INFOGRAFÍA: Estos son los seis volcanes más activos en El Salvador

Según datos del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) este es un país volcánicamente muy activo y el 90% de su territorio está conformado por materiales de este origen.

Por Xiomara Alfaro

Jun 05, 2018- 07:45

En El Salvador hay 21 volcanes activos, de estos 10 son considerados los más peligrosos; de ocho se conoce la historia eruptiva y se tienen antecedentes de actividad sísmica mientras que siete presentan fumarolas.

El volcán Tecapa, El Pacayal (Chinameca)Conchagua, Coatepeque, volcán de Izalco , Ilopango, Santa Ana, San Vicente, San Salvador y San Miguel están en la lista de los 10 colosos que mantienen en vilo a las autoridades y expertos vulcanólogos.

Los últimos cinco son considerados los de mayor riesgo por representar una amenaza eruptiva en el menor tiempo posible y están siendo principalmente monitoreados, dice el vulcanólogo Francisco Barahona, profesor de la Escuela de Física e investigador del Instituto de Ciencias de la Tierra de la Universidad de El Salvador. El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) agrega a esta lista el volcán de Izalco.


Infografía del área donde se desarrolla el monitoreo e investigación de los volcanes activos del país.  

Foto del MARN


Estos representan un riesgo por sus antecedentes sísmicos, eruptivos, y daños que ocasionarían para las personas e infraestructura.

Todos los poblados en sus cercanías tienen probabilidades de ser afectados ya sea por una erupción de ceniza o lava, o por un deslave que se origine en las laderas del cono volcánico.

Todo el país está en riesgo de ser afectado por un volcán

Ya sea por una erupción o porque en sus laderas ocurra un deslave

Datos del MARN señalan que El Salvador es un país volcánicamente muy activo y el 90% de su territorio está conformado por materiales de este origen.

Un volcán activo es aquel que presenta o ha presentado algún tipo de actividad eruptiva durante los últimos 10,000 años. Para calificarlos como tales las autoridades salvadoreñas toman en consideración, criterios como si hay registro histórico de erupciones, por lo menos de los últimos 500 años; si se ubica en zona con antecedentes de enjambres sísmicos, si hay presencia de fumarolas y fuentes termales, y si la estructura y morfología volcánica está bien conservada.

Todo el país está en riesgo de ser afectado por un volcán

Ya sea por una erupción o porque en sus laderas ocurra un deslave

Francisco Barahona hace énfasis en que fue desde el año 2001 se empezó a observar más de cerca la actividad volcánica en el país, puesto que antes no se tenía un programa bien establecido de monitoreo ni se contaba con la tecnología adecuada.

Volcanes activos que no son vigilados
La falta de inversión y los pocos recursos no permiten el monitoreo de toda la cadena volcánica, la cantidad de dispositivos que se requieren son muchos y los costos son bastantes significativos, dice Barahona, se necesita mayor inversión incluso para monitorizar los 10 enlistados, explica.

Dado el número de catástrofes que se han tenido desde los años 80 y 90, que causaron muchas muertes como por ejemplo en Nevado Ruíz, en la ciudad de Armero, Colombia (1985), las directrices internacionales van encaminadas sobre todo a una propuesta por la prevención. En el 2012 en El Salvador, un deslave en el volcán de San Vicente causó estragos, soterró varias viviendas en la zona de Verapaz y dejó múltiples daños en insfraestructura sin contar con la cantidad de personas damnificadas.

Ciudadanos informados

Las erupciones volcánicas, los deslizamientos y las inundaciones están entre los escenarios más recurrentes de emergencias en el territorio. Pese a que las autoridades disponen de planes de acción para cada una de esas amenazas es necesario que los ciudadanos identifiquen a los miembros de su comité de Protección Civil local y conozcan las acciones a seguir, dicen los expertos.

Ante la advertencia de una posible erupción volcánica, las recomendaciones son: proteger los ojos y las vías respiratorias; almacenar agua y cubrirla para resguardarla de la ceniza y reforzar puertas y ventanas. Los afectados deben de evacuar la zona de peligro, si las autoridades así lo indican.

Los seis colosos que más riesgo presentan y sus más recientes erupciones

Volcán de San Salvador
Originó dos emergencias en el Siglo XX, la primera fue la erupción de junio de 1917, cuyos vestigios pueden aún ser observados en El Playón. La segunda emergencia de este coloso fue el deslave que sepultó buena parte de la colonia Montebello (1982). Pese a que este último no es un proceso meramente eruptivo, pero sí es un escenarios de riesgo inherente a la característica topográfica del volcán.

Todo el país está en riesgo de ser afectado por un volcán

Ya sea por una erupción o porque en sus laderas ocurra un deslave

Según el Marn, en la actualidad el sistema magmático del volcán de San Salvador se considera como un reservorio que se encuentra con una presión inferior a la del medio que la rodea, es decir en situación estable. Sin embargo, no se puede descartar una reactivación futura.

 

Santa Ana
La mañana del 1 de octubre del 2005 quedó grabada en la mente de los pobladores de las zonas cercanas al volcán Ilamatepec, de Santa Ana, quienes vivieron el despertar del coloso.

Fue alrededor de las ocho de la mañana que el gigante lanzó gases, cenizas y rocas volcánicas que cayeron a dos kilómetros y medio de distancia, además de lodo caliente que llegó hasta el lago de Coatepeque.

A 10 años de la erupción del volcán Ilamatepec, Santa Ana

Es uno de los volcanes en los que expertos realizan constantes monitoreos. Según el especialista en vulcanología, gracias a los estudios que iniciaron allá por el 2001, unos meses antes de esta erupción los parámetros como los de dióxido de azufre indicaban que una emergencia estaba por ocurrir.

San Miguel
A criterio de Barahona, este es el volcán que mayor riesgo representa. Un volcán que luego de su erupción principal el 29 diciembre de 2013 ha continuado emitiendo gases y cenizas afectando principalmente el lado sur oeste del departamento. La más importante erupción de cenizas que ha tenido recientemente fue el 13 de enero de 2016.

“Saber que tiene una erupción reciente es una base para decir que es un volcán activo y que va a seguir ese proceso eruptivo”, explica el vulcanólogo.

San Vicente
Popularmente conocido como “Chichontepec”, este coloso no tiene una historia de erupciones recientes, no obstante existen registros de catastróficos deslaves en épocas lluviosas anteriores como el que ocurrió en noviembre de 2009.

Los expertos señalan que los volcanes que se mantienen dormidos por más tiempo a la hora que entran en actividad son los más peligrosos. Dentro de esta misma línea está el Tecapa (Usulután); Pacayal (Chinameca), Conchagua, Coatepeque y el de Izalco.

Ilopango
Una mega erupción fue producida por la caldera del lago de Ilopango, hace más de 1, 500 años. El catastrófico fenómeno habría destruido todo el entorno en un rango de 100 kilómetros, y habría influido en la salida de la población Maya de El Salvador, según datos históricos.

Un estudio publicado en noviembre del año pasado por investigadores de la Universidad de Bristol, de Reino Unido, comprobó que hay magma acumulado a una profundidad de seis kilómetros por debajo de la caldera y revela que es es uno de los volcanes con mayor potencial eruptivo.

¿Cuál es el riesgo de la caldera de Ilopango?

Según los investigadores, la profundidad a la que se ubica el magma implica que podría ascender rápidamente en caso de una erupción. También mencionan que hay gas en la cámara magmática, lo que podría dar lugar a una erupción explosiva.

Volcán de Izalco
Es uno de los más jóvenes del continente americano, se originó en 1770, cuando un orificio en la falda del volcán de Santa Ana empezó a lanzar humo y cenizas. Mejor conocido como El Faro del Pacífico, desde su formación estuvo erupcionando casi sin cesar durante 196 años.

Su última erupción se registró en 1966, fue muy violenta. Tiene una altura de 1966 metros sobre el nivel del mar. Se ubica entre Izalco y Nahuizalco, en el departamento de Sonsonate.

De acuerdo con informe del MARN, En la actualidad presentan actividad continuada de emisión de gases y excepcionalmente de cenizas, al igual que los colosos de Santa Ana, San Salvador y San Miguel

 

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Prófugo y corrupto, así retratan a Mauricio Funes en caricaturas
Noticias Pandilleros de la MS afirman que han transformado su vida y están arrepentidos de su pasado violento
Noticias La sala VIP de los García, un espacio relajante y de comodidad antes de volar