“Si ustedes me sacan, ¿para dónde me voy?”: Dinora Aguilar pide al Fondo Social para la Vivienda una oportunidad para no perder su casa

El 20 de abril, Dinora y su hijo recibieron una notificación para desalojar su vivienda dentro de los siguientes cinco días hábiles. Dejándolos sin opciones de un lugar seguro para vivir.

Dinora pide al FSV que le den opciones para poder pagar su casa y no perderla. Video cortesía Fespad / https://twitter.com/FESPAD_sv/status/1385976058781085696

Por Damaris Girón

Abr 25, 2021- 12:05

El drama de Dinora Aguilar fue difundido por FESPAD a través de su cuenta de Twitter. En los dos tuits de la institución explican la historia de Dinora y cómo ha llegado hasta el punto de perder la vivienda que tanto ha cuidado durante los últimos 20 años.

La reacción de las autoridades del Gobierno llegó algunas horas más tarde de la publicación. La primera en responder fue Carolina Recinos, quien aseguró que la ministra de Vivienda ya estaba tomando cartas en el asunto, bajo el mismo hilo de tuits la ministra Michelle Sol escribió: “nuestro equipo ya se encuentra realizando el análisis del caso y la brevedad se comunicaran con doña Dinora”.

Lee también: Sin Fodes, la alcaldía de San Miguel no puede pagar 1,340 becas

Falta de acceso a una vivienda digna Dinora Aguilar cuenta que después de los terremotos del 2001, la casa alquilada en la vivían sufrió graves daños y tuvieron que desalojar. Al ver la situación una amiga de ella donó el dinero inicial (prima) para que Dinora comprara su propia casa, sin embargo, en el Fondo Social para la Vivienda (FSV), les dijeron que ella no era sujeto a crédito, por lo que la casa quedaría a nombre del esposo.

Según Aguilar, su esposo se fue hacia Estados Unidos para tratar de pagar la deuda de la casa, pero nunca regresó. El 20 de abril del 2021, llegó una notificación de desalojo a su casa, en la que detallaban que tenían cinco días hábiles para desalojar el lugar.

Dinora Aguilar sufre una discapacidad física pues perdió su pierna derecha y actualmente vive con su hijo, Raúl Ernesto Dera quién sufre de cuadriplejía. Durante años su método de subsistencia ha sido la creación artesanal de bisutería.

Continúa leyendo: El impago del Fodes afecta proyectos ambientales

La pequeña casa ubicada en la colonia Montelimar en Olocuilta es lo único que tienen según dice Aguilar, “yo no pido que la casa me la regalen, yo pido que me den la oportunidad de pagarla con cuotas bajas”, afirma.

A pesar de haber llegado al FSV para tratar de resolver la situación, Aguilar asegura que no ha obtenido una respuesta favorable, “me dijeron que mil veces podía llegar al fondo y que las mil veces iba a obtener la misma respuesta, que no era sujeto de crédito porque no tengo un empleo”, lamenta.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 1 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones