández, jefe de la Sección Antinarcóticos de la delegación Centro de la Policía, fue condenado a finales de julio por maltratar verbalmente a mujeres. El Tribunal Tercero de Sentencia de San Salvador le ordenó pagar 20 días multas, equivalente a $200, además de $920 de responsabilidad civil.

TE PUEDE INTERESAR

Agente Carla Ayala fue sepultada sin que haya castigo por su muerte

Después de 266 días, la familia y sus colegas despidieron a la agente asesinada por un expolicía del extinto Grupo de Reacción Policial (GRP), Juan Josué Castillo Arévalo, quien aún está prófugo

Una mujer policía denunció que fue agredida por Hernández en dos ocasiones, en 2017, cuando él era su jefe en la Unidad Táctica Operativa del 911, en la capital.

La última agresión que ella sufrió fue el 25 de abril de 2017, cuando estaba en una formación general con otros 20 compañeros para recibir lineamientos de trabajo, pero Hernández les dijo que ese día hablarían “del amor”, y se dirigió a la víctima para hacerle una pregunta sexual y denigrante.

La agente también denunció que frecuentemente Hernández la trataba de tonta. Sin embargo, en el juicio se probó que esas denuncias fueron ignoradas por la Policía.

Policía amenazó de muerte a su expareja

El policía Pablo de Jesús Jacobo fue detenido el pasado 18 de agosto, porque la Fiscalía lo acusó de amenazar de muerte a su expareja cuando en una ocasión llegó a la casa de ella, en el cantón Ashapuco, en Ahuachapán. También le dijo que luego se suicidaría.

Jacobo, además, fue señalado de agredir a sus hijos, quienes estaban dentro de la vivienda.

Un caso parecido sucedió en diciembre del año pasado en el municipio de San Miguel de Mercedes, en Chalatenango, donde el policía José Romel Gómez, lesionó de un disparo en la cabeza a su esposa y luego se dio un disparo.

De acuerdo con las investigaciones, el agente discutió con la víctima dentro de un carro por supuestos “problemas de infidelidad”. Murió horas después en el hospital Médico Quirúrgico del ISSS.

LEE TAMBIÉN

Policía habría matado a colega en Mejicanos

La agente fue hallada muerta en un dormitorio del puesto policial

El año pasado también fue señalado de violencia contra las mujeres, Ricardo Alfredo Góchez Salinas, jefe del puesto policial de Panchimalco. Una víctima lo acusó de haber sido agredida física y psicológicamente por el imputado.

Su detención fue en un sector conocido como Miramar, en los Planes del Renderos, cuando agentes que patrullaban la zona vieron a la pareja peleando dentro de un carro.

Te recomendamos

El festival “Foodsion Suprema 2020” llega cargado de sorpresas y esto es lo que debes saber
7 preguntas y respuestas frecuentes sobre el coronavirus
Frijoles, el beneficioso y tradicional alimento que favorece tu salud
5 maneras infalibles para ahuyentar los zancudos por las noches

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad