Hay menos personal en el hospital de La Unión por contagios de COVID-19

La disminución del personal se debe a que los profesionales se infectaron de COVID-19. También tienen parientes enfermos. La situación perjudica en la capacidad de respuesta de los profesionales de la salud para atender a los pacientes

El problema de los contagios se ha extendido a las familias de los empleados del hospital. Foto EDH/ Insy Mendoza

Por Insy Mendoza

Jul 07, 2020- 17:22

En el hospital Nacional de La Unión, la reducción en un 12% del personal en los servicios de Emergencia y destinada para atender pacientes con COVID-19, afecta el tiempo de respuesta de la atención a paciente, informó personal, que pidió el anonimato.

En cada turno en esas dos áreas hay, normalmente, 50 personas; pero por enfermedad y cuarentena se reduce en hasta 12 personas.

Fuentes extraoficiales del Ministerio de Salud explicaron que hay empleados infectados con el nuevo virus; además contabilizan dos decesos, una enfermera con sospecha de haber padecido COVID-19 y el de un motorista, a quien sí le confirmó el contagio.

Alcaldías combaten la pandemia con búsqueda de casos y multas

Actualmente hay doctores ingresados en hospitales del Seguro Social, y otro personal en cuarentena domiciliar.
Según empleados del hospital unionense, hay una reducción de diez empleados en las áreas para atender casos de COVID-19 y Emergencia.

Añadieron que en las últimas dos semanas, las áreas para atender pacientes con COVID-19, tanto en condición delicada como estable, han estado saturadas.

En el caso de los pacientes que llegaron a consultar con síntomas de la enfermedad, pero en condición estable, fueron enviados a sus respectivas casas para que cumplan cuarentena domiciliar, medidas de aislamiento y en el acaso que lo ameritaba llevaba medicamentos, explicaron.

El personal agregó que hay suficiente medicamento para atender a los pacientes, pero tienen pocas pruebas para detectar COVID-19.

Contagio en familias de empleados del hospital

El problema de los contagios se ha extendido a las familias de los empleados del hospital.

√ LEA ADEMÁS: Ilopango sancionará con $50 a personas que no usen mascarilla

Familiares de Óscar Alexander Hernández, motorista de dicho hospital que murió víctima del nuevo virus el pasado 4 de julio, informaron, ayer, que tienen a otro miembro de la familia en estado grave, quien también es empleado del hospital y trabaja en el área de cocina.

Según la familia Hernández, la persona enferma la están tratando en su casa, administrándole oxigeno; la familia tiene temor de llevarlo al hospital por lo que decidieron hacer el esfuerzo para la compra del oxigeno y cuido del paciente.

Médicos particulares de la cabecera departamental, que decidieron cerrar por vario día sus clínicas, expusieron que tienen temor de contagiarse y que a sus clínicas llegaban pacientes graves, especialmente ancianos.

“Se recibió a un anciano de la jurisdicción de Conchagua. La familia primero lo llevó al hospital, pero lo rechazaron. Lo atendimos pero estaba grave y se lo llevaron para la casa, luego nos enteramos que falleció. Por eso muchos médicos han decidido suspender las atenciones en las clínicas”, agregó un médico, quien pidió el anonimato.

VIDEO: El emotivo recibimiento de un salvadoreño recuperado de COVID-19 por sus vecinos en La Unión

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad