Fiscalía recupera restos de exalcalde de Corinto y tres personas más asesinadas por la guerrilla en el conflicto armado

Las osamentas fueron exhumadas la semana pasada del patio del templo católico en Corinto, Morazán. Las cuatro víctimas fueron asesinadas en febrero de 1982 en el marco de un ataque al referido municipio.

Arqueólogos forenses de la Fiscalía General recuperan las osamentas del exalcalde de Corinto, Morazán; y tres personas más que fueron asesinadas por la guerrilla del Fmln. Foto EDH cortesía Fiscalía General

Por David Marroquín

Ene 15, 2020- 12:44

Los restos de un exalcalde de Corinto, Morazán, y tres personas más estuvieron enterrados por 38 años en el patio del templo católico “San Pablo Apóstol” de Corinto, Morazán, sin que nadie supiera que ahí estaban sepultados.

Los trabajos de reconstrucción que se realizan en el referido templo permitió el hallazgo de las osamentas que pertenecen a cuatro personas asesinadas en 1982 por la guerrilla del FMLN en un ataque al referido municipio.

Una de las víctimas es el exalcalde de Corinto, Morazán, Pablo Berríos; un integrante de la defensa civil y dos personas más, cuyas identidades aún no han sido reveladas. Éstas últimas tendrían 37,40 y 65 años de edad, en ese entonces.

El coordinador fiscal, Julio César Larrama, explicó que los testimonios preliminares señalan que el exalcalde Berríos y las otras tres personas se refugiaron en el templo católico ante una “incursión militar” al referido municipio por parte de la entonces guerrilla del FMLN, realizada en febrero de 1982.

“Las cuatro personas fueron asesinadas y posteriormente enterradas por los pobladores”, según el informe fiscal.

Las osamentas fueron exhumadas entre el seis y diez de enero anterior y fueron llevadas al Instituto de Medicina Legal de Oriente.

La Comisión de la Verdad estableció que la comandancia general del FMLN adoptó y aprobó una política de asesinar a los alcaldes que consideraban que hacían una labor de oposición en las zonas con presencia de la entonces guerrilla.

Señaló la referida comisión que las ejecuciones de los alcaldes por parte del FMLN constituyeron violaciones de las normas del Derecho Internacional Humanitario y de las normas del Derecho Internacional de los Derechos Humanos.

La referida comisión documentó solo los asesinatos de diez alcaldes de municipios de Morazán, San Miguel y Usulután. Estos crímenes le fueron atribuidos al Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) que dirigía Joaquín Villalobos. Hubo otros asesinatos de alcaldes de municipios con presencia de la guerrilla que ninguna otra organización del Frente se los atribuyó.

La Fiscalía informó que el caso del exalcalde Berríos y las otras tres personas se suma a los otros 186 expedientes de víctimas del conflicto armado que están a cargo de un grupo de fiscales.

Entre los procesos se destaca la masacre de El Mozote atribuida a la Fuerza Armada en el marco de un operativo contrainsurgente realizado entre el 10 y 13 de diciembre de 1981.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad