Funes compró spa y casa para Michy con millonario soborno y fondos de Casa Presidencial

El rastreo que Fiscalía hizo al dinero extraído de Presidencia y los $3.5 millones que, dice, dio Astaldi al expresidente, reveló que lo usó para comprar por $900 mil la casa en Santa Elena y pagar otra en la Maquilishuat para el spa. Funes y Michy tienen orden de captura.

Esta es la residencia de la Sierra Santa Elena que Ada Mitchell Guzmán reportó como su residencia al tramitar su DUI. Fue adquirida con dinero ilícito por Funes, dice FGR. Foto EDH / archivo

Por Mirella Cáceres

Ene 30, 2019- 21:52

El 17 de mayo de 2013, Ada Mitchell Guzmán Sigüenza se presentó a un duicentro en la colonia Escalón para tramitar un nuevo DUI. Allí dio como dirección de domicilio: Sierra Santa Elena, Calle Apaneca, casa #2, Antiguo Cuscatlán. El trámite lo hizo un mes después de haber adquirido el inmueble sin que tuviera capacidad financiera para pagar por él $900,000, asegura la Fiscalía.

Casi seis años después de aquella transacción, las investigaciones fiscales han concluido que el dinero para comprar la residencia salió de Mauricio Funes, y que este lo extrajo de los fondos asignados a la Presidencia durante su administración y de la dádiva recibida por la empresa italiana Astaldi por ordenar un millonario e ilegal arreglo con el que se liquidó el contrato de construcción de la presa El Chaparral.

 

Lea también

Juzgado ordena cuarta orden de captura contra el prófugo Funes por presunto soborno millonario en caso El Chaparral

El Juzgado Noveno de Paz giró una nueva orden de detención internacional contra Funes y Michy, esta vez por el supuesto soborno recibido de Astaldi por $ 3.5 millones

Ada Mitchell Guzmán Sigüenza es acusada además por el Ministerio Público de despilfarrar más de $400 mil de fondos provenientes de Capres, entre ellas $60,000 en dos cirugías plásticas en Estados Unidos. Foto EDH / archivo

Guzmán Sigüenza, una exbailarina de barra show y edecán más conocida como Michy, fue la amante de Funes durante su gobierno y hoy vive en Nicaragua, asilada con él y el hijo de ambos. Ella fue una de las principales beneficiarias del dinero estatal desviado por el exmandatario del FMLN, ha dicho la Fiscalía.

En las dos investigaciones, “Saqueo Público” y “La Presa de la Corrupción”, se establecen los caminos que Funes siguió con la ayuda de otros funcionarios y exmiembros de su grupo financista de campaña “Amigos de Mauricio” para extraer $351 millones del Estado y cómo con parte de ese dinero financió gastos personales, de parientes, y de Michy junto con su parentela.

La casa de la Santa Elena y otro inmueble en la Maquilishuat, donde operaría un salón de masajes y spa, son parte de las evidencias que el Ministerio Público dice tener en contra de Michy, Funes y Menéndez, por lo que los ha acusado del delito de lavado de dinero. Ambos inmuebles han sido incautados.

Le puede interesar

INFOGRAFÍA: El plan de Funes para cobrar la millonaria dádiva de Astaldi en el caso de la presa El Chaparral

Aunque el expresidente intentó borrar la huella de la cobranza de ese dinero, la Fiscalía asegura haber hallado la conexión con el ilícito. El esquema de Funes y Mecafé para hacer llegar a sus arcas personales los $3.5 millones incluyó la creación de empresas fantasma.

Este edificio en colonia Maquilishuat, de San Salvador, también fue comprado con dinero estatal y del soborno a Funes, dice Fiscalía. foto edh

La casa de la Santa Elena fue negociada por Mecafé en las oficinas del Centro Internacional de Ferias y Convenciones (Cifco), dice Fiscalía.

Según el detalle de las investigaciones, Mauricio Funes pagó los $900,000 de la vivienda para Michy en dos formas: la primera fue con un cheque por $325,000 a la empresa Control Investment and Trading Company Corporation, dueña de la vivienda, con fecha 23 de julio de 2013.

Aunque la Fiscalía dice que en la firma de la compra-venta compareció un “ejecutor especial” de la empresa Latin America Spas S.A. de C.V., “detrás del contrato… quien se encuentra es el imputado Menéndez Avelar, cuyos beneficiarios finales del inmueble eran los también imputados Carlos Mauricio Funes Cartagena y Ada Mitchell Guzmán Sigüenza”.

Esa compra-venta se cerró con un cheque por $325,000 que provenían de la cuenta del PFB Bank Inc de Panamá a nombre de Headford Business S.A., una sociedad off shore, que, según la Fiscalía, fue comprada por Mecafé en junio de 2012 por orden de Funes y llegó a recibir $2 millones de Astaldi como parte de la dádiva de $3.5 millones.

Continúe leyendo

INFOGRAFÍA: Así se benefició Michy con parte del millonario soborno para Funes por El Chaparral

Fiscalía dice que Guzmán recibió $1.1 millones del soborno de Astaldi, vía firmas fachada. En otro proceso, la Fiscalía la acusa de haber despilfarrado $499,205 del dinero estatal.

En el rastreo fiscal de las transacciones de esta sociedad se halló que Latin America Spas, la empresa que dirigía Michy y por la que recibía un salario de mensual de $10,000, recibió de esa cuenta del PFB Bank un total de $650,000. De este monto salieron además $125,000 para remodelar esa casa en Santa Elena.

Pero el cheque extendido a la dueña de la casa constituía el último pago para completar el valor real de $900,000. Entonces, ¿cómo le pagaron antes los $575 mil?

La Fiscalía revela que previo al cheque de Latin Américas Spas, la dueña de la vivienda era citada en el Cifco y allí recibió, en efectivo, cinco cuotas de $100 mil cada una y una sexta por $75,000.

La vendedora le dijo además a la Fiscalía que tras la transacción recibió quejas de los vecinos porque la casa llegó a ocuparla Guzmán.

El alto costo de la remodelación

De la investigación también se desprende que tras la adquisición, se iniciaron remodelaciones a la vivienda, las cuales no son detalladas, pero sí que contrataron los servicios de dos constructores, el 10 de julio de 2012, por un valor de $291,783.

El contrato fue firmado dos días antes de formalizar la compra-venta de la casa. Y para canalizar los fondos para este proyecto, se utilizó una cuenta del Banco Hipotecario, a la que se transfirieron los fondos desde la cuenta del FPB Bank, para lo cual “utilizaron las influencias del exmandatario y Miguel Menéndez con el entonces presidente del banco y amigo de este último, Manuel Rivera Castro”, dice la Fiscalía.

Rivera Castro, era el presidente del Banco Hipotecario, y hoy guarda prisión. Es procesado por lavado de dinero en el caso Saqueo Público por facilitar el retiro en efectivo de $291 millones provenientes de la Presidencia de la República de cuentas del Hipotecario.

La Cifra

$900,000 El costo real de la casa compra en Santa Elena

Este monto por la casa en que residía Mitchell Guzmán, amante de Funes, fue pagado en dos formas, según Fiscalía: $575,000 provenientes de fondos de la Presidencia y $325,000 del soborno que Astaldi le dio al exmandatario.

Desvío de fondos

$1.1 Millones

Es el monto total que se desvió para la casa y proyecto de spa de Guzmán provenientes de dádiva a Funes.

Despilfarro

$400 Mil

Poco más de esa cantidad es la que Fiscalía señala a Guzmán de haber despilfarrado y que venían de Capres.

La Frase

“El resto (del pago de la vivienda) se financió con recursos provenientes de los actos de corrupción del exmandatario Mauricio Funes en la Presidencia de la República, investigados en un proceso penal aparte”.

Investigación de la Fiscalía,

Pago con cheque

“De acuerdo a la vendedora (casa en Santa Elena, el precio) fue de $900,000. Su pago fue con un cheque contra la cuenta de Latin America Spas con fondos ilícitos que procedían de la dádiva del arreglo directo (CEL-Astaldi)”.

Investigación de la Fiscalía,

Pero el monto de las remodelaciones fue sustancialmente incrementado, dice Fiscalía, luego de que Michy pidiera cambios en el diseño original. Subió a $434,271.30.

Según la Fiscalía, un testigo le confirmó lo dicho por la dueña del inmueble como las formas de pago y la intervención de Mecafé, pero además de que el dueño real era Funes, ya que este le contó que le había entregado efectivo a Mecafé y que el inmueble era para Ada Mitchell.

En su testimonio, dijo que también había visitado la vivienda y que estaba en perfectas condiciones y con señales de haber sido remodelada recientemente, tanto que tenía cielo falso nuevo, baños nuevos, cocina nueva, piscina, jardines.

“Mauricio Funes también le contó que había gastado unos cuatrocientos mil dólares solo en remodelación y que la remodelación la hizo el arquitecto Hugo Barrientos”, dijo el testigo a fiscales.

Siga leyendo

Las oscuras transacciones de Funes para complacer a Michy con un negocio de masajes

Investigación de Fiscalía dice que Funes usó dinero del soborno para el negocio de spa para complacer a Ada Mitchell Guzmán. $650,000 habrían sido transferidos vía sociedades fachada a Latin America Spas.

Barrientos fue viceministro de Obras Públicas de Funes y está prófugo. Es acusado de lavado de dinero en el caso Saqueo Público por supuestamente recibir $2.6 millones para remodelar la casa de Michy y la que el exmandatario compró a Vanda Pignato en la Residencial Lomas de Altamira, San Salvador.

Un año después de registrar la dirección de Sierra Santa Elena como su hogar, Michy volvió al duicentro el 12 de mayo de 2014 a modificar su DUI con su nueva dirección: Residencial Lomas de San Francisco II, siempre en Antiguo Cuscatlán.

Funes y Mitchell acumulan por este caso una nueva orden judicial de captura internacional.

 

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Julia Haydeé Mora, la Miss El Salvador de 1985 que nunca envejeció
Noticias Cinco hermosos lugares que te pagan por vivir y trabajar en ellos
Noticias Las caricaturas del prófugo Mauricio Funes, nacionalizado para evitar extradición y ser juzgado por corrupción

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad