“No me queda ni un vaso para tomar agua”. Aníbal Peña, de 79 años, perdió su casa en un incendio en Sonsonate

Un anciano perdió su humilde vivienda el pasado domingo cuando una persona quemó la basura a orillas de la carretera.

Por Jonathan Tobías

Mar 10, 2020- 21:30

Aníbal Peña, de 79 años, observa los escombros y cenizas que quedaron luego de que se incendiara su modesta casa.

El siniestro ocurrió la mañana del 8 de marzo en la carretera hacia Acajutla, Sonsonate. Las llamas tardaron unos cuantos minutos en consumir las paredes de madera y el techo de lámina del hogar de Aníbal, en donde vivió durante 27 años.

“No me queda ni un vaso para tomar agua”, exclama el anciano.

A pesar del esfuerzo del Cuerpo de Bomberos por salvar sus pertenencias, el fuego se propagó con inmediatez, avivado por los fuertes vientos que han azotado todo el territorio salvadoreño.

Según estadísticas del Cuerpo de Bomberos, en lo que va del año los incendios han incrementado un 30 % en relación al mismo período de 2019 y se han registrado 126 incendios a nivel nacional; en muchos de los casos, la negligencia al manejar el fuego ha sido el factor predominante.

Un promedio anual de 5,124 hectáreas (un promedio de 50 kilómetros cuadrados) de bosque y maleza se han extinguido a causa del fuego. Según datos de Bomberos desde 2006 hasta 2017 los incendios consumieron 61,496 hectáreas con árboles, cultivos y maleza seca en El Salvador, sucesos que además de contaminar el medio ambiente, acaban con la vida de flora y fauna, que se vuelven cada vez más escasos.

En el caso de Aníbal sucedió de esa forma, al menos en su versión de los hechos. Según él, una vecina salió a la orilla de la calle a quemar basura minutos antes que su casa se incendiara.

Durante el incidente, el septuagenario estaba en San Salvador para ver a su hija y dijo que “nunca imaginé que iba a regresar para encontrarme con nada”. Recuerda que lo primero que hizo fue abrir la puerta y caminar dentro de su vivienda sin decir ni una tan sola palabra.

Melany Peña, hija del señor, al darse cuenta de lo sucedido decidió regresar con su padre a Sonsonate. “Solo vi a mí papá y lo abrace. No podía creer que lo poquito que tenía lo había perdido”, dice, mientras permanece sentada en una roca, observando el terreno, ahora desolado.

La Alcaldía de Sonsonate se hizo presente al lugar del incendio, desde horas de la mañana, para hacer una limpieza general, en donde retiraron trozos de madera, láminas y piedra.

La causa del incendio

El Cuerpo de Bomberos que trabaja en la zona, confirmó que la causa del siniestro fue la quema de basura. “Los fuertes vientos representan un peligro. Lo mejor es no quemar la basura cuando existen estás condiciones climáticas, sino mantenerla aparte en un recipiente”, expresa el Cabo Lázaro Méndez Cerrato, de la delegación de Sonsonate.

Todos estos incidentes se pudieran evitar si las personas se abstienen de quemar basura en los predios donde hay maleza seca, expresa el Cabo Méndez.

Aníbal Peña, a sus 79 años, nunca había pasado por una situación similar; sin embargo, manifiesta que ha sido su segundo golpe duro en la vida, debido a que su esposa falleció hace un año.

“Todo el tiempo he vivido en esta casa llena de bonitos recuerdos y es mí deseo volver a habitarla” dice.

A tal punto llegaba el apego de del humilde señor, que desistía en irse de la casa sin importar en la condición que había quedado.

“Nos costó hacerlo entrar en razón porque el estaba decido, a pesar de no tener un lugar para dormir”, expresa su hija.

Después de un par de horas, don Aníbal decidió quedarse donde un amigo mientras espera alguna ayuda para levantar nuevamente su casa. “Gracias a Dios la alimentación no me ha faltado, pero básicamente he quedado en la calle”, lamentó.

LEE TAMBIÉN:

Más de 5,000 hectáreas se consumen por incendios cada año en El Salvador

El país se enfrenta a vientos, altas temperaturas y acciones humanas que provocan incendios de grandes magnitudes.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad