“Yo le daba mis pertenencias, pero dijo que me tenía que matar”. Joven víctima de indigente relata brutal ataque que sufrió en Antiguo Cuscatlán

La audiencia contra el sospechoso se ventiló este martes. Según la Fiscalía, el sujeto ha sido acusado por el delito de homicidio tentado.

Imagen de referencia. El tramo de la carretera Panamericana en las cercanías de la Ceiba de Guadalupe. Foto/ Archivo

Por Liseth Alas

Sep 21, 2020- 21:29

Tomás (nombre ficticio) cuenta que se recupera en su casa de las graves lesiones que le provocó un indigente que brutalmente lo agredió la noche del 17 de septiembre en las cercanías de la Ceiba de Guadalupe, en Antiguo Cuscatlán, en el departamento de La Libertad.

El joven de 26 años fue dado de alta del hospital tres días después del hecho de violencia. Ahora sigue con el proceso de recuperación en su residencia, aunque considera que no es fácil, por los severos golpes que sufrió en diversas partes del cuerpo y sobre todo porque estuvo a punto de perder uno de sus ojos.

“Créame que esta ha sido la peor experiencia que he tenido en toda mi vida, porque prácticamente estuve a punto de perderla”, relata, con voz entrecortada, Tomás.

El joven, que trabaja en un call center, recuerda que estaba de día libre y lo aprovechó para salir a comer con un amigo, pero cuando se disponía a abordar el autobús para regresar a su casa fue víctima del brutal ataque

Eran como las 7:00 de la noche cuando dice que caminaba tranquilamente hacia la Ceiba de Guadalupe, para tomar el transporte público. En su trayecto atravesó una zona oscura y se encontró a un sujeto recostado sobre la acera, sin imaginar que este se levantaría para agredirlo.

Según el testimonio de la víctima, Montano lo agredió de forma sorpresiva cuando caminaba por las inmediaciones de la Ceiba de Guadalupe, en Antiguo Cuscatlán, después de una salida con sus amigos. “Yo le dije que le iba dar el dinero y mi teléfono, pero que me dejará ir, pero él me respondía: ‘¡te tengo que matar, te tengo que matar!’, comentó. Foto EDH/ Jorge Reyes

“En el momento que pasé (cerca del sujeto), ni siquiera sentí en qué momento se levantó y me agarró la mano, y con una de sus piernas me metió zancadilla, fue ahí que caí al piso. El hombre es alto y su complexión física es más grande que la mía, porque yo soy delgado, yo no tengo experiencia en peleas. De una vez, él comenzó a estrangularme con su brazo en el cuello”, indicó.

LEA ADEMÁS: Una joven denuncia el brutal ataque que sufrió su hermano en las cercanías de la Ceiba de Guadalupe

Tomás asegura que intentó persuadir al individuo, quien presuntamente estaba drogado, ofreciéndole sus pertenencias a cambio de que lo dejara ir, sin embargo, todo fue en vano.

“Yo le dije que le iba dar el dinero y mi teléfono, pero que me dejará ir, pero él me respondía: ‘¡te tengo que matar, te tengo que matar!’, eso fue lo que me dijo, no fue un intento de asalto. Y cuando él me dijo eso entendí que mi vida corría peligro, porque estaba con una persona que no tenía miedo de matar a otra. Él me repetía que nadie me iba a salvar”, prosigue.

Entonces, pese a que el miedo lo dominó intentaba luchar por su vida, pero relata que el sujeto le puyó los ojos con sus dedos y lo continuaba asfixiando con una tira de plástico, incluso llegó un momento en que sintió que dejó de respirar.

“Pase bastante tiempo luchando para que no me hiciera daño en los ojos y que no me asfixiara, pero hubo un momento que no podía respirar. Hasta que logré deslizarme un poco hacia abajo para liberar mi garganta y comencé a gritar: ‘¡ayuda! ¡auxilio!’, no le miento que fueron como 30 veces que grite eso”.

“En ese momento, el tipo agarró una tira de plástico y comenzó ahorcarme. Me puyó los ojos, y con el ojo izquierdo comencé a ver borroso, yo ya estaba pensando que ya había muerto. En ese momento en lo único que pensé fue en mi sobrina de 6 años y en Dios, a él le pedí que me ayudara”, narró.

Tomás quedó inconsciente tirado en la acera lodosa, porque cerca había una fuga de agua, y solo recuerda que en su “agonía” alcanzó a ver a un joven de camisa rayada parado. Cuando volvió en sí ya estaban en el lugar tres miembros del Cuerpo de Agentes Municipales (CAM) y la Policía Nacional Civil (PNC).

“Mi hermana dice que quizá el joven fue el que llamó a los del CAM, ellos fueron quienes lucharon contra el tipo y lo lograron intervenir”, afirmó. Los agentes le pidieron también un número de contacto para avisar a sus familiares sobre el hecho. “Les di el número de un amigo, quien fue el que se encargó de notificar a mi familia”.

LEA TAMBIÉN: Motorista de grúa y presentador de televisión conciliaron tras audiencia inicial

“En ese momento comencé a reaccionar y pedí mi teléfono, pero solo recuperé la mochila que andaba, pero no estaba el celular”, añadió.

Posterior llegó una ambulancia que lo trasladó a un hospital, donde fue sometido a una operación de la vista de emergencia.

“La doctora no nos daba buen diagnóstico, pero gracias a las oraciones de todos, ha sido un milagro que mi hermano se haya salvado, porque él no estaba nada bien”, dijo Dalia, hermana de la víctima.

El pasado 20 de septiembre, Tomás recibió el alta y ahora se encuentra recuperándose en su casa, aunque delicado de sus ojos.

Mientras, el sospechoso se encuentra detenido y enfrentó una audiencia este martes en el Juzgado de Paz de Antiguo Cuscatlán. No obstante, la familia teme de que quede en libertad y considera que pueda seguir agrediendo a otras personas.

Dalia dice que la policía les ha manifestado la posibilidad de que el caso no avance debido a la condición de indigente del sospechoso y que este no posee documentos personales.

“Al menos que lo lleven a un psiquiátrico, porque puede seguir agrediendo a más personas, podría ser un niño o a una mujer embarazada, imagínese”, detalló.

La joven denunció el caso en sus redes sociales, donde indicó que varias personas identificaron al sujeto que acostumbra a agredir a las mujeres en el sector de Antiguo Cuscatlán. Además, pidió el apoyo de la Fiscalía General de la República (FGR).

El fiscal general, Raúl Melara, reaccionó al caso y se comprometió a través de su cuenta en Twitter que “este ataque no quedará impune. Vamos a hacer todo lo que la Ley nos permita para que esto no le suceda a nadie más”.

LEA ADEMÁS: Periodista fue agredido por pandillero mientras daba cobertura en Soyapango

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 4 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones