Juicio en caso familia Pimentel es suspendido porque abogada está varada en el extranjero

Los cuerpos de las cinco víctimas fueron encontrados 22 días después de reportarlos como desaparecidos.

Por Cristian Díaz

Jun 22, 2020- 13:47

El inicio de la vista pública en contra de los presuntos homicidas de cinco miembros de la familia Pimentel fue suspendida este lunes debido a que la defensora pública se encuentra varada en el extranjero debido al cierre del aeropuerto de El Salvador desde hace más de tres meses.

Una fuente judicial explicó que la Procuraduría General de la República (FGR) de Sonsonate envió un documento al Juzgado Especializado de Sentencia de Occidente, con sede en Santa Ana, donde exponía que la procuradora asignada al caso no se podía presentar porque era parte de los salvadoreños que se han quedado varados en el extranjero.

Por ello, el juzgado decidió suspender el inicio de la vista público hasta una nueva fecha que aún no fue fijada.

Los procesados por este caso, cometido el 16 de enero del año pasado son Leonidas Abel Cardona Ancheta, Víctor Manuel Arias y Ronald Isaías Aguilar Valencia, quienes se encuentran recluidos en diferentes tribunales del país, por lo que el proceso judicial en su contra sería virtual.

Mientras que las víctimas son Rosa Ivette Colindres de Pimentel, su hijo Marcos Antonio, Silvia Jaco de Colindres, Carlos Jaco y Tania Monterrosa.

Ellos fueron privados de libertad por un grupo de pandilleros cuando regresaban de Sonsonate hacia Chalchuapa tras haber presenciado un partido de fútbol.

Los cuerpos fueron encontrados en la finca Los Reyes, cantón Los Arenales, en Nahuizalco, tras 22 días de haber ocurrido el hecho.

La masacre de los cinco miembros de la familia del preparador físico del equipo de fútbol de Sonsonate, Omar Pimentel, se supone fue planificada por el grupo de pandilleros de la MS.

Dos de los seis implicados ahora capturados y cabecillas de la MS, planearon asaltar y robar a los ocupantes de un vehículo que subiera en la carretera Los Naranjos (cantón El Arenal de Nahuizalco). Y fue precisamente la familia Pimentel la que subió por esa vía cerca de las 10:00 de la noche.

Estos detalles fueron revelados por el jefe fiscal Román Navarro, director de la Unidad de la Defensa de los Intereses de la Sociedad del Ministerio Público cuando se presentó la acusación en marzo del año pasado.

Pandillero relata el crimen

El pandillero “Mandrake” decidió hacer un trato a cambio de no recibir castigo judicial a pesar de haber participado directamente en los hechos para relatar el crimen.

De acuerdo con las confesiones del hombre, las víctimas fueron privadas del lugar, les robaron las pertenencias, violaron a dos mujeres y las asesinaron.

Al parecer, los homicidas se hicieron pasar por policías y se llevaron a las víctimas. Los pandilleros amarraron a las víctimas adultas con cintas de zapatos y al niño lo ataron con la cuerda de una cartera de las mujeres. Violaron a las dos mujeres y luego uno de los acusados les dijo a las víctimas que más adelante estaban sus familiares que habían llegado a buscarlos.

Las víctimas les agradecieron, creyendo que en realidad las liberarían. En ese instante todos los pandilleros se quitaron los gorros navarones y se los dieron a otros dos pandilleros para que se los colocasen al revés a las cinco víctimas para que no vieran por dónde las llevaban.

Todos caminaron por entre los cafetales mientras los pandilleros les apuntó con sus armas, según el relato.

Al llegar a un determinado lugar, el “Decente”, uno de los pandilleros, ordenó a las víctimas que se sentaran. El joven se sentó junto al niño, luego la señora y después las dos mujeres jóvenes, siempre con los gorros puestos. Luego el Chufle (otro participante) le disparó al joven, luego mataron al niño, a la señora y a una de las mujeres. Simultáneamente, el “Decente” golpeó con el palo tipo bate a la mujer más joven en las costillas. Ella solo dejó escapar un quejido y se dobló.

El confesor participó en la privación de libertad de las víctimas, la violación sexual de dos mujeres y el descuartizamiento y enterramiento de las tres mujeres, un joven y un niño.

Te recomendamos:

Pandillero relata los últimos minutos de vida de la familia Pimentel

Para este lunes está programado el inicio de la vista pública en la que la prueba principal es la versión de un pandillero que, a cambio de beneficios penales, relató a la Fiscalía cómo mataron y desaparecieron a la familia del entrenador de fútbol Omar Pimentel

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad