Juzgado manda a prisión a conductor ebrio que mató a joven en la San Luis

El juez Décimo Cuarto de Paz resolvió que Irvin Batres Ávalos siga detenido porque existen las pruebas suficientes de que él atropelló a tres personas con dolo, una de ellas murió.

El atropellamiento de las tres personas se registró en el redondel Torogoz entre las calles Gabriela Mistral y San Antonio Abad. Foto EDH / Jonathan Tobías

Por David Marroquín

Ene 23, 2020- 17:45

“Se configura el delito de homicidio (agravado) en contra del señor Eduardo Adolfo Miranda Gaytán… Todos los elementos de prueba vinculan al imputado en los hechos”, dijo el juez Décimo Cuarto de Paz al razonar su decisión de mantenerlo en detención preventiva.

La gravedad y el dolo con el que habría actuado Irvin Batres Ávalos fueron clave para que el juzgador lo enviara a prisión.

El juez Décimo Cuarto de Paz consideró que hay suficientes evidencias de que Batres Ávalos, un ingeniero civil de 31 años, es el responsable de la muerte de Eduardo Adolfo Miranda Gaytán y del intento de homicidio en otra persona solo identificada como Luis; luego de arrollarlos con su vehículo, aparentemente de manera dolosa y en supuesto estado de ebriedad.

El hecho se produjo la mañana del domingo pasado en la intersección de las calles Gabriela Mistral y San Antonio Abad, al costado sur del redondel Torogoz.

Con relación al intento de homicidio de Luis , el juez consideró que no hubo una investigación profunda para sustentar el referido delito. “Existe de manera parcial la calificación jurídica de homicidio en grado de tentativa en el caso de Luis….”, dijo el juez al argumentar su resolución respecto al caso de Luis.

El juzgador le pidió al fiscal del caso que profundice en la investigación con respecto al caso de Luis con el propósito de fortalecer la acusación.

Pidió que tienen que decomisar los videos de las cámaras de videovigilancia de la zona para tener mejor claridad sobre las horas y las circunstancias en las que ocurrieron los hechos.

Foto EDH / Menly Cortez

El fiscal del caso aseguró que los videos ya fueron incautados, pero que están siendo analizados por los peritos forenses.

En el caso de Claudia, que es la tercer persona embestida por Batres Ávalos con su vehículo, el juez consideró que la Fiscalía no pudo demostrar con pruebas que se configuró el intento de homicidio en contra de la víctima, por lo que ella no se fue considerada como víctima sino que como testigo por el juzgador.

En ese sentido, el juez decidió exonerar de manera definitiva a Batres por el caso de Claudia, pero el fiscal del caso aseguró que van a apelar la decisión.

“No hay un solo acto de investigación que confirmen el delito de homicidio en grado de tentativa en el caso de Claudia”, razonó el juez.

Agregó que la Fiscalía solo pudo demostrar que Claudia sufrió “una afectación psicológica” a raíz del hecho.

Hay una prueba de alcotest que estableció que Batres Ávalos tenía 88 grados de alcohol en su sangre, lo que aparentemente da la impresión de que no andaba tan ebrio.

Pero el juez cuestionó la tardanza con la que le habían realizado la prueba a Batres, más de ocho horas después del incidente. A su juicio, Batres pudo “haber andado más ebrio” a la hora de los hechos. Faltan los resultados de las pruebas de sangre y orina que le hicieron once horas después del hecho en el Instituto de Medicina Legal (IML).

La Fiscalía presentó el requerimiento en el juzgado 14 de Paz en contra de Irving Batres Ávalos por los delitos homicidio agravado y homicidio agravado tentado. Foto EDH / Jorge Reyes

Víctimas aseguran que imputado los arrolló con intención
Luis y Claudia, quienes son compañeros de vida, relataron en la policía que ellos tomaban licor en el parque San José de la colonia San Luis. De repente llegó el imputado, a quien no conocían, en estado de ebriedad y con una lata de cerveza en una mano. Él les pidió que le regalaran un trago, pero las víctimas le dijeron que ya no tenían.

El hecho de haberle negado el trago habría molestado a Batres Ávalos, quien comenzó a insultar a Claudia, luego trató de tocarla y enseguida la tomó del cuello en un aparente intento de estrangularla.

Eso provocó que Eduardo Adolfo y Luis, forcejearan con el imputado hasta neutralizarlo y lograr que le quitara las manos a Claudia.

Después del incidente, los tres decidieron retirarse del lugar para evitar más problemas con Batres en dirección al redondel Torogoz.

Cuando caminaban por el referido lugar, apareció un carro rojo que iba hacia ellos a “gran velocidad”, por lo que Claudia les gritó que se apartaran, pero el auto le pasó sobre un pie a Luis y a Eduardo Adolfo lo embistió de frente y lo mató.

Una hermana del fallecido, quien estuvo en la audiencia inicial, pidió que se hiciera justicia en el caso de su hermano.

“Como familia solo queremos justicia, que se compruebe todo lo sucedido y que se haga cumplir con la ley”, dijo la hermana.

Armando Nahún Chávez, defensor del imputado, aseguró que en el transcurso del proceso demostrará que no hubo ninguna mala intención de parte Batres Ávalos y que se trató de un accidente de tránsito.

El proceso será enviado al Juzgado Sexto de Instrucción para que prepare la audiencia preliminar.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad