POLÍTICA: Ley de Agentes ExtranjerosCovid-19: Variante ómicron NEGOCIOS: Bitcoin en El Salvador SUCESOS: Casos de desaparecidos

Gaby, la joven no vidente que emprendió su negocio de masajes relajantes en La Unión

Fueron unas amigas que la animaron a iniciar con el negocio.

Por Insy Mendoza | Nov 11, 2020- 07:00

Joven no vidente puso un pequeño local para dar masajes relajantes en la ciudad de La Unión. Fotos EDH Insy Mendoza

Gabriela Lisseth Santos Méndez, de 27 años, una joven no vidente inició hace varios días hacer realidad sus sueños, de poner un local y ofrecer los servicios de masajes relajantes, y de esa forma ganarse el sustento para ella y su familia.

Santos Méndez, residente en Conchagua, logró establecer su negocio en el barrio Concepción en la ciudad de La Unión. Es apoyada por su hermano Kevin Santos quien se encarga de estar pendiente del local, recibir a los clientes y ordenarles algunas cosas.

Masajes relajantes Gabriela, “ojos de mi corazón”, se lee en la cartulina que puso afuera del local donde avisa a sus clientes el servicio que ofrece, los horarios y el precio.

“Mis amigas empezaron a decirles a otras personas que yo daba masajes relajantes y es así como me estoy dando a conocer, y gracias a ellas que me están motivando para tener mi local”, agregó Gabriela. Foto EDH Insy Mendoza

Su clínica es un pequeño local donde ha improvisado un cuarto con dos cortinas, y una cama para atender a los clientes, no cuenta con los suficientes mobiliarios.

“He perdido mi vista, pero puedo ver con los ojos de mi corazón, he desarrollado mucho mis sentidos del tacto y oído.”, Gabriela Santos Méndez.

Es una joven de familias de limitados recursos económicos, vive con sus abuelos y hermanos; y debido a su situación económica no pudieron llevarla a tiempo cuando empezó a perder la visión.

Gabriela, dice que, a pesar de su discapacidad visual, logró desarrollar al máximo el sentido del tacto, y hace cuatro años empezó hacerle masajes a las amigas de su familia, y fue así como tuvo la idea que ese sería su oficio que le ayudaría a generar algún ingreso económico.

En el 2011 Gabriela viajó a Venezuela, con el apoyo del ex alcalde del FMLN por La Unión, Osmar Cruz, en busca de ayuda para una cirugía en los ojos con los mejores especialistas, y recuperar la visión. Pero los médicos le confirmaron que era imposible, porque el problema estaba muy avanzado.

Tiene esperanzas de encontrar algún apoyo para comprar una camilla, y algunos aparatos para dar mejor atención a los clientes. A los interesados en ayudar pueden comunicarse al teléfono 7523-2967.

 

KEYWORDS

Comunidades Emprendimiento La Unión Personas No Videntes Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad