La rara condición que hace que el embarazo se vuelva insoportable ¿Quiénes la padecen?

Entre el 1 y 2 % de las mujeres embarazadas lo padecen. En lo que va de 2018, en El Salvador se han atendido 512 casos.

Foto Por shutterstock

Por Xiomara Alfaro

Oct 18, 2018- 08:33

A inicios de agosto, Damaris Meléndez recibió la noticia de que estaba esperando su segundo hijo, pese a que por meses había buscado quedar embarazada la confirmación le llegó por sorpresa.

Ese sábado por la mañana llegó a la sala de emergencias del hospital policlínico Zacamil, del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), por una crisis de colitis que le había provocado intensos dolores abdominales y vómitos.

Tras varias horas de atención y varios análisis llegó la noticia que la llenó de inmensa alegría, pero su felicidad pronto tuvo un sabor agridulce. Esta mujer de 38 años, tuvo que ser ingresada por 48 horas pues los vómitos empezaban a ser más frecuentes.

Foto: shutterstock

Tras recibir el alta médica, los vómitos se intensificaron. Damaris no toleraba ningún alimento o líquidos vía oral. Entre agosto e inicios de septiembre fue ingresada cinco veces a raíz de las regurgitaciones excesivas y náuseas.

Esta psicóloga de profesión formó parte de los 361 casos de Hiperémesis gravídica atendidos en el ISSS entre enero y agosto de de 2018. El Ministerio de Salud (Minsal) contabilizó 151 casos de mujeres embarazadas que consultaron por este síndrome durante el mismo periodo.

La Hiperémesis gravídica es una condición que afecta a las mujeres embarazadas en distintas etapas y está caracterizada por vómitos incontrolables, náuseas y pérdida de peso. Datos estadísticos mundiales señalan que afecta entre el 1 y el 2% de las mujeres embarazadas.

En el Salvador, durante el 2017 el Minsal atendió 397 consultas con este padecimiento de un total 68,459 atenciones a mujeres en este estado, es decir solo el 0.42 % de las embarazadas que consultaron en este periodo padecieron de esta complicación. En lo que va de 2018, Salud reporta el 0.41% de atenciones relacionadas a HG.

LEE TAMBIÉN

¿Las peleas afectan al bebé durante el embarazo?

El estrés causado por una discusión e incluso el llanto podrían afectar gravemente el desarrollo del bebé.

El ISSS por su parte, en 2018 ha registrado 361 casos, lo que corresponde al 2.6 % del total de mujeres embarazadas atendidas.

A juzgar por los datos oficiales, la Hiperémesis Gravídica no es un tema que despierte alarma al sistema de Salud, pues son pocas las mujeres que lo presentan, pero sí se vuelve alarmante en una persona que además de enfrentarse a todos esos cambios hormonales propios del embarazo esté expuesta a una deshidratación severa, desequilibrio electrolítico o anemia.

Tratando de sobrevivir cada día

Un estudio de la organización benéfica británica Pregnancy Sickness Support titulado “No puedo sobrevivir otro día”, citado por la BBC, señala que a nivel internacional “hay demasiadas mujeres que no reciben la atención y el tratamiento adecuado que necesitan para continuar con sus embarazos” y deben interrumpirlos.

Foto: pixabay.com

Esta claro que las náuseas y vómitos son un síntoma normal de la gestación. Entre el 70 y 80% de las mujeres embarazadas los presentan, de estos solo el 50% vomita durante las primeras semanas , explica la doctora Rocío Rivera de Hernández, coordinadora del servicio materno fetal del hospital 1° de Mayo.

Pero, vomitar 30 veces al día es algo que convierte la felicidad por aquel estado de buena esperanza en algo realmente insoportable.

“La Hiperémesis Gravídica son los vómitos excesivos del embarazo sin una causa de base”, una condición provocada por el mismo embarazo, agrega la especialista en ginecología, obstetricia y perinatología, quien explica que ante la sospecha de HG se realizan varios análisis para descartar cualquier patología que esté agravando los síntomas de la gestación.

“Ha sido una situación insoportable, tuve mi primer embarazo casi sin complicaciones, pero esta vez todo esto ha alterado mi ritmo de vida, me ha alejado de mis actividades diarias, de mi trabajo, de todo mi entorno”, comenta Damaris, cuyo primer hijo tiene ahora seis años.

Y es que los vómitos y las náuseas están acompañados de debilidad, mareos, dolores de cabeza y hasta desmayos.

Damaris fue ingresada por quinta vez a solo horas de haber recibido el alta a inicios de septiembre en el policlínico Zacamil donde permaneció, esta vez, 10 días. Luego de confirmar que todas sus pruebas médicas estaban dentro de lo normal fue dada de alta.

¿Cuándo terminarán las molestias?

A 16 semanas de gestación, los vómitos han disminuido y ha logrado incorporarse a su trabajo y a su rutina diaria, ha empezado a ganar peso. Por más de un mes pasó entre la camilla de un hospital y la cama de su casa puesto que vomitaba hasta 25 veces al día. Cada vez que llegaba a la sala de emergencias con un cuadro de deshidratación era ingresada de inmediato.

SIGUE LEYENDO

7 señales que podrían indicar problemas para quedar embarazada

Cuando se habla de infertilidad en la mujer el espectro es bastante amplio y puede estar ligado a varios factores

Según los especialistas, el mayor riesgo ante este síndrome es para la madre.

Dentro del tratamiento se busca descartar que la paciente presente problemas de hipertiroidismo, diabetes mellitus o enfermedad del trofoblasto, hernias del hiato, cálculos biliares o problemas gastrointestinales previos los cuales pueden agravar los vómitos.

Descartados estos se trata con medicamentos antiméticos (para el vómito) y protectores gástricos como la ranitidina. En los casos más graves se puede requerir alimentación parenteral.

La doctora De Hernández señala que las molestias pueden mejorar al término de las 16 semanas del embarazo, no obstante hay casos en los que en etapas avanzadas la mujer continúe con los vómitos.

¿Qué hacer para disminuir los vómitos?

Para la especialista una de las recomendaciones más importantes está en la alimentación. 1. Se recomiendan dietas bajas en grasa y sin irritantes.2. Cambiar los tiempos de comida de tres a cinco a modo de no distender el estómago, que estos incluyan un desayuno ligero, una merienda a media mañana, el almuerzo como comida más fuerte, la merienda de la tarde y una cena ligera.3. Ve a lo seguro y toma los alimentos que sabes que no te harán sentir mal. No comas lo que no se te apetece.4. Toma abundantes líquidos5. Algunos olores también puede producir la sensación de vómitos

 

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Prófugo y corrupto, así retratan a Mauricio Funes en caricaturas
Noticias Pandilleros de la MS afirman que han transformado su vida y están arrepentidos de su pasado violento
Noticias La sala VIP de los García, un espacio relajante y de comodidad antes de volar