Jocelyn Abarca fue candidata a diputada y se iba a graduar como psicóloga en diciembre

La responsabilidad y diligencia con la que hacía lo que se le encomendaba le fueron abriendo puertas.

El asesinato de Jocelyn Abarca marcó a toda una familia y a muchas mujeres que sufren de violencia intrafamiliar. Aquí familiares el día de su entierro. Fotos EDH / Archivo

Por Diana Escalante

Jul 21, 2018- 21:30

Trabajadora, visionaria, independiente, alegre, amigable y amorosa, son algunos de los adjetivos con los que los allegados de Jocelyn Milena Abarca Juárez, asesinada por su cónyuge, la describen.

La joven era un ejemplo de superación pues, con sacrificio, a los 23 años había conseguido ser supervisora en una empresa comercial, había comprado casa, carro y costeaba su carrera universitaria.

En las elecciones pasadas compitió como candidata a diputada suplente por el Partido Social Demócrata. Aunque no ganó seguiría involucrada en la política.

Su primer trabajo lo tuvo a los 17 años, en un hotel. Después fue teleoperadora; a los dos años fue ascendida a supervisora. La madre y dos amigas de Abarca contaron que la personalidad dinámica de la joven la llevaron a ser vista como líder en diferentes ámbitos.

La responsabilidad y diligencia con la que hacía lo que se le encomendaba le fueron abriendo puertas. Quería ser gerente de una compañía, había egresado de Piscología y se iba a graduar en diciembre.

“Aspiraba alto y lo iba logrando. Fue escalando poco a poco: empezó como agente de call center y luego la promovieron como supervisora de agencia, un cargo que aun con miedo, aceptó”, dijo una amiga.


Abarca Juárez es una de las 227 mujeres que, hasta el 16 de julio pasado, fueron asesinadas en El Salvador. Las circunstancias en las que el hombre con el que convivió por una década la mató, así como la extrema violencia con la que cometió el hecho, la hizo estar entre las 111 víctimas que las autoridades califican de feminicidio que han registrado en este año .

La brutal muerte de la joven, quien fue asesinada el 5 de julio en su vivienda y sepultada hace una semana, ha dejado un profundo vacío y dolor entre sus familiares y amigos más cercanos.

En medio de la tristeza, ellos están decididos a promover acciones que ayuden a que crímenes como el de la joven, quien el jueves anterior iba a cumplir 27 años, no se vuelvan comunes en el país.

“Esto me ha dejado destrozada. Yo sé que la sangre derramada de Jocelyn servirá de ejemplo para que no se repita esta atrocidad”, dijo con firmeza la madre de Abarca, la tarde en que regresó al cementerio con otros parientes para recordar el cumpleaños de su hija.

Aunque por ahora prefieren no revelar detalles del proyecto que tienen en mente, señalaron que la idea es lograr que las mujeres, sobre todo las adolescentes, sepan detectar las características de los novios o cónyuges agresores.

Además, que sean capaces de terminar la relación o pedir ayuda profesional antes de que se conviertan en víctimas de feminicidio.

Lee además

Policía captura a compañero de vida de Jocelyn Abarca

Ronald Atilio Urbina Velásquez fue capturado por el delito de feminicidio agravado en contra de su compañera de vida Jocelyn Milena Abarca. La joven tenía 10 años de tener una relación sentimental con el imputado, durante todo este tiempo fue víctima de violencia psicológica y física.

Feminicida de “doble cara”

Por el feminicidio agravado de Jocelyn Milena las autoridades arrestaron a Ronald Atilio Urbina Velásquez, de 33 años, el hombre con el que ella mantuvo una relación sentimental durante una década.

Las investigaciones de la Fiscalía General de la República señalan que la pareja atravesaba por problemas desde hacía mucho tiempo, debido a que Urbina ejercía violencia física, psicológica y verbal contra Abarca, pero ella nunca lo denunció.

Es por ello que Jocelyn Milena, empleada de una empresa comercial y egresada de Licenciatura en Psicología, le había hecho saber que iba a separarse de él.

La familia de la joven no tiene dudas de que esa fue la razón por la que Urbina, quien era empleado de una empresa distribuidora de agua embotellada, la asesinó.

Tras ser detenido, el sujeto aseguró que nunca fue violento con su cónyuge, al contrario. “Era bastante atento y le daba todo lo que ella me solicitaba”, expresó.

Jocelyn Milena Abarca. Foto/ Cortesía

La madre de la mujer relató que desconocían que su hija estaba siendo víctima de violencia de pareja porque ella nunca les contó nada y porque jamás le observaron señales físicas de maltrato.

El comportamiento de Urbina tampoco les hizo tener sospechas de eso porque aparentaba llevar una buena relación con ellos y con su compañera de vida.

“Nunca detectamos nada porque este sujeto tenía doble cara. Nunca la vi golpeada, siempre la veía feliz. Todo esto sucedió porque ya no quería estar con esta persona. Quizá la tenía amenazada, no sé. Jamás nadie se imaginó… porque uno al ver a un hijo en peligro lo saca de eso (del problema)”, expresó consternada la mamá de la joven.

Esta semana, Graciela Sagastume, coordinadora de la Dirección Nacional de la Mujer de la Fiscalía, señaló en una entrevista de radio que en los recientes feminicidios cometidos en el país han detectado que los responsables de estas muertes “tienen una conducta intachable socialmente y son cariñosos con su pareja”.

“Generalmente, un hombre feminicida, un hombre violento, es un hombre encantador. Socialmente no hay queja de él, le cae bien a todo mundo”, según Sagastume.

Atilio Urbina es el principal sospechoso de asesinar Jocelyn Abarca. Foto/ Salvador Meléndez

Familia vivió 10 días de calvario

Los allegados de Abarca pasaron 10 días de incertidumbre desde el 5 de julio cuando ella desapareció.

Un día después, el cadáver mutilado de una mujer fue encontrado en un río de San Salvador; la familia de Jocelyn Milena albergaba la esperanza de que no fuera ella.

Cinco días después, una cabeza fue descubierta en un río de La Libertad. Las autoridades sospechaban que el hallazgo estaba relacionado con la joven, pero había que esperar los exámenes de ADN.

Las pruebas confirmaron que la víctima era Abarca. Fue sepultada el domingo pasado. Urbina, según la Fiscalía, la mató en la casa que compartían desde hace cinco años.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 3 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones